SputniK
Abjasia, una tierra milenaria en camino a renacer de sus cenizas
por Denis Lukyanov

Fortaleza de Anacopia
Foto: © CC BY-SA 4.0 / Hons084

Abjasia es una república independiente en las montañas del Cáucaso que vivió un conflicto armado devastador con Georgia y pugna por renacer de sus cenizas.

Si bien las calles de las ciudades abjasias todavía muestran las cicatrices de la guerra, los turistas acuden en masa a este país para contemplar la belleza infinita de su naturaleza y conocer su historia.
Mapa de Abjasia en Europa
Public Domain
Superficie
8.660 km2
Habitantes
243.206
Densidad
28 hab/km2
Huso horario
UTC+3
Montañas de Abjasia
© Sputnik / Tomas Tkhaytsuk
Abjasia es un país minúsculo localizado en la parte suroccidental de la cordillera del Cáucaso. Su superficie total ronda los 8.600 km2, un tamaño similar al de Puerto Rico. Las aguas del mar Negro bañan sus costas.

El clima templado subtropical explica por qué se trata de una tierra fértil, donde abundan diferentes tipo de frutos. Las montañas cubren el territorio de los vientos fríos que provienen del norte.
El clima en las zonas montañosas y en las costas es distinto. En el Cáucaso abjasio, las temperaturas son más bajas y las condiciones meteorológicas más duras.

De ahí que la mayoría de las ciudades y otras localidades estén ubicadas en las inmediaciones de la costa.

Agosto es el mes más cálido en la capital abjasia, Sujum. Las temperaturas medias oscilan entre los 20oC y los 28oC.
Lugares de interés
Monasterio de Nuevo Athos
© Sputnik / Tomas Tkhaytsuk

Uno de los principales lugares de interés turístico de Abjasia es el lago Ritsa, situado en una zona montañosa a solo 50 kilómetros de la localidad de Gagra, cerca de la frontera con Rusia. El lago es de origen glacial-tectónico, de manera que el agua es fría y cristalina. Las orillas albergan las residencias no oficiales de dos exlíderes de la URSS, Iósif Stalin y Leonid Brézhnev.

El territorio adyacente al lago forma parte de la Reserva Nacional de Ritsa, creada en 1930, a una altura de 950 metros sobre el nivel del mar. Cerca de este parque natural se encuentra la cascada de Guega, que tiene 40 metros de altura y que sale directamente de una grieta en la montaña.
La localidad con mayor cantidad de lugares de interés turístico es Novi Afón, también conocida como Nuevo Athos. El nombre se debe al monasterio que se encuentra en su territorio. Los monjes del Monte Athos fundaron este complejo en Grecia en 1875. Hoy, el monasterio de Nuevo Athos atrae a peregrinos y turistas que arriban principalmente de Rusia.

En el centro de Novi Afón está la montaña de Iveria, en cuya cumbre se halla la Fortaleza de Anacopia. Esta infraestructura defensiva la fundaron a finales del siglo VII los bizantinos. En el siglo XI se erigió la torre principal de la fortaleza. La fortificación se convirtió en el escenario de varios combates, entre ellos la batalla contra las fuerzas del Califato árabe de los omeyas.
En pleno corazón de Novi Afón se halla la entrada a la conocida cueva homónima, que tiene una profundidad de 183 metros y un volumen de aproximadamente un millón de metros cúbicos. La Cueva de Novi Afón está compuesta de nueve salones. Para acceder al interior se utiliza un metro especial, una especie de ferrocarril subterráneo de pequeño tamaño.
Pueblo
Un abjasio baila
© Sputnik / Mikhial Mokrushin

Abjasia ha sido desde el principio un país multinacional y multicultural, pero la mayor parte de la población constó casi siempre de individuos de etnia abjasia. De acuerdo con las estimaciones del Departamento Estatal de Estadísticas de Abjasia, el 51% de la población del país es abjasio.

En segundo lugar están los georgianos, quienes constituyen el 19%. Otra porción importante la componen los armenios y los rusos.
La religión es mayormente cristiana, pero hay una fuerte presencia de musulmanes, ateos y practicantes del paganismo.

Mucha gente de etnia abjasia practica el sincretismo religioso, es decir, tiene su propia religión tradicional, pero la compatibilizan con otro credo más extendido, como el cristianismo o el islam. El dios supremo y creador de la vida es Antsua, si bien no es el único: hay otras deidades. La fe abjasia sobresale por su carácter animista. La religión tradicional cuenta con varios templos en el territorio del país.
A partir de los años 90 del siglo XX, la fe folclórica abjasia ha venido cobrando impulso. Una parte considerable de los cristianos abjasios no va a misa ni ayuna. Los musulmanes, entretanto, comen carne de cerdo, beben alcohol, no se hacen la circuncisión ni peregrinan a La Meca.

Los abjasios hablan diferentes idiomas, pero el de comunicación intercultural es el ruso. La lengua nativa de los habitantes de etnia abjasia es el abjasio, que pertenece al grupo de lenguas caucásicas noroccidentales. Su fonética y gramática son bastante complicadas.
Tiempos pretéritos
Sujum, en un cuadro del pintor ruso Vereschaguin
Public Domain

El territorio de la actual Abjasia y Georgia Occidental en la antigüedad era conocido como Cólquida. Estuvo poblada tanto por numerosas tribus abjasias como por pueblos kartvelianos —iberocaucásicos, antepasados de los georgianos—.
En el siglo VI, antes de la era común, los griegos colonizaron el territorio de la Abjasia contemporánea y fundaron varias ciudades en la costa del mar Negro, entre ellas, Dioscurias, donde hoy se ubica la capital abjasia, Sujum.

Las colonias griegas alcanzaron su mayor prosperidad entre los siglos III y I, antes de la era común.
Las afueras de Sujum en 1859
Public Domain
En el siglo I llega la era del dominio del Imperio romano. Roma administró esta zona hasta el siglo IV. Aproximadamente en esta época, la población local adopta el cristianismo y el territorio pasa a ser controlado por el Imperio bizantino. Se construyen por entonces numerosas iglesias cristianas.
A finales del siglo VII y a principios del VIII, la costa abjasia sufre invasiones árabes. A finales del siglo VIII, se logra la independencia del Imperio bizantino y se funda el Reino de Abjasia, que también incluye a Georgia Occidental.

El Estado soberano permaneció en pie hasta el siglo XV, cuando pasó a formar parte del Reino de Georgia.
Un barco británico cerca de las costas de Sujum (1856)
No copyright
La llegada del siglo XVI marca una nueva fase en la historia nacional. El Imperio otomano empieza a dominar esas tierras.

Los turcos construyeron una gran cantidad de fortificaciones y convirtieron al islam a una parte considerable de los lugareños. Muchos abjasios se rebelaron contra la hegemonía turca en numerosas ocasiones.
Historia contemporánea
La ciudad de Sujum en 1912
Public Domain

Los príncipes abjasios encontraron protección contra el dominio turco en el Imperio ruso. El Principado de Abjasia se incorpora así al Estado ruso. El principado deja de existir en 1864 y Rusia lo reorganiza en el Distrito militar de Sujum, lo que provoca una gran oleada de emigrantes.

Durante la guerra civil rusa, Abjasia pasa a integrar el Estado georgiano, pero, en marzo de 1921, se proclama la República Socialista Soviética de Abjasia, independiente de Georgia. Después la república volvió a formar parte de la Georgia socialista.

En tiempos de la Unión Soviética, Abjasia prosperó. Fue un importante centro turístico y el centro federal contribuyó sobremanera al desarrollo económico y de infraestructuras de esta área.
Pero la época de prosperidad y paz dio paso a una guerra sangrienta que desembocó en la desintegración de la URSS. El conflicto armado comenzó en 1992 y duró hasta 1993, cuando culminó con la victoria de las fuerzas abjasias. Según diferentes fuentes, la guerra estuvo marcada por crímenes de lesa humanidad cometidas por ambos bandos.

Cuando el conflicto armado concluyó en 1993, la mayor parte del territorio quedó bajo el control de las fuerzas abjasias, mientras que una porción menor en el noreste pasó a Georgia. La situación cambió en 2008 a causa de la guerra de Osetia del Sur. Con la ayuda de los militares rusos, las Fuerzas Armadas abjasias establecieron su control sobre la zona, restaurando el orden en toda Abjasia.
Como consecuencia del conflicto armado, Moscú reconoció la independencia tanto de Abjasia como de Osetia del Sur. A Rusia le siguieron Venezuela y Siria, y algunos otros países.

La situación en Abjasia es segura a día de hoy. La república atrae grandes cantidades de turistas, sobre todo de Rusia y otros países exsoviéticos, y vive fundamentalmente del turismo.
Soldados abjasios durante un desfile
© Sputnik / Tomas Tkhaytsuk
|
'); if ($('#rec152610963 .t-btn[data-btneffects-first], #rec152610963 .t-submit[data-btneffects-first]').outerWidth() > 230) { $('#rec152610963 .t-btn[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects, #rec152610963 .t-submit[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects').addClass('t-btn_wrap-effects_md'); } if ($('#rec152610963 .t-btn[data-btneffects-first], #rec152610963 .t-submit').outerWidth() > 750) { $('#rec152610963 .t-btn[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects, #rec152610963 .t-submit[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects').removeClass('t-btn_wrap-effects_md'); $('#rec152610963 .t-btn[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects, #rec152610963 .t-submit[data-btneffects-first] .t-btn_wrap-effects').addClass('t-btn_wrap-effects_lg'); } });
© 2019 Sputnik. Todos los derechos reservados

Fotos: Sputnik, Wikimedia Commons
Texto: Sputnik
Diseño: Denis Lukyanov