En directo
    Política
    URL corto
    Por
    1983
    Síguenos en

    El 19 de febrero se cumplen 20 años del fallecimiento del primer alcalde de San Petersburgo, Anatoli Sobchak. Él sentó las bases para la democracia en Rusia y desempeñó un papel determinante en la llegada al poder del presidente ruso, Vladímir Putin, y su equipo. Sputnik relata la historia de la vida de uno de los políticos más eminentes de Rusia.

    Anatoli Sobchak nació en la ciudad de Chitá el 10 de agosto de 1937, pero pasó la mayor parte de su infancia en Uzbekistán —entonces parte de la URSS—. En 1954 ingresó en la facultad jurídica de la Universidad Estatal de Leningrado. Tras graduarse trabajó de abogado y continuó su carrera universitaria como profesor.

    A finales de los años 80 empieza la carrera política de Sobchak. Ingresó en el Partido Comunista de la Unión Soviética en 1988, sin embargo, fue miembro durante apenas dos años y salió del partido en 1990. El evento que más marcó el camino hacia el poder del político fueron las primeras elecciones democráticas en las que ganó y se convirtió en diputado popular de la URSS para luego ingresar en el Consejo Supremo del país —el organismo estatal más importante de la nación—.

    Durante su campaña electoral el joven estudiante Dmitri Medvédev y sus compañeros pegaban afiches y carteles en apoyo a la candidatura de Sobchak. Luego, Medvédev —quien también provenía de la Universidad Estatal de Leningrado— se convertiría en miembro de su equipo, haría una exitosa carrera política y fungiría como presidente de Rusia entre 2008 y 2012.

    En mayo de 1990 Sobchak fue elegido presidente del Consejo de la ciudad de Leningrado —puesto que sería un análogo del de alcalde—. En aquella época al equipo de Sobchak se une el futuro presidente de Rusia, Vladímir Putin, quien en ese entonces fungía como asesor del rector de la Universidad Estatal de Leningrado y tenía el rango de general de división (coronel de dos estrellas) de la KGB. Sobchak fue elegido primer alcalde de Leningrado-San Petersburgo en junio de 1991. Pero un mes después tuvo lugar la intentona golpista en la URSS a la que Sobchak y su equipo —incluido Vladímir Putin— se opusieron enérgicamente.

    En septiembre de 1991, durante el mandato de Sobchak, Leningrado fue renombrado y recibió su antigua denominación, San Petersburgo. Mientras Sobchak ejercía como alcalde de San Petersburgo, Putin se ocupaba de las relaciones económicas e internacionales y de la atracción de inversiones a la ciudad. A partir de 1993 Putin sustituyó a Sobchak cuando este estaba en viaje de negocios. 

    Cuando Sobchak perdió las elecciones en 1996, Putin también dejó su cargo en el Ayuntamiento de la urbe. Sobchak logró crear un equipo de profesionales jóvenes, talentosos y experimentados. Hoy en día muchos de los exmiembros de su equipo y compañeros de trabajo de Putin en el Ayuntamiento ocupan los cargos políticos más importantes de la Federación de Rusia.

    Después de la derrota en los comicios urbanos comenzó la campaña de manchar la imagen de Sobchak. Hubo los que trataron de convencerle de participar en las elecciones presidenciales de 1996 en Rusia, pero decidió no hacerlo porque entendía que el presidente Borís Yeltsin estaba comprometido a quedarse para el segundo mandato. Anatoli Sobchak y su familia sufrieron de acoso y persecución. Esto arruinó significativamente la salud del político lo que le condujo a numerosas hospitalizaciones. Putin en aquel entonces lo apoyó plenamente. Cuando llegó la hora de las presidenciales de 2000, Sobchak expresó su apoyo a la candidatura de Putin quien triunfó en los comicios y se convirtió en el segundo presidente de Rusia.

    El primer alcalde de San Petersburgo, Anatoli Sobchak, falleció el 20 de febrero de 2000 en la región de Kaliningrado. Entonces Vladímir Putin dijo que su muerte evidentemente fue resultado del "acoso" que sufrió Sobchak en los últimos años de su vida. Anatoli Sobchak tuvo dos hijas, la menor de ellas, Xenia, es una política opositora y fue candidata presidencial en las presidenciales de 2018.

    La memoria sigue viva. Este 19 de febrero muchos antiguos compañeros de trabajo y amigos de Anatoli Sobchak recordaron cómo fue el primer alcalde de San Petersburgo. Sin duda, la mayoría absoluta reconoce las destrezas que mostró durante su mandato. En su reciente publicación el ex primer ministro y vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, Dmitri Medvédev, recordó el papel que desempeñó Sobchak en su vida y carrera política.

    "Para mí Anatoli Sobchak fue un colega, un camarada mayor y un mentor. Escuché sus lecciones, trabajé con él en la misma catedra en la universidad. Gracias a él yo llegué a la política", escribió en su cuenta de Facebook.

    Según recalcó Medvédev, su mentor emprendió un camino político y pasó de ser profesor de la Universidad de Leningrado a alcalde de San Petersburgo en un período de menos de tres años. Cuando la ciudad estaba viviendo sus días más difíciles él logró encontrar soluciones innovadoras y creativas, añadió.

    "Su rasgo distintivo fue la determinación a decir la verdad siempre mientras defendía su posición en un diálogo abierto, incluso si la verdad a veces era amarga. No tenía piedad hacia las ambiciones y la autoridad de otras personas por eso tenía tanto seguidores como oponentes", subrayó el ex primer ministro. Anatoli Sobchak fue una persona que promovía la democracia y contribuyó a la cancelación del monopolio del PCUS en el poder político en el país, declaró el jefe de la Cámara de Cuentas de Rusia y exministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, quien encabezó el Comité de Finanzas del Ayuntamiento de San Petersburgo durante el mandato de Sobchak. Entre 1993 y 1996 también fungió como vicealcalde.

    "Él fue la persona que promovió la democracia en el país. Para mí esto siempre fue importante, esto correspondía a mis objetivos, a mi filosofía de vida. Ingresé en su equipo con mucho entusiasmo y ni siquiera podía imaginar que pudiese haber otra vida. Promovimos los principios democráticos porque en aquel entonces las autoridades urbanas se basaban en ellos", declaró Kudrin.

    Sobchak puede considerarse uno de los padres fundadores de la Rusia contemporánea porque hizo un gran aporte en el surgimiento del Estado y fue uno de los creadores de la Constitución vigente, dijo la exalcaldesa de San Petersburgo (entre 2003 y 2011), Valentina Matvienko.

    "A menudo reflexiono sobre la naturaleza de su enorme influencia sobre la gente y cada vez llego a la conclusión de que esta se debió al poder de su intelecto, talento de orador y su energía como persona única que era", dijo la política. Los ciudadanos de San Petersburgo sentían la sinceridad de Sobchak. Además, Matvienko admitió que se basó en sus logros cuando llegó a ocupar el cargo de alcaldesa de la urbe. Este 19 de febrero el presidente ruso, Vladímir Putin, asistió al evento conmemorativo en San Petersburgo dedicado a la memoria de Anatoli Sobchak que se celebró en el cementerio donde yacen sus restos. El mandatario depositó flores en la tumba del político. A la ceremonia también asistieron la viuda del exalcalde y su hija, Xenia.

    Etiquetas:
    conmemoración, Leningrado, San Petersburgo, Vladímir Putin, Anatoli Sobchak
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook