En directo
    Rusia
    URL corto
    0 80
    Síguenos en

    Paleontólogos rusos encontraron cerca de Kerch restos de ballenas del Mioceno tardío del género Zygiocetus. Es la primera vez que se hallan estos animales en la península de Crimea.

    Entre 14 y 10 millones de años atrás, en el Mioceno, en el mar Negro, Caspio y de Aral, se encontraba el mar de Sarmata, mientras que la actual península de Crimea y la región del Cáucaso eran sus islas. El mar de Sarmata fue habitado por las ballenas barbadas de la familia Cetoterium, parientes de la moderna ballena azul. Tenían un tamaño bastante modesto (entre tres y cuatro metros de longitud) y se alimentaban de pequeños organismos acuáticos, filtrándolos como las ballenas barbadas actuales.

    La familia Cetoterium incluía el género Zygiocetus, llamado así por los zigos. Los antiguos griegos y romanos usaban esta palabra para referirse a las asociaciones tribales de los circasianos y abjasios que vivían en la antigüedad en el noroeste del Cáucaso. Fue allí (en el territorio de la actual república rusa de Adigueya) en 2014 que los paleontólogos rusos descubrieron por primera vez un representante de este género: Zygiocetus nartorum. Los restos de varias ballenas estaban ubicados cerca entre sí, como si los animales hubieran saltado hacia la tierra.

    En 2018, en la orilla derecha del río Melek-Chesme, a cinco kilómetros al noroeste de la ciudad rusa de Kerch, los científicos del Instituto Paleontológico Borisyak de la Academia de Ciencias de Rusia y la Universidad Vernadsky de Crimea encontraron un esqueleto de cetáceo casi completo y fragmentos de esqueletos de tres individuos más: partes del cráneo, vértebras lumbares, huesos de las extremidades anteriores. Se ubicaron de manera similar a como se encontraban los huesos de Zygiocetus en Adigueya, se subraya en un informe de la Academia de Ciencias de Rusia.

    Los investigadores estimaron la ubicación y la forma del hueso frontal, las órbitas, el hueso supraoccipital y otros elementos y concluyeron que los animales pertenecían al género Zygiocetus. También notaron que las ballenas de Crimea, igual como de Adigueya, carecen de huesos entre oscuros. La forma general del cráneo y la estructura de los huesos adyacentes al oído interno también indicaron una estrecha relación de los fósiles.

    Crimea estaba en la parte central del mar de Sarmata. El descubrimiento de Zygiocetus cerca de Kerch indica que estos cetáceos también habitaban zonas marítimas más cerca del centro del embalse, y no solo en el Cáucaso. Y el hecho de que los restos de Zygiocetus yacen cerca del río Melek-Cesme, al igual que los huesos de animales de la misma especie se ubicaron en Adigueya, sugiere que las Zygiocetus a menudo fueron arrastradas a tierra en esta región.

    Las últimas décadas los únicos cetáceos que habitaban el mar Negro eran los delfines. Sin embargo, despues de la entrada de Crimea en Rusia se registraron las entradas de ballenas reales, quizas, por el aumento de la masa del bioplancton y la formación de grandes grupos de estos pequeños crustáceos en el mar Negro.

    Etiquetas:
    ballenas, fósiles, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook