Widgets Magazine
En directo
    Londres, el Reino Unido

    Senador atribuye a guerra mediática nuevas sospechas de Londres en relación con Moscú

    CC0 / Unsplash
    Política
    URL corto
    152

    MOSCÚ (Sputnik) — El senador Oleg Morózov atribuyó a una guerra mediática las especulaciones de que Rusia, además de su presunta implicación en un intento de envenenamiento en Salisbury, podría estar detrás de "otras dos muertes sospechosas" en suelo británico, como sugiere el diario The Sunday Times.

    Se trata de la muerte de los empresarios Scot Young y Alexandr Perepilichni.

    "Semejantes sospechas y acusaciones, cuando uno no se cree con la obligación de presentar evidencias compensándolo con la gravedad de los alegatos, siempre son muy dudosas. Lo que se hace es echar a la luz pública algo sensacionalista para ver la reacción", dijo Morózov a Sputnik.

    Para el senador, que forma parte del comité de Asuntos Internacionales del Senado, nadie estaría hablando de una "pista" rusa, si hubiera datos serios.

    "Es un elemento de la guerra mediática, nada más", concluyó Morózov.

    A principios de marzo, el ex agente doble Serguei Skripal y su hija Yulia fueron hallados inconscientes en Salisbury; cuatro meses después, en Amesbury, falleció una mujer que días antes había hallado el frasco con una sustancia letal en lugar del perfume.

    El representante del Kremlin recordó que "desde un principio, Rusia se ofreció a cooperar con los británicos para esclarecer las circunstancias, pero se negaron".

    "No tenemos información sobre la sustancia usada, ni sobre la cantidad que había. Tampoco sabemos quiénes fueron envenenados, qué se hizo de ellos, dónde están, etcétera, etcétera. Lo lamentamos, es lo único que puedo decir", agregó.

    También: Scotland Yard publica nuevos vídeos de los sospechosos de envenenar a los Skripal

    Serguéi Skripal, exoficial de la inteligencia militar rusa reclutado en los años 90 por el servicio secreto británico MI6 y naturalizado en el Reino Unido, y su hija Yulia, fueron hallados inconscientes a principios de marzo pasado cerca de un centro comercial en la ciudad británica de Salisbury, como resultado de lo que Londres llegó a calificar como intento de envenenamiento con una sustancia neuroparalizante.

    Después de recibir el alta médica, los dos fueron trasladados a un lugar secreto.

    Además: El Kremlin no ve relación entre los casos Browder y Skripal

    También fue dado de alta el detective que se expuso al agente nervioso al investigar el incidente de Salisbury.

    Según la policía británica, la substancia utilizada para envenenar a los Skripal provocó la intoxicación accidental de dos personas más en Amesbury, una de las cuales falleció.

    Nada más abierta la investigación, que según Scotland Yard se prolongaría por varios meses, Londres responsabilizó a Moscú de estar detrás del envenenamiento y catalogó el arma como neuroparalizante de la clase Novichok, supuestamente desarrollada por químicos rusos.

    Moscú rechaza de plano las acusaciones de Londres, que considera infundadas, y envió cerca de 60 notas diplomáticas al Foreign Office reclamando acceso a las pruebas para poder colaborar con la investigación, así como a los Skripal que son ciudadanos de Rusia.

    Etiquetas:
    Serguéi Skripal, Rusia, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik