En directo
    Rusia
    URL corto
    0 110
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Las pruebas de los misiles hipersónicos rusos Tsirkon y Kinzhal no contradicen los compromisos internacionales de Rusia, declaró Vladímir Ermakov, director del Departamento de No Proliferación y Control de Armas de la Cancillería rusa.

    "Rusia asumió compromisos con el Tratado START y no tiene más acuerdos vinculantes sobre la reducción de armas estratégicas", dijo al comentar las publicaciones de algunos medios de comunicación occidentales.

    Según afirman estos medios, los lanzamientos de los misiles hipersónicos rusos contradicen los compromisos de Moscú con el control de armas.

    "En realidad, se trata de un proceso de desarrollo normal de las Fuerzas Armadas", comentó Ermakov.

    Ermakov añadió que Rusia insta a Estados Unidos a ponerse de acuerdo para prolongar el Tratado START III, que vence en febrero de 2021.

    "Ese tema lo estamos debatiendo con Estados Unidos y confiamos en que se logre un acuerdo positivo", destacó.

    Entretanto, Ermakov ya había declarado que la ulterior reducción de las armas ofensivas estratégicas sería imposible sin tomarse en cuenta los arsenales nucleares de Francia y el Reino Unido.

    Refiriéndose a la insistencia de EEUU de incorporar a China al Tratado START, Ermakov dijo que Washington no ha presentado por ahora ninguna propuesta concreta al respecto.

    "Estados Unidos no ha hecho ninguna propuesta concreta sobre cómo quisiera ver ese posible diálogo, y en el caso de China, este país reacciona tranquilamente y no está interesado en debatir el tema", afirmó Ermakov.

    El Tratado sobre las Medidas para la Ulterior Reducción y Limitación de las Armas Ofensivas Estratégicas (START III), que Rusia y Estados Unidos suscribieron en 2010, es el único acuerdo que vincula a las dos grandes potencias después de que Washington rompiera definitivamente en agosto pasado el Tratado INF de misiles de medio y corto alcance.

    Hasta el momento el Gobierno estadounidense no ha anunciado si planea prolongar el acuerdo START III, que limita los arsenales de los dos países a un máximo de 700 misiles desplegados, 1.550 ojivas nucleares y 800 vehículos correspondientes, desplegados y en reserva.

    Las conversaciones ruso-estadounidenses para extender el tratado se han atascado debido a los recelos recíprocos sobre el desarrollo de nuevas armas.

    Moscú considera que deben tomarse en cuenta los arsenales nucleares de Francia y el Reino Unido, países que no participan en ningún proceso de control de armas. Washington, por su parte, insiste en un tratado a tres bandas con Moscú y Pekín.

    Armas en el espacio

    El diplomático también declaró que Moscú no descarta que EEUU y sus aliados podrían colocar armas en el espacio en el futuro próximo y seguirá tomando medidas para prevenir tal desarrollo de acontecimientos.

    "Es probable que en el futuro próximo seamos testigos de la aparición en el espacio de armas de EEUU y, probablemente, de sus aliados de la OTAN, lo cual sería un desarrollo de acontecimientos muy peligroso, que intentaremos impedir", dijo Ermakov.

    El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, declaró antes que Moscú insta a los países de Occidente a elaborar medidas aceptables para todas las partes para prevenir la confrontación militar en el espacio.

    El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció a finales de 2019 la creación de la Fuerza Espacial en su país.

    El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a su vez comunicó que existen planes de definir el espacio como una nueva esfera de operaciones de la Alianza y al mismo tiempo aseveró que la OTAN no planea colocar armas en el espacio.

    La Asamblea General de la ONU había aprobado antes tres resoluciones propuestas por Rusia: sobre el compromiso de no ser el primer país en colocar armas en el espacio, sobre la prevención de la carrera armamentista en el espacio y sobre las garantías de la transparencia y la confianza en esta materia, recordó Yermakov y dijo que EEUU ha organizado últimamente una amplia campaña encaminada a minar la primera resolución.

    También señaló que sus aliados empiezan a votar en contra de acatarla y hablar de la posibilidad de lanzar operaciones militares en el espacio, así como toman medidas para adecuar respectivamente sus fuerzas armadas.

    Programa nuclear de Irán

    Asimismo, Vladímir Ermakov, llamó a los medios occidentales a dejar las especulaciones sobre el programa nuclear iraní.

    Antes la agencia Reuters filtró un informe del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) sobre las reservas de uranio poco enriquecido de Irán.

    "Yo no especularía sobre el informe del OIEA. Hasta ahora la actividad nuclear iraní es transparente en el marco del OIEA", dijo Ermakov en una rueda de prensa en Moscú.

    El alto funcionario diplomático se refirió también a las declaraciones del director general del OIEA, Rafael Grossi, de que Teherán no entregó al organismo información solicitada y que se arriesgaba a provocar una crisis si no colaboraba.

    "Irán cumple sus compromisos con el OIEA y por eso no podemos hablar de irregularidades. Irán tiene interés por colaborar estrechamente con el OIEA y esta es la piedra angular de su política", indicó.

    Ermakov insistió en que "podrán hacerse distintas especulaciones, pero lo importante es que Irán cumple sus obligaciones ante el OIEA".

    "Las valoraciones que aparecen en los medios de comunicación son simples especulaciones", remarcó. 

    El diplomático señaló también que el país persa tiene interés por seguir siendo parte del Tratado de No Proliferación Nuclear, vigente desde 1970.

    La ONU realiza cada cinco años una revisión de ese tratado, la próxima esta prevista para este año.

    Ermakov abordó también el Plan de Acción Integral Conjunto (PAIC), como se conoce al acuerdo nuclear que Irán y el Grupo 5+1 (China, Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y Rusia más Alemania) sellaron en 2015.

    "Rusia hace lo posible para salvar el acuerdo, para que se cumpla estrictamente la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU, pero es difícil cuando Estados Unidos, país parte de ese acuerdo, incumple gravemente sus compromisos", puntualizó.

    El diplomático insistió en que Washington complicó el panorama al abandonar unilateralmente el PAIC en 2018.

    En mayo de 2018, Washington rompió el acuerdo y empezó a imponer sanciones contra Irán con el argumento de que ese país seguía desarrollando armas nucleares.

    Un año después de la retirada de Estados Unidos, Irán comenzó a recortar gradualmente el cumplimiento de sus compromisos nucleares ante la falta de avance del resto de países signatarios para contrarrestar las restricciones norteamericanas.

    Etiquetas:
    Kinzhal, Tsirkon, misil hipersónico, pruebas, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook