En directo
    Política
    URL corto
    El coronavirus en México (318)
    0 31
    Síguenos en

    CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) — México y EEUU acordaron medidas para contener la propagación del nuevo coronavirus en la frontera sin afectar la actividad económica, el comercio, ni los movimientos logísticos, dijo el canciller mexicano Marcelo Ebrard, tras negociar el tema con el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo.

    "Lo que se ha logrado es que las medidas para evitar la propagación del virus [SARS-CoV-2] no afecten la actividad económica en la región fronteriza, un catálogo de actividades esenciales que no deben afectarse: todas las actividades de comercio, transporte de mercancías, movimientos logísticos que tienen que ver con la actividad comercial, no tiene afectación", dijo el jefe de la diplomacia mexicana en conferencia de prensa en Palacio Nacional, sede del Ejecutivo federal.

    La disposición "sí va a afectar a quienes van [a EEUU] por propósito de turismo y recreación", dijo el diplomático.

    Sin embargo, la principal preocupación del Gobierno de México es que las medidas para reducir la propagación del nuevo coronavirus, que causa la enfermedad COVID-19, "no afecten de manera decisiva la actividad económica y el empleo de las personas, sobre todo las más vulnerables".

    En comparación con el cierre de la frontera norte de EEUU, acordada por el presidente estadounidense Donald Trump con el primer ministro canadiense Justin Trudeau, el impacto de una medida similar en su frontera sur tendría un impacto mayor por el volumen de su actividad, considera el canciller.

    "La frontera de México con EEUU no es lo mismo que la de EEUU con Canadá, que pidió las medidas porque el número de casos en EEUU [de coronavirus] es mayor", explicó el encargado de la diplomacia de la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador.

    Detalló además que no se impedirá la actividad fronteriza relacionada con "personas que trabajan en EEUU y tienen autorización, tampoco van a quedar afectadas, y todos los servicios indispensables, como compra de medicamentos y servicios de emergencia".

    En suma "no se cierra la frontera, podría haberse cerrado si no hiciéramos este trabajo [bilateral], agradezco mucho al secretario de Estado Mike Pompeo", puntualizó Ebrard. 

    Deportaciones

    El Gobierno de México rechazará a personas indocumentadas deportadas de EEUU, en el marco de medidas que tome el presidente de EEUU, Donald Trump, basadas en la legislación estadounidense para la emergencia sanitaria por el nuevo coronavirus.

    "Si nos regresan personas que no sean mexicanas ni centroamericanas, México no lo aceptaría, o sea, que EEUU se haga cargo de eso", respondió el secretario de Relaciones Exteriores en una conferencia de prensa.

    El jefe de diplomacia mexicana dijo que, en las negociaciones con el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, la Casa Blanca comunicó que tomará decisiones en función de su legislación para emergencias sanitarias.

    "En consecuencia, no admitirán a las personas que están llegando todos los días de manera indocumentada, ellos dicen ilegal, nosotros decimos indocumentada, hay una diferencia de concepción legal y de todo tipo", en el término, explicó.

    La administración del presidente Andrés Manuel López Obrador discreparía con Trump si toma esa medida a lo largo de la frontera terrestre común de casi 3.200 kilómetros, para evitar la propagación del virus SAR-CoV-2.

    "Nosotros no coincidimos, México no está haciendo eso, ni lo haría, pero es una decisión de ellos [los estadunidenses], en su ámbito jurisdiccional", prosiguió el canciller.

    Unas 1.250 personas serían afectadas si Washington toma esa decisión, "después de que hoy hable el presidente Trump".

    El coronavirus SARS-CoV-2
    © REUTERS / NEXU Science Communication
    Más de un millar son mexicanas y el resto centroamericanos en su mayoría.

    Los migrantes mexicanos "pueden ser 1.100", mientras que los centroamericano "son unos 120" precisó el diplomático.

    "Lo que va a suceder es que cuando los detecten en la frontera [a los indocumentados] nos los van a regresar el segundo día, antes eso tomaba varios días", explicó acerca de procedimiento aplicado en el marco del creciente flujo migratorio desde 2019.

    El canciller explicó que el proceso de deportación de EEUU "van a hacerlo de inmediato (…), antes duraba más por un procedimiento que se iniciaba y eran regresados, para ser repatriados".

    En cuanto a indocumentados mexicanos que serán deportadas inmediatamente "no se pueden rechazar, sería absurdo", zanjó.

    El funcionario recordó que México está admitiendo desde hace varios meses a centroamericanos deportados de EEUU, en particular de Honduras Guatemala y El Salvador.

    Hasta la fecha, "pueden permanecer en territorio mexicano para acceder a sus audiencias de asilo, porque si los deportamos no podrían ir a su trámite de asilo [EEUU], eso no lo vamos a modificar", puntualizó.

    Ebrard acordó con Pompeo medidas de control sanitarias que no afecten la economía ni el comercio que en 2019 sumó 600.000 millones de dólares.

    El anuncio fue hecho mientras EEUU y Canadá informaban un acuerdo para deportar a todas las personas que crucen sus fronteras ilegalmente, ante pandemia de coronavirus.

    Acelerar implementación de T-MEC

    Además de reafirmar la exhortación a que la población se abstenga de realizar viajes que no sean esenciales, y mejorar coordinación sanitaria, los dos gobiernos impulsarán medidas para la reactivación de la economía, afectada por las medidas sanitarias de control.

    Ebrard y Pompeo acodaron acelerar la implementación del nuevo Tratado México, EEUU y Canadá (T-MEC) de libre comercio, que recién fue ratificado por los poderes legislativos de los países norteamericanos, para modernizar el pacto trilateral vigente desde 1994.

    "Vamos a proteger la actividad económica, es importante acelerar el paso para que el T-MEC entre en vigor lo más pronto posible, en el mes de junio, que nos va a ayudar mucho a hacer frente a esta circunstancia, porque igual que el riesgo en la salud, hoy la economía está enferma a nivel global", prosiguió el canciller

    Las áreas correspondientes de los gobiernos se encargarán de acelerar, "con el objetivo de implementarlo en el mes de junio, para preparar la recuperación" de la actividad económica tras la afectación que está teniendo a novel global.

    Una fuerza de tarea entre los dos países se creará para garantizar que las decisiones "se traduzcan en operación adecuada", de la actividad económica bilateral.

    El comercio entre EEUU y México se elevó en 2019 a 612.000 millones dólares, convirtiendo al país latinoamericano en el principal socio de EEUU, relegando a China, en el marco de una guerra comercial de las dos potencias, de acuerdo con cifras de la oficina de estadísticas estadounidense.

    El número de personas contagiadas se elevó en México de 118 a 164, por los nuevos 46 casos detectados el jueves 19 de marzo.

    En EEUU se han registrado hasta la fecha 14.366 contagios por el coronavirus, incluidos 217 casos letales.

    En el mundo hay actualmente 209.839 casos confirmados de COVID-19 y 8.778 muertos, informó la Organización Mundial de Salud en su más reciente reporte difundido el 19 de mazo. 

    Tema:
    El coronavirus en México (318)
    Etiquetas:
    Marcelo Ebrard, coronavirus, EEUU, México, economía, comercio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook