En directo
    Asia y Oceanía
    URL corto
    El coronavirus chino se extiende por el mundo (305)
    0 50
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Mientras el nuevo coronavirus enferma a miles de personas dejando dolor y muerte a su paso, otra víctima sufre su embate. La economía global ya muestra huellas del contagio.

    La Organización Mundial del Comercio (OMC) comienza a preocuparse, al prever que el comercio internacional continuará en descenso en el primer trimestre del año por la crisis sanitaria desatada por el SARS-CoV-2.

    "Es probable que el crecimiento del comercio mundial de mercancías siga siendo débil a comienzos de 2020, según el Barómetro de la OMC sobre el Comercio de Mercancías publicado el 17 de febrero", informó la organización en su página web.

    Según la entidad, la situación en el comercio global puede empeorar en el contexto de los riesgos en la esfera de salud por el nuevo coronavirus y la velocidad de recuperación de la economía internacional.

    "Actualmente la medición en tiempo real de las tendencias del comercio es del 95,5, menos que el 96,6 registrado el pasado mes de noviembre, y muy por debajo de 100, que es el valor de referencia del índice. Este resultado inferior a la tendencia podría reducirse aún más debido a una nueva amenaza sanitaria mundial", destaca el comunicado.

    China herida pero no vencida

    Lógicamente es China la más afectada, aunque las autoridades se muestran confiadas en que podrán reducir el impacto.

    China cumplirá todas las tareas sociales y económicas previstas para este año a pesar del brote del nuevo coronavirus y su impacto en la economía, declaró el presidente de China, Xi Jinping, en una conversación telefónica con el primer ministro británico, Boris Johnson.

    "La economía china tiene una fuerte estabilidad, la demanda interna es enorme y la base industrial es fuerte", dijo Xi Jinping citado por la agencia Xinhua.

    Por su parte, el ministro chino de Exteriores, Wang Yi, aseguró que su país hará lo necesario para que el brote de coronavirus afecte lo menos posible la economía.

    "Nuestro Gobierno trabajará para minimizar el efecto [del coronavirus] en la economía de China", señaló Wang en un comunicado durante una visita oficial a Alemania.

    Si bien el canciller chino admitió cierto impacto de la enfermedad en la economía, recalcó que su efecto será fugaz.

    El ministro pronosticó la aceleración del consumo y el impulso económico en cuanto se logre atajar la epidemia que hasta el momento infectó a más de 73.000 personas y provocó 1.873 muertes, en su mayoría en la ciudad de Wuhan, provincia de Hubei, foco del coronavirus.

    "Estamos seguros de que cumpliremos todos los objetivos de desarrollo económico y social de este año y lograremos la construcción de la clase media y la erradicación de la pobreza", subrayó.

    No obstante, hay sectores donde se nota más, como en el transporte de pasajeros. La epidemia provocó la cancelación de unos 78.000 vuelos en China en menos de un mes, según la Comisión de Supervisión y Administración de Activos de Propiedad Estatal (SASAC, por sus siglas en inglés).

    "Del 20 de enero al 13 de febrero hubo 78.000 cancelaciones de vuelos y 13 millones de devoluciones de billetes en tres aerolíneas", reveló en una rueda de prensa Re Hongbin, vicepresidente de SASAC.

    El funcionario añadió que "el coeficiente de ocupación diario se redujo casi a la mitad".

    El impacto económico, según Re, fue aún más sensible por tratarse de las vacaciones del Año Nuevo lunar, la temporada alta para la industria aeronáutica de China.

    Para contener la epidemia, las autoridades de China pusieron en cuarentena a decenas de millones de habitantes, cancelaron numerosos eventos y prolongaron las vacaciones del Año Nuevo lunar, lo que afectó a las cadenas de suministro dentro y fuera del país.

    Hoy en día, ya más del 80% de las capacidades industriales bajo control del Estado chino están operativas, reveló la SASAC, cuyo vicepresidente reconoció sin embargo que algunas capacidades productivas, principalmente en las zonas de extrema situación epidemiológica, todavía siguen ociosas.

    Economía rusa vs coronavirus

    Aunque en mayor o menor medida la epidemia provocada por el nuevo coronavirus se ha hecho sentir en casi todo el mundo, de momento no amenaza el desarrollo de la economía de Rusia ni plantea riesgos para su estabilidad, declaró la vicepresidenta primera del Banco Central ruso, Xenia Yudáeva.

    "No existen riesgos graves para la estabilidad financiera, pero la situación requiere una vigilancia extrema de la reacción en la economía global", dijo Yudáeva durante una reunión con banqueros.

    No obstante, las empresas turísticas sí han sentido el estacazo.

    Para Oleg Cherednichenko, catedrático de la Universidad de Economía Plekhanov, la epidemia "es un golpe directo contra el sector turístico a escala global, pues uno de cada diez turistas en el mundo llega de China".

    "En cuanto a Rusia, estimamos que pierde unos 100 millones de dólares al mes en ingresos que generan los turistas chinos", dijo a Sputnik.

    El experto agregó que se trata de una evaluación del golpe directo en la industria del turismo, que "no toma en cuenta el efecto multiplicador sobre sectores relacionados".

    El mundo siente el impacto

    Por todo el mundo surgen quejas de la estela que va dejando la epidemia.

    El ministro de Economía y Finanzas francés, Bruno Le Maire, estimó que esta situación quitará al menos una décima al incremento del producto interno bruto de Francia este año.

    Tailandia, por su parte, podría perder entre un 0,4 y un 1% de su producto interno bruto (PIB) por la reducción del turismo procedente de China ante la propagación del covid-19, según la estima el Government Savings Bank (GSB).

    Anillos olímpicos en Tokio
    © REUTERS / Athit Perawongmetha
    Chile se ha sentido el impacto en sus exportaciones de fruta a China. El Gobierno confirmó que los contenedores varados en puertos chinos con fruta chilena son ya 2.300 debido a la crisis por el coronavirus.

    La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, también advirtió que la epidemia tendrá impacto negativo, aunque temporal, en la economía de Nueva Zelanda. "Si bien está claro que esto tendrá un efecto en el primero y el segundo trimestres de 2020, el Tesoro espera que la actividad económica vuelva a la normalidad a medida que el crecimiento mundial se recupere y las condiciones de oferta se normalicen en la segunda mitad de 2020", declaró Ardern.

    Hasta el más poderoso rival de China, Estado Unidos, ha reconocido las afectaciones del virus, aunque espera que sea algo temporal. El secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, afirmó que no espera que el nuevo coronavirus impacte la economía de su país más allá de 2020.

    "No espero que el coronavirus tenga un impacto [en la economía] más allá de este año", expresó el funcionario durante una audiencia ante el Comité de Finanzas del Senado de EEUU.

    Más allá de la geografía

    No solo países, sino sectores económicos completos han acusado algún tipo de malestar.

    El brote del coronavirus tendrá un impacto negativo sobre el sector automotor en el año en curso, pronosticó la calificadora de riesgos Fitch Ratings.

    "El brote de coronavirus puede causar una reducción de las ventas de automóviles nuevos en China e interrupciones en las cadenas mundiales de suministro, lo que agravará los problemas del sector automotor en 2020", dice la agencia.

    Fitch señala que la caída de la venta de los automóviles nuevos será la más notable, teniendo en cuenta que China representa el mayor mercado de nuevos automóviles en el mundo, con un 30% de todas las ventas globales.

    Por otra parte, el precio del barril de la cesta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se encuentra en un proceso de tímida recuperación tras el pánico provocado en los mercados por la crisis sanitaria desatada por la neumonía covid-19.

    Vencer la epidemia, una lucha de todos

    Por su parte, China entiende el reto y asegura que su lucha contra el coronavirus persigue también minimizar su impacto en la economía global, según declaró el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Gen Shuang.

    El representante de la Cancillería china recordó que "el PIB de China representa aproximadamente el 16% del PIB mundial, y su contribución al crecimiento económico mundial ya ha superado el 30%. Si la economía china resulta afectada, el impacto inevitablemente se extenderá a otros países y repercutirá en la economía global".

    "Es por eso que China está luchando tan activamente contra la epidemia, tanto por su propio bienestar como por el bien de todo el mundo, y el apoyo y la ayuda a China en esos esfuerzos también representa la defensa de los intereses conjuntos de la comunidad internacional", subrayó.

    El golpe a la economía china depende de la efectividad de las medidas tomadas para prevenir y controlar la propagación de la enfermedad, pero es posible "minimizar el impacto de la epidemia en nuestra economía", aseguró el portavoz.

    Pero en el contexto actual, la única manera de reducir las afectaciones económicas del coronavirus, pasa por el apoyo de la comunidad internacional, que debe aunar esfuerzos para vencer la epidemia y restablecer cuanto antes los intercambios suspendidos y la cooperación entre los países.

    Tema:
    El coronavirus chino se extiende por el mundo (305)
    Etiquetas:
    comercio, EEUU, Rusia, China, impacto, economía, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook