En directo
    Reportajes
    URL corto
    Por
    130
    Síguenos en

    Niños, jóvenes, adultos y ancianos por igual participaron este año de una nueva acción solidaria coordinada por la Fundación Sí, en la que familias enteras se acercaron a construir con sus propias manos regalos que son repartidos a otras familias en situaciones vulnerables.

    Las paredes están pintadas de colores, con dibujos de estrellas y corazones, y el ruido de los ventiladores de pie suenan casi tan alto como la música alegre que sale de un equipo de música. Una niña se prueba la máscara de fieltro que acaba de hacer con ayuda de sus padres, otro chico termina de pintar un autito de madera y otros cosen con plena concentración a pesar de su corta edad.

    • Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 4
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Voluntarios de todas las edades quisieron ser ayudantes de Papá Noel para alegrar a los chicos que menos tienen

    La sede de Fundación Sí, ubicada en el barrio porteño de Colegiales, rebalsa de vida. Familias enteras y sobre todo niños y jóvenes de todas las edades se acercaron a participar de una de las acciones solidarias que realiza esta ONG desde 2013: la fábrica de juguetes.

    "Me divirtió y me gustó mucho, es como darle amor a las personas que no tienen nada. Hice una ballenita con un molde", dijo a Sputnik Ramiro, de nueve años, que está acompañado por su abuela Beatriz, quien contó que ya han participado dos veces en el pasado ya que su hija, la madre del pequeño, colabora con la organización.
    Beatriz y su nieto Ramiro se acercaron ya por tercera vez para dar una mano en esta acción solidaria
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Beatriz y su nieto Ramiro se acercaron ya por tercera vez para dar una mano en esta acción solidaria

    La "fábrica de juguetes" estuvo abierta desde el 17 al 24 de diciembre, durante un horario vespertino, para que las familias pudieran acercarse después del horario de clases. Al caer las 20 horas, las cajas con juguetes van llenándose y se van despachando a los diferentes centros comunitarios con los que la organización está conectada. La acción solidaria se replica también en otras ciudades del país, en días señalados.

    Tiara y Sofía son hermanas y cuentan que están felices de participar y de ayudar para que otros niños tengan una Navidad donde no les falte un regalo. "Tomando acciones como esta, que son muy chiquitas porque no nos cuesta nada venir acá una tarde, vamos rompiendo con esta brecha de desigualdad que hay. Es muy linda experiencia", dijo a Sputnik Sofía.

     Tiara y Sofía son hermanas y se acercaron a participar por primera vez gracias a su tía
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Tiara y Sofía son hermanas y se acercaron a participar por primera vez gracias a su tía

    Desde principios de mes, se recibieron también juguetes nuevos y usados en buen estado para obsequiar a los chicos de 1.200 centros comunitarios de todo el país y alimentos para preparar la cena navideña, como tapas de empanadas, latas de conserva, panes dulces, budines, confituras. El 24 y el 31 de diciembre la fundación realizará recorridas nocturnas para acompañar y ofrecer una cena a personas sin hogar.

    "La idea es que ningún chico se quede sin un juguete. Apelamos a la voluntad de la gente que participa y que nos conoce a que vengan a compartir una acción solidaria sabiendo que los juguetes que se realizan acá van a ser entregados, no solo en comedores y merenderos sino también en situación de calle", dijo a Sputnik María Tomassoni, voluntaria de Fundación Sí.

    María Tomassoni, voluntaria de Fundación Sí y coordinadora de la fábrica de juguetes
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    María Tomassoni, voluntaria de Fundación Sí y coordinadora de la fábrica de juguetes

    Fundación Sí realiza los 365 días del año recorridas de relevación y acompañamiento a las personas sin techo en la capital y el Gran Buenos Aires, así como en otras 12 ciudades del país.

    Etiquetas:
    ONG, juguetes, Navidad, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik