21:19 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    Cerebro, imagen referencial

    Tener plata te cambia el cerebro (científicamente probado)

    © CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    8231
    Síguenos en

    El estatus socioeconómico de las personas puede afectar su salud cerebral de una manera inesperada. Un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de Texas ha revelado algunas relaciones antes desconocidas entre el estatus social y las aptitudes cognitivas.

    En el estudio participaron 304 personas de edades comprendidas entre los 20 y los 89 años, clasificadas según su nivel educativo, su carrera profesional y sus ingresos. De este modo se determinó su nivel socioeconómico y se llevó a cabo una tomografía por resonancia magnética que determinó su densidad neuronal y su estado de salud.  

    Tema relacionado: Pensar en voz alta, un insólito método para mejorar nuestro rendimiento intelectual

    Las investigaciones anteriores demostraron que los cerebros de los niños pueden cambiar si se educan con carencias en su educación, nutrición y acceso a la atención sanitaria.

    "Sabemos que el estatus socioeconómico influye en la estructura del cerebro en la infancia y en la vejez, pero surgió una brecha en la investigación", señaló el doctor Gagan Wig, neurocientífico de la Universidad de Texas en Dallas, citado por la revista especializada Pnas.

    No obstante, los resultados del estudio demuestran que el nivel socioeconómico sigue afectando al desarrollo y salud de nuestro cerebro, características determinadas por la fuerza de las conexiones neuronales y por la masa de sustancia gris.

    Así, los adultos de mediana edad —con edades comprendidas entre los 35 y los 64 años— mostraron una fuerte correlación entre su nivel socioeconómico y su actividad cerebral. Esto implica que presentaban un riesgo considerablemente menor de sufrir demencias o enfermedades en la vejez como el Alzheimer, el Parkinson o la pérdida de memoria.

    Mientras tanto, las personas con un nivel económico más bajo mostraron signos de envejecimiento cerebral algo prematuro, lo cual indica que son más propensas a sufrir demencias propias de una edad avanzada.

    También: ¿Cómo 'hablan' las neuronas? Este escáner en forma de casco podría averiguarlo

    El estudio concluye que está probada la influencia de un entorno determinado en nuestra salud cerebral. Asimismo, subrayan que aún hay muchos aspectos ambientales que también pueden afectar la salud mental de una persona, como por ejemplo la reducción del estrés, el aprendizaje activo, el uso de las funciones cognitivas y la forma física.

    Sin embargo, esta teoría ya ha sido cuestionada por otros científicos. Así, el profesor Derek Hill, un especialista en imagenología médica del University College de Londres, señaló en una entrevista para The Independent que "el estudio es demasiado pequeño como para proporcionar evidencias claras de un vínculo —entre entorno y salud mental— y una investigación más profunda ayudaría a aclarar si los hallazgos son reales o aleatorios".

    Además:

    Reprogramar neuronas: el futuro para tratamientos en Alzheimer y Parkinson
    ¿Podrían los videojuegos ayudar a evitar la enfermedad de Alzheimer?
    ¿Olvidas dónde dejaste la llave? Este nuevo método te podría ayudar con la memoria
    ¿Cómo se debe leer para retener más (y mejor)?
    Etiquetas:
    cerebro, salud, inteligencia, dinero
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik