14:21 GMT +315 Noviembre 2018
En directo
    Qué pasa

    Sanciones norteamericanas a Irán: bofetón a la UE

    Qué pasa
    URL corto
    Víctor Ternovsky
    0 20

    El restablecimiento de las sanciones norteamericanas a Irán no solo significa un fuerte golpe a la nación persa, sino también un bofetón a la UE. Y es que Washington despreció las sugerencias de Bruselas para que las empresas comunitarias de ciertos sectores puedan continuar sus actividades con Irán sin ser castigadas.

    En particular, se trató de convencer a la Administración Trump para que sus medidas contra Teherán no afecten segmentos de la economía comunitaria como la industria farmacéutica, la sanidad, la energía, el automóvil, la aviación civil, las infraestructuras y la banca. Pero "estas negociaciones amistosas" fracasaron, al igual que las destinadas a disuadir a EEUU de que abandone el acuerdo nuclear con Irán, constató en conversación con Radio Sputnik José María Viñals Camallonga, socio y director del Departamento de Operaciones Internacionales de la empresa jurídica Lupicinio International Law Firm.

    No te lo pierdas: Lavrov: las sanciones de EEUU contra Irán son absolutamente ilegítimas

    "El problema de las sanciones norteamericanas es que no solamente afectan a los ciudadanos y a las compañías iraníes, sino que también afectan a compañías de otros países como, por ejemplo, las compañías europeas que se ven afectadas en sus negocios con Irán por los efectos extraterritoriales de las sanciones norteamericanas que, sobre todo, vienen marcadas en el sector financiero y en sector de los seguros", indicó.

    De acuerdo al jurista, la UE "ha mostrado una manifiesta debilidad" tanto "en materia de política exterior" al ser incapaz de prosperar en las negociaciones con EEUU como también a nivel interior. Y es que "ni siquiera" diseñó el tan prometido mecanismo para proteger a las empresas comunitarias ante castigos severos anunciadas por Washington contra quienes se atrevan a hacer negocios con Irán

    Bruselas sí adoptó una serie de medidas en esta línea, pero las mismas no lograron convencer al empresariado de que "hacer negocios con Irán es seguro y es legal".

    "El resultado de todo esto es que los bancos europeos se niegan categóricamente a realizar ninguna operación con Irán, lo que imposibilita que se puedan exportar o importar mercancías a o desde Irán y lo que imposibilita también que se puedan materializar las operaciones bancarias y los flujos económicos que vienen como consecuencia de las inversiones o como consecuencia de las exportaciones o importaciones", señaló.

    "Estamos ante un supuesto de que Europa se ha puesto de pie frente a los intereses de EEUU, porque entiende que la paz en Irán es buena para Oriente Medio y, por lo tanto, buena también para Europa. Y es que Irán se encuentra en el patio trasero de la UE y solo hace unos años hemos tenido crisis humanitarias importantísimas por guerras y por conflictos en Oriente Medio como es la crisis de los refugiados sirios que ha dado lugar a una gran inestabilidad política y social en Europa. Pero la UE no puede hacer nada en contra de unas sanciones que son ilegales y de unas sanciones que imposibilitan a los europeos hacer negocios con Irán y, por lo tanto, animar a Irán a que siga en el acuerdo nuclear", sentenció  José María Viñals Camallonga. 

    Además: Irán: manzana de la discordia entre EEUU y UE

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    La lira turca se afianza ante el dólar tras la exención de sanciones contra Irán
    Sanciones a Irán: el mundo muestra su desprecio a 'Capitán América'
    Etiquetas:
    negocios, relaciones económicas, sanciones, UE, Irán, Europa, EEUU