En directo
    Política
    URL corto
    0 30
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La injerencia de terceros países en la situación en Libia no contribuirá a la resolución del conflicto, declaró el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a la prensa.

    "Creemos que cualquier intervención de terceros países en la situación no contribuirá a la solución, pero siempre saludamos todos los intentos de terceros países de promover directamente la resolución del problema y de ayudar a las partes del conflicto a lograr compromiso", dijo Peskov al comentar las declaraciones recientes del presidente de Turquía sobre el envío de las tropas turcas a Libia.

    Subrayó que "Rusia apoya los esfuerzos internacionales para resolver" la crisis en el país africano.

    En este contexto Peskov recordó que las acciones destructivas de un grupo de países causaron que en el territorio libio actúen mercenarios extranjeros y terroristas.

    "Todo ello es consecuencia de las consabidas acciones de los consabidos Estados dirigidas a torpedear el sistema estatal libio", afirmó.

    Al ser preguntado cómo el Kremlin considera los mensajes sobre los ciudadanos rusos entre los mercenarios en Libia, Peskov contestó que las autoridades de Rusia están preocupadas por la situación en este país en general, aunque destacó que "los ciudadanos de los países diferentes participan como mercenarios en todas las partes del planeta" y que es imposible controlar la circulación de todos los nacionales de algún Estado.

    Sin embargo, subrayó la importancia de contrarrestar su participación en los conflictos en otros países.

    Este 26 de diciembre el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, confirmó la intención de enviar tropas turcas a Libia a petición del Gobierno de Unidad Nacional, de Faeyz Sarraj, y avanzó que el Ejecutivo turco pedirá en enero a la Asamblea Nacional que autorice ese despliegue.

    Poco antes, el diario oficial Resmi Gazete reportó que el mandatario turco promulgó el acuerdo de cooperación militar suscrito el 27 de noviembre en Estambul con Sarraj.

    Tanto este documento, como un memorando de entendimiento mutuo que traza la frontera marítima entre Turquía y Libia cerca de la isla griega de Creta, habían sido ratificados previamente por el Parlamento turco.

    Refinería de petróleo en Libia (archivo)
    © Sputnik / Andrey Stenin
    Grecia, Egipto, Israel y el Parlamento de Libia, que sesiona en Tobruk (en el noreste libio) manifestaron su rechazo a los acuerdos turco-libios.

    Libia continúa sumida en una crisis desde que el derrocamiento de su líder histórico, Muamar Gadafi, en 2011, derivó en violentos enfrentamientos entre facciones rivales.

    Actualmente en el país hay una dualidad de poderes: el Gobierno interino, que controla la parte oriental del país junto con el Parlamento, y el Gobierno de Unidad Nacional en Trípoli (noroeste), avalado por la ONU.

    En los días recientes, el Ejército Nacional lanzó una serie de ataque aéreos contra la ciudad de Misurata y amenazó con continuar los bombardeos si las fuerzas leales a Sarraj no abandonan las ciudades de Trípoli y Sirte.

    Etiquetas:
    intervención, crisis, Libia, Kremlin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik