03:03 GMT +323 Noviembre 2017
En directo
    La impresora 3D rusa Anisoprint Composer

    Made in Russia: la impresora 3D personal, pronto en el mercado internacional (vídeo)

    © Foto: Anisoprint
    Rusia
    URL corto
    41624190

    La empresa rusa Anisoprint —residente del centro de innovaciones Skolkovo— se prepara para presentar la primera impresora 3D personal para imprimir materiales compuestos. La presentación se llevará a cabo en Fráncfort del 14 al 17 de noviembre.

    Se trata de la serie de impresoras Anisoprint Composer que incluye tres modelos de tamaños diferentes.Anisoprint desarrolló una tecnología de impresión tridimensional de piezas de plástico reforzado con fibras continuas.

    La tecnología es la siguiente: en la impresora se cargan dos bobinas con un alambre compuesto reforzado y un hilo de plástico convencional. En la extrusora, el hilo se derrite cubriendo el alambre, lo que permite colocar fibras en cualquier dirección, creando materiales compuestos de cualquier forma y complejidad.

    Este método hace posible producir muestras de material compuesto más resistentes que los desarrollos de otros países. En el vídeo de promoción, disponible en ruso, se puede apreciar cómo una pieza imprimida por Anisoprint soporta la presión de 32 kilogramos (a partir de las 01:30 de la grabación):

    "Por primera vez en el mercado aparece una impresora 3D personal que permite obtener piezas de material compuesto polimérico 10-15 veces más resistente y rígido que el plástico habitual. Nos agrada que este producto se haya desarrollado completamente en Skolkovo", comentó Vladímir Túrtikov, director operacional del clúster de tecnologías avanzadas de producción del centro de innovaciones.

    La única competencia directa de Anisoprint es la empresa estadounidense Markforged que también produce impresoras 3D de materiales compuestos, señaló a Sputnik Fiódor Antónov, director general de la empresa rusa. Sin embargo, él aseguró que Rusia ofrece al mercado "una tecnología más flexible".

    "Mientras que Markforged puede usar solo nailon como plástico, nosotros aplicamos cualquier plástico, dependiendo de las necesidades del cliente", observó.

    Además, el equipamiento y el material rusos son más asequibles, añadió el gerente.

    "La impresora más barata de Markforged cuesta más que la nuestra más cara, aunque son aparatos de la misma clase. En cuanto a los materiales, los de la empresa estadounidense son 3 veces más caros", subrayó.

    Otra ventaja realmente importante para muchos clientes es la seguridad y la protección de la propiedad intelectual que ofrece la rusa Anisoprint.

    "Anisoprint Composer puede trabajar sin conectarse a internet, mientras que Markforged se administra a través de la 'nube'", explicó Antónov.

    El aparato ruso ya cuenta con unos 50 compradores potenciales. Aproximadamente la mitad de ellos son de Rusia.

    Se trata principalmente de centros de investigación, laboratorios, universidades y pequeñas empresas que suministran piezas para aviones pequeños, drones y robótica. Las primeras entregas están previstas para el verano-otoño del próximo año. Ya se conocen los precios de Anisoprint Composer: las impresoras costarán entre 4.900 euros y 8,900 euros, según el modelo.

    Le puede interesar: La primera vivienda de Europa creada con una impresora 3D (fotos, vídeo)

    Además:

    El fabricante del tanque Armata incorpora la primera impresora 3D industrial
    Made in Russia: robots cargadores para almacenes inteligentes (vídeos)
    Made in Russia: ingenieros rusos crean una impresora 3D 'espacial'
    Científicos rusos elaboran impresora 3D para edificar en la Luna (vídeo)
    Etiquetas:
    mercado, tecnología, impresión 3d, impresora 3D, Skolkovo, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik