Widgets Magazine
17:48 GMT +316 Septiembre 2019
En directo
    Guerman Gref, presidente del mayor banco estatal ruso, Sberbank

    'Democracia soberana': principal banquero ruso comenta la remoción de los oligarcas del poder

    © Sputnik / Ramil Sitdikov
    Rusia
    URL corto
    5480
    Síguenos en

    El director del más grande banco ruso Sberbank, Guerman Gref, afirmó que en los últimos 19 años en Rusia se han realizado "trabajos quirúrgicos" para sacar a los oligarcas del poder. Esta situación es el resultado de una estrategia gubernamental llamada 'democracia soberana', que devolvió las riendas del poder a los representantes del Gobierno.

    "Yo tuve que lidiar con oligarcas en todos los sentidos. Los primeros años de nuestra actividad están directamente relacionados a la gran cantidad de los llamados oligarcas", confesó el empresario.

    De acuerdo con Gref, en las décadas de los 1990 y 2000 todos los medios de comunicación rusos estaban en manos de oligarcas y sus publicaciones eran encargadas por ellos. Es por eso que los magnates tenían incluso más poder que el Gobierno, que carecía de estos instrumentos.

    El viceprimer ministro de la Federación Rusa, Arkadi Dvorkóvich
    © Sputnik / Mikhail Klimentyev

    El tema del poder oligárquico ha estado palpable en la sociedad rusa durante años. Después de la desintegración de la URSS, los oligarcas controlaban los principales sectores de la economía de Rusia y promovían a sus allegados en las diferentes instituciones de poder para que defendieran sus intereses.

    El funcionario dice que no quisiera volver a esos tiempos ya que, según el empresario, el país no debe ser rehén de los intereses de los magnates.

    "Las funciones del Estado y de las empresas no deben confundirse, cada uno debe dedicarse a sus tareas", aseguró.

    Tras la llegada de Vladímir Putin al poder, el Gobierno central con ayuda de las instituciones de seguridad logró rescatar gran parte del poder perdido en una estrategia extraoficial denominada 'democracia soberana'.

    Muchos oligarcas, como el magnate Boris Berezovski, decidieron huir del país; otros, como Mijaíl Jodorkovski, fueron apresados y pagaron condenas por apropiación ilícita de recursos. Por último, en Rusia quedaron los magnates que aceptaron abandonar el poder y dedicarse solo a las negocios, como Román Abramovich o Alisher Usmánov.

    Etiquetas:
    Rusia, Guerman Gref
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik