En directo
    Política
    URL corto
    141
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Ereván tiene pruebas irrefutables de que Turquía envía combatientes desde Siria y Libia a la zona de conflicto en Nagorno Karabaj, declaró a Sputnik el ministro de Exteriores de Armenia, Zograb Mnatsakanián.

    "Hay pruebas fácticas irrefutables de la presencia y el envío continuo de combatientes terroristas extranjeros por parte de Turquía desde Siria y Libia [a Nagorno Karabaj]", dijo.

    Los envíos se confirman "por los datos de inteligencia de los países copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE y los informes desde la propia zona de conflicto", añadió el canciller armenio. 

    Fuentes de la oposición siria consultadas por Sputnik dijeron antes que Turquía iba a enviar un nuevo grupo de mercenarios sirios a Azerbaiyán. Según la fuente, los mercenarios pactan un contrato por seis meses y después los sustituyen nuevos combatientes.

    Asimismo, el ministro de Exteriores de Armenia declaró que Ankara, en el marco del conflicto en Nagorno Karabaj, busca ampliar su poderío a las regiones vecinas, hay que poner fin a ese enfoque político.

    "Turquía ve en ese conflicto una oportunidad para ampliar su influencia en otra región vecina, el sur del Cáucaso. Hay que frenar esa política, que utiliza el conflicto y causa un enorme sufrimiento humano a los pueblos de la región para aumentar su poderío", dijo Mnatsakanián.

    Al responder a la pregunta de si Ereván aceptaría la participación de Turquía en las negociaciones sobre Nagorno Karabaj, el diplomático armenio resaltó que ese país "no es un protagonista imparcial".

    "Fue Turquía, incluso antes de que Azerbaiyán expresara su opinión al respecto, que rechazó el llamado a un cese inmediato de las hostilidades, presentado el 1 de octubre por los presidentes de EEUU, Rusia y Francia", subrayó el jefe de la diplomacia armenia.

    Alto el fuego

    Además, declaró que Azerbaiyán se niega a trabajar de manera adecuada en la elaboración de los parámetros del alto el fuego y continúa sus operaciones militares en Nagorno Karabaj.

    "De momento Azerbaiyán se niega a participar de manera constructiva en el desarrollo de los parámetros del alto el fuego y continúa con las operaciones militares a gran escala", dijo el canciller.

    Recordó que el pasado 9 de octubre en Moscú sostuvo consultas con sus homólogos de Rusia y Azerbaiyán, Serguéi Lavrov y Ceyhun Bayramov, sobre el conflicto en Nagorno Karabaj, propuestas por el presidente ruso, Vladímir Putin.

    En el marco de las negociaciones, que duraron más de 10 horas, Ereván y Bakú acordaron, entre otras cosas, establecer un alto el fuego en la zona de conflicto a partir del 10 de octubre, consensuar parámetros concretos del armisticio y realizar un canje de prisioneros de guerra y otras personas retenidas, así como un intercambio de cadáveres con la mediación del CICR (Comité Internacional de la Cruz Roja).

    Mnatsakanián subrayó que estos tres pasos deben ser implementados inmediatamente sin ninguna condición preliminar.

    "La falta de voluntad por parte de Azerbaiyán para comprometerse con un alto el fuego sostenible y verificable, fue la barrera principal en las negociaciones", afirmó el jefe de la diplomacia armenia.

    Puntualizó que Azerbaiyán se niega a crear los mecanismos de verificación correspondientes.

    "Su posición desde hace mucho tiempo consiste en evitar un alto el fuego sostenible y dejar espacio para acusaciones recíprocas", expresó el canciller.

    Precisó que actualmente las consultas sobre la elaboración de mecanismos de verificación se llevan acabo por los Ministerios de Defensa de Rusia, Armenia y Azerbaiyán.

    El canciller armenio también indicó que una posible misión de paz en Nagorno Karabaj puede incluir solo a aquellos que tienen una posición neutral.

    "Cualquier mecanismo pacificador no puede incluir a aquellos que no actúen de manera neutral, sino como parte de conflicto", respondió Mnatsakanián al ser preguntado si Armenia está dispuesta analizar el envío de una misión de paz a Nagorno Karabaj.

    Afirmó que la operación de paz "siempre ha sido parte de los principios básicos y, por ende, un componente importante de la solución de conflicto".

    "En la etapa actual es difícil elaborar una lista definitiva de las condiciones para la operación de paz", añadió el canciller armenio.

    Envío de observadores a Nagorno Karabaj

    Zograb Mnatsakanián también afirmó que Armenia apoya el envío de observadores a Nagorno Karabaj.

    "Nuestra opinión no ha cambiado, apoyamos el envío de observadores", dijo Mnatsakanián.

    Subrayó que Ereván siempre ha apoyado la propuesta de los copresidentes del Grupo de Minsk, de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), de monitorear el alto el fuego.

    Según el canciller, Armenia y Azerbaiyán acordaron ampliar el grupo de monitoreo y crear un mecanismo para la investigación de las infracciones de la tregua pero Bakú "rechazó cumplir los acuerdos".

    "Eso demuestra que Azerbaiyán no ha estado interesado en una tregua estable y verificable ni ayer ni hoy", comentó Mnatsakanián.

    Asimismo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Armenia dijo que Azerbaiyán y Turquía tienen la intención de exterminar la población armenia en la zona de Nagorno Karabaj.

    "Los crímenes de guerra cometidos por el régimen azerí contra la población pacífica se perpetran con una participación directa de Turquía y de terroristas internacionales y persiguen el objetivo de erradicar el pueblo armenio en Nagorno Karabaj", remarca la nota.

    Agrega que durante las últimas jornadas las localidades de Nagorno Karabaj han recibido ataques de cohetes, artillería y aviación militar de Azerbaiyán.

    En las ciudades de Stepanakert y Martakert, los principales objetivos de los ataques azeríes, resultaron dañados los hospitales y las infraestructuras civiles, algo que provoca consecuencias todavía más graves dada la pandemia del COVID-19, recoge el documento.

    Ereván expresó que pese a los llamamientos de la comunidad internacional y los esfuerzos del grupo de Minsk de la OSCE, "Azerbaiyán se niega rotundamente a cumplir los compromisos del alto el fuego y crear mecanismos de control del armisticio en la zona del conflicto".

    Mediación de Irán

    Los ministros de Exteriores de Armenia y Azerbaiyán se reunirán el 30 de octubre en Ginebra con los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE para Nagorno Karabaj.

    El Grupo de Minsk de la OSCE es el único formato acordado de mediación para la resolución de la crisis en Nagorno Karabaj, declaró a Sputnik el ministro de Exteriores de Armenia, Zograb Mnatsakanián, comentando la propuesta sobre la mediación de Irán en la solución del conflicto.

    "Irán es un país muy importante en nuestra región y, a diferencia de Turquía, mantiene una postura responsable y constructiva cuando se trata de la seguridad regional e internacional", declaró el canciller armenio, aunque destacó que "los copresidentes del Grupo de Minsk representan el único formato de mediación acordado a nivel internacional".

    Agregó que "su rol fue confirmado en la declaración conjunta del 10 de octubre y en las declaraciones del 17 y 25 de octubre".

    Contexto

    El 27 de septiembre volvieron a estallar choques armados en Nagorno Karabaj, foco de conflicto entre Ereván y Bakú desde que ese territorio, de población mayoritariamente armenia, decidió separarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

    Las hostilidades, en las que las partes beligerantes llegaron a usar blindados, artillería, aviación y sistemas de misiles por primera vez desde la guerra de 1992-1994, provocaron centenares de bajas militares y decenas de víctimas civiles.

    Azerbaiyán pretende recuperar su integridad territorial, mientras Armenia defiende los intereses de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj.

    Para impulsar una solución negociada del conflicto, la OSCE instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk, copresidido por Estados Unidos, Rusia y Francia.

    Desde el rebrote de las hostilidades a finales de septiembre, Azerbaiyán y Armenia han pactado ya tres armisticios en Nagorno Karabaj —a partir del 10, el 18 y el 26 de octubre— pero las treguas fueron infringidas el mismo día que entraron en vigor.

    Etiquetas:
    Nagorno Karabaj, Azerbaiyán, Armenia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook