Widgets Magazine
En directo
    Alcoholismo (ilustración)

    Sale a luz la principal causa del alcoholismo

    CC0 / Pixabay
    Salud
    URL corto
    140

    La dependencia del alcohol está directamente relacionada con el desequilibrio de la dopamina en el organismo, según un estudio realizado por un equipo internacional de científicos de Rusia, Francia y EEUU.

    De acuerdo con los investigadores del Instituto de Física Aplicada de la Academia de Ciencias de Rusia, la Escuela Normal Superior de París y la Universidad de Indiana (EEUU), las bebidas alcohólicas rompen el equilibro de las neuronas que segregan 'la hormona del placer'.

    La síntesis de dopamina lleva a la formación de determinados hábitos, entre ellos el consumo excesivo de alcohol. Sin embargo, es necesario un balance específico de señales para que se garantice el comportamiento adecuado de una persona, señala el estudio.

    "El alcohol puede cambiar la actividad de las neuronas en la corteza prefrontal del cerebro, así como las características de las propias neuronas que segregan dopamina. El estímulo vinculado con el consumo de alcohol no tiene en realidad tanta importancia en la motivación y el comportamiento, si bien a causa de la dopamina sí la acaba ejerciendo", pone de relieve la investigación.

    De este modo, bajo la influencia del alcohol, la dopamina influye en el llamado 'centro de satisfacción', ubicado en el cerebro, causando una sensación de anticipación y placer. Posteriormente, la dependencia se intensifica debido a los efectos de la dopamina. 

    Más: ¿Adivina quién es alcohólico?

    Según opinan los investigadores, este revolucionario estudio podría contribuir de manera decisiva al tratamiento del alcoholismo.

    Además:

    Locos de amor por el alcohol: un gen predispone hacia su consumo
    La cultura del consumo de alcohol cambia en Rusia
    Muerte de adolescente reaviva debate sobre el consumo de alcohol
    ¿Adiós a las resacas? ¡Una bebida alcohólica sin efectos negativos!
    Etiquetas:
    hormonas, cerebro, alcoholismo
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik