En directo

    ¿Está China preparada para una guerra fría con EEUU?

    Telescopio
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    El Ministerio de Defensa chino calificó como "extremadamente erróneo y muy peligroso" el saludo de EEUU a la presidenta independentista de Taiwán, Tsai Ing-wen, al inició su segundo mandato este miércoles 20. "Pekín jamás tolerará actividades separatistas", reafirmó un vocero del Gobierno chino.

    El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, felicitó a Tsai por su "valor y visión liderando la vibrante democracia de Taiwán". La mandataria y su independentista Partido Progresista Democrático obtuvieron la reelección en enero con 57% de los votos.

    Durante su discurso de asunción dijo que "ambas partes tienen el deber de encontrar un modo de coexistir a largo plazo", asegurando que no aceptará que "las autoridades de Pekín usen el principio de 'un país, dos sistemas' para degradar a Taiwán".

    "EEUU sabe que es un tema muy sensible. Por eso en esta espiral de tensión sobre China en el ámbito económico, comercial, tecnológico y político, también el factor Taiwán es muy importante y explica que Pompeo felicite a la presidenta", resumió a Sputnik Xulio Ríos, director del Observatorio de Política China.

    Esta relevancia es la que motiva a Washington a implicarse "como nunca en los últimos años en apoyar en todos los niveles a Taiwan, y esto puede ser un elemento de fricción importante en los próximos años".

    Para el gigante asiático, "la cuestión de la reunificación nacional con Taiwán tiene que ver mucho con el orgullo histórico porque se remonta no ya al conflicto entre el Partido Comunista de China y el Kuomintang en la guerra civil [1927-1949], sino a finales del Siglo XIX cuando debió ceder la isla a Japón a consecuencia de haber perdido la guerra".

    Idas y vueltas

    China recuperó ese y otros territorios en el marco de la segunda guerra sino-japonesa que corrió en paralelo a la Segunda Guerra Mundial, entre el 7 de julio de 1937 y el 9 de septiembre de 1945.

    A partir de entonces vino la guerra civil que culminó con el triunfo de la revolución comunista y la fundación en 1949 de la República Popular. El derrotado Gobierno del Kuomintang y sus líderes se establecieron en Taiwan alentados y apoyados por EEUU, que empezaba su Guerra Fría contra la URSS.

    Washington lo convirtió en un país reconocido por buena parte del planeta, algo que fue cambiando hasta el presente, siendo desconocido como Estado por la ONU desde 1971. El 25 de octubre de ese año se aprobó la Resolución 2758, que definió a la República Popular de China como "el único representante legítimo de China ante las Naciones Unidas".

    "En los últimos cuatro años Taipéi perdió siete aliados diplomáticos más y EEUU aprobó hace escasas semanas una ley de apoyo a su proyección diplomática para tratar de frenar ese goteo en la pérdida de aliados", comentó Ríos.

    ¿Guerra fría o conflicto caliente?

    A la guerra comercial, diplomática, tecnológica y arancelaria que 71 años después mantienen la primera y segunda potencia mundial, se sumó la sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus, conformando un escenario que muchos definen como una nueva Guerra Fría.

    Bandera de China
    © Sputnik / Aleksandr Vilf
    "Si nos atenemos al contenido de la Estrategia de Seguridad Nacional de la administración de Donald Trump y toda la secuencia que hemos vivido desde su formulación a finales de 2017 (...) al menos por parte de EEUU existe una clara intención de llevar a China hacia una especie de Guerra Fría bis", apuntó Ríos.

    Sin embargo, el entrevistado dijo ser escéptico sobre que ese escenario se convierta en real, "entre otras cosas porque China no es la URSS. No está en aquella situación y tampoco está claro que la evolución internacional se oriente a la resurrección de una suerte de bipolaridad. Más bien evoluciona hacia un escenario más multicéntrico y fragmentado", añadió.

    El experto también marcó otras diferencias "entre la Guerra Fría entre EEUU y la URSS y la relación que pueda existir entre EEUU y China", entre otras cosas por la fuerte "interdependencia económica y porque China no sitúa a la defensa como el mascarón de proa de su proyección internacional". Por el contrario, destacó Ríos, sus principales banderas son las comerciales y "su inmenso poder tecnológico".

    Sin embargo...

    "Habría muchísimos matices que hacer en esta posible reedición de Guerra Fría, lo que sí está claro que la administración de Trump parece interesado en reproducir este modelo que ya conoce pensando en una segunda victoria quizás", afirmó el director del Observatorio de Política China.

    Ríos consideró además que si bien Pekín mejoró mucho en los últimos años "sus capacidades de defensa, aun así está bastante lejos de las capacidades de EEUU, que le lleva gran distancia en términos presupuestarios".

    En este contexto, el entrevistado señaló que "la opción de la reunificación pacífica prima sobre cualquier tipo de acción de carácter militar por más que en el Ministerio de Defensa o en el Ejército Popular de Liberación pueda haber sectores que van por una solución militar cuanto antes".

    Si bien la vía pacífica fue la definida por el presidente chino, Xi Jinping, los escenarios bélicos son contemplados e incluso ensayados. "Dentro de unos meses, en julio y agosto, el Ejército Popular de Liberación tiene previsto unas maniobras en el mar de China meridional", cuya hipótesis es la conquista de una serie de islas bajo control de Taiwán.

    "La actividad militar en toda esa zona ha crecido mucho en los últimos meses. Los buques de guerra estadounidenses patrullan de forma constante en el estrecho de Taiwán mucho más que en años anteriores", describió Ríos.

    COVID-19 y después

    El director del Observatorio de Política China dijo que "es muy temprano para hacer un balance" en relación a si la pandemia afectará negativamente la imagen que China venía construyendo en las últimas décadas y que le había valido el reconocimiento de la comunidad internacional. El entrevistado indicó que "ambas partes se encuentran bastante damnificadas". Desde su perspectiva la pandemia "va a dejar pocos vencedores".

    Ríos afirmó que la única victoria surgiría en caso de poder "incorporar una lección muy importante, de reivindicar el valor de lo público, de disponer de fuertes sistemas de salud y garantizar que la protección a las personas debe estar en el centro de las prioridades de cualquier Gobierno".

    Etiquetas:
    relaciones bilaterales, Taiwán, guerra fría, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook