Widgets Magazine
02:39 GMT +320 Septiembre 2019
En directo
    Banderas de Rusia y EEUU

    Rusia asegura que EEUU es el único responsable de la muerte del Tratado INF

    © REUTERS / Maxim Shemetov
    Política
    URL corto
    2131
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — EEUU se convirtió en el enterrador del Tratado de Eliminación de Misiles de Corto y Medio Alcance (INF, por sus siglas en inglés), y la culpa recae completamente sobre Washington, Moscú hizo todo lo que pudo por salvarlo, declaró el viceministro de Exteriores ruso Serguéi Riabkov.

    "La culpa de todo corresponde totalmente a la parte estadounidense, precisamente EEUU se convirtió en el enterrador del tratado, ellos iniciaron y concluyeron el procedimiento de salida unilateral del mismo", dijo el diplomático, agregando que "Rusia apoyó de manera constante y hasta el final" el convenio.

    Riabkov advirtió que resulta totalmente erróneo afirmar que Rusia, al salir del pacto, debe compartir con EEUU la responsabilidad por lo ocurrido, como hacen algunos medios extranjeros y ciertos altos cargos.

    "Al contrario, Rusia hizo un máximo de esfuerzos para salvar el Tratado INF", recalcó el vicecanciller.

    Para el diplomático, el INF fue eliminado porque "le resultaba molesto a Washington", y todo lo demás "no es más que un camuflaje, un engaño".

    "Pese a que el Departamento de Estado de EEUU repitió en su comunicado del 30 de julio y en otro similar de enero la frase 'mito ruso' casi en cada párrafo, la verdad no cambia, sigue siendo como es", indicó.

    Riabkov aseguró que Rusia seguirá firmemente la línea fijada por su presidente, Vladímir Putin, que incluye "la apertura al diálogo y también la decisión de garantizar de la mejor manera nuestra seguridad".

    Maniobras conjuntas entre Rusia y China
    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia
    El diplomático también declaró que Rusia llamó a Estados Unidos a renunciar a los planes de desplegar misiles de corto y medio alcance.

    "Llamamos a Washington a que muestre responsabilidad y, siguiendo el ejemplo de Rusia, renuncie al despliegue de sistemas de corto y medio alcance que se están diseñado por los estadounidenses, de lo que se habla activamente en el Pentágono", dijo el viceministro ruso.

    El vicecanciller añadió que Rusia "sigue abierta a un diálogo igualitario y constructivo con Estados Unidos sobre la eliminación de misiles de corto y medio alcance y otros temas de estabilidad estratégica, basado en el respeto mutuo y la consideración mutua de intereses".

    Doctrina militar rusa

    El viceministro exhortó que Rusia no piensa revisar su doctrina militar tras la ruptura del Tratado INF.

    "No veo razones para revisar nuestra doctrina militar. Es un documento de carácter fundamental (…) y no se debe estar revisándolo adaptando a las circunstancias (…) Claro que con el paso del tiempo cualquier documento debe volver a examinarse, pero este no es el caso del Tratado INF", dijo Riabkov.

    Además, aseguró que Rusia adoptará medidas para proteger su seguridad frente a la amenaza estadounidense.

    "Ante las amenazas que genera Estados Unidos, nuestro país tomará medidas exhaustivas para garantizar su seguridad", dijo Riabkov.

    Riabkov aclaró que Rusia no emplazará misiles de corto y medio Alcance en Europa u otras partes del mundo mientras los estadounidenses no lo hagan.

    El diplomático indicó que Moscú elegirá la zona en la que desplegará sus armas en dependencia del emplazamiento de los misiles norteamericanos.

    "Si los misiles estadounidenses empiezan a desplegarse en Asia, daremos pasos para eliminar esa amenaza. Lo mismo cuenta para el continente europeo", precisó.

    Carrera armamentista

    El vicecanciller ruso advirtió del riesgo de una nueva carrera armamentista que aumentó con el cese del funcionamiento del Tratado INF, pero Rusia ha aprendido las lecciones del pasado y encontrará una respuesta eficaz a los nuevos desafíos.

    "Ha aumentado sustancialmente el riesgo del inicio de una nueva fase de competición, o de la carrera armamentista, término que heredamos del pasado y que es un proceso en que las medidas y las contramedidas se toman en esencia de modo predeterminado, por no decir automático", dijo al contestar a la pregunta de si el cese de la vigencia del INF significa el comienzo de una nueva carrera armamentista, pese a las declaraciones que hacen las partes.

    El diplomático señaló que es probable que EEUU crea que "alguien perderá esa carrera por verse agotado".

    "Pero nosotros aprendemos las lecciones y podremos dar a los nuevos desafíos una respuesta eficaz desde los puntos de vista militar, económico y financiero, que nadie tenga dudas al respecto", agregó.

    También dijo que Rusia no se inmiscuirá en la carrera armamentista que puede surgir en Asia del Noreste por la escalada de tensiones en esta región.

    "Nuestra respuesta será estrictamente proporcional, defensiva, de un carácter que no provoque a nadie y que solo garantice nuestra seguridad", subrayó.

    Nuevos tratados

    Riabkov exhortó que Rusia insiste en que las capacidades nucleares de Francia y el Reino Unido se tomen en consideración a la hora de debatir posibles nuevos tratados.

    "Sin lugar a dudas, a la hora de dar nuevos pasos en materia de control de armas nucleares, de discutir las perspectivas de uno u otro formato de negociaciones, uno u otro tratado hipotético, insistiremos en que en ese proceso se tomen en consideración las capacidades correspondientes de Francia y el Reino Unido", dijo Riabkov.

    El viceministro subrayó que Rusia está abierta a posibles nuevos acuerdos en materia de control de armamento.

    "Respecto a la República Popular China, tomamos nota todos los mensajes que nos llegan desde Pekín. Vemos que la parte china mantiene una postura bien definida sobre el tema", mencionó, en alusión a las pretensiones de EEUU de implicar a la nación asiática en un posible nuevo sistema de control de armas.

    El Tratado INF prohibía los misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros.

    El pasado 2 de agosto, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, confirmó la retirada de EEUU del Tratado INF, firmado en diciembre de 1987 entre la entonces URSS y Estados Unidos.

    Rusia también suspendió, en respuesta, su compromiso con este Tratado, dejando claro, al mismo tiempo, que no desea implicarse en una carrera armamentista, mantiene sus propuestas de desarme y esperará a que EEUU esté dispuesto a entablar conversaciones al respecto.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, argumentó que EEUU llevaba mucho tiempo violando las cláusulas de este Tratado con las pruebas de misiles de medio alcance y el despliegue en Rumanía y Polonia de sistemas de lanzamiento de misiles de crucero.

    Etiquetas:
    Tratado INF, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik