En directo
    Salud
    URL corto
    2686
    Síguenos en

    Las 'chips', junto con los refrescos y los dulces, son consideradas uno de los alimentos más dañinos para la salud. Sin embargo, si bien tienen efectos negativos sobre nuestro organismo, estos se han exagerado. El principal problema no está en su contenido, sino en la forma como se consumen, explicó el dietólogo ruso Iván Alimenko.

    Entre otros alimentos, las chips suelen incluir sal y grasa y, como resultado, tienen un alto valor calórico. Resultan dañinas para la gente con hipertensión porque son saladas. También son perjudiciales para quienes sufren de aterosclerosis por su contenido en colesterol y porque pueden tener efectos negativos sobre los individuos con obesidad precisamente sus calorías, advirtió el experto a Sputnik.

    Sin embargo, hay que entender que muchos alimentos, saludables a primera vista, también pueden no ser tan buenos para las personas con estas dolencias. 

    "Si la gente no compra un paquete de papas fritas, va a comprar una gran cantidad de fruta y engordará aún más, porque estos alimentos contienen fructosa, que participa en la producción de grasa abdominal", aseveró.

    El principal problema de las papas fritas no se oculta en su contenido, sino en la manera como se consumen, considera Alímenko. Si la gente aprende a comerlas en porciones pequeñas, la mala fama de la que gozan puede no estar justificada. Por ello, el dietólogo ruso opina que es importante popularizar la venta de pequeños paquetes de estos alimentos dañinos.

    "Si los paquetes pequeños fuesen más baratos que los grandes, eliminarían fácilmente estos riesgos y amenazas. La gente compra envoltorios grandes porque ofrecen un mejor precio por kilo y luego se los comen todos", concluyó.
    Etiquetas:
    chips
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook