En directo
    Serguéi Lavrov, ministro de Exteriores de Rusia (archivo)

    Lavrov tilda de disparate acusar a Rusia de implicación en el caso Skripal

    © Sputnik / Maxim Blinov
    Política
    URL corto
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (171)
    130

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, cuestionó los señalamientos de que el país estaría detrás del envenenamiento de Serguéi Skripal, un coronel del Ejército ruso reclutado por el servicio secreto británico MI6.

    "Ya hemos dicho que es un disparate y es que Rusia no tiene nada que ver con ese caso", reiteró Lavrov.

    Lavrov ofreció colaboración al Reino Unido para investigar el caso Skripal.

    El canciller ruso también afirmó que Londres tiene la obligación de proporcionarle a Moscú el acceso a todos los materiales relacionados con el supuesto intento de envenenamiento del exagente Serguéi Skripal residente en el Reino Unido y de su hija Yulia, quien tiene ciudadanía rusa.

    "De conformidad con la Convención sobre la prohibición de armas químicas, el Reino Unido debió haber hecho lo siguiente: primero, en cuanto surgió la sospecha de que se habría utilizado un agente tóxico proscrito por la Convención, debió haber apelado al supuesto país de origen de esa sustancia", dijo el ministro en una rueda de prensa al comentar las conjeturas de que Rusia podría estar detrás del envenenamiento de los Skripal con un agente nervioso.

    Lavrov añadió que se estipula un plazo de diez días para responder a tal escrito.

    "A la parte implicada, además, se le reserva el derecho de tener acceso a la sustancia supuestamente utilizada, para poder analizarla por su cuenta", subrayó.

    El canciller ruso dijo que, apenas corrió el rumor de que el agente nervioso había sido producido en Rusia, "pedimos en una nota oficial el acceso a esa sustancia para que nuestros expertos puedan analizarla conforme a la Convención sobre la prohibición de armas químicas".

    "En la misma nota reclamamos el acceso a todos los materiales de la investigación, habida cuenta de que una de las víctimas, Yulia Skripal, es nacional de Rusia. A estas demandas absolutamente legítimas, que se desprenden de la Convención sobre la prohibición de armas químicas, hemos recibido una respuesta ininteligible que, resumiéndola, consiste en el rechazo de nuestras exigencias legales", declaró Lavrov.

    El diplomático añadió que Rusia no recibió solicitud por el caso del envenenamiento de Serguéi Skripal.

    "El Reino Unido está obligado a presentar una solicitud antes de que Rusia le responda, no hemos recibido la solicitud que Londres debe presentar conforme la Convención sobre armas químicas", dijo.

    El 12 de marzo, la primera ministra británica, Theresa May, calificó de altamente probable que Moscú esté detrás del envenenamiento del exagente ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia con un agente nervioso en Salisbury y le dio de plazo hasta el miércoles para presentar una explicación.

    Lea más: Moscú: incidente con el exagente ruso intoxicado sirve para propulsar campaña antirrusa

    Si no se ofrece una respuesta  "creíble", advirtió, habrá "medidas mucho más amplias" contra Rusia que el paquete de sanciones vigentes.

    La Cancillería de Rusia tachó de "circo" la declaración de May y afirmó que marca el inicio de una nueva campaña basada en una provocación.

    Lavrov afirmó con anterioridad que Londres no ha proporcionado ninguna evidencia que apunte a la implicación de Moscú en el caso de Skripal, y que tampoco ha enviado solicitudes oficiales al respecto.

    Por su parte, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, sugirió a Londres aclarar el intento de envenenamiento sobre el terreno antes de abordar el incidente con Moscú.

    También: The Spectator: que se respete la 'presunción de inocencia' en el caso del exespía envenenado

    El 4 de marzo la Policía británica encontró a dos personas inconscientes en un centro comercial en Salisbury, en el condado británico de Wiltshire, aparentemente intoxicados con un agente nervioso.

    El ministro británico de Exteriores, Boris Johnson, confirmó posteriormente que se trataba de Skripal, de 66 años, y de su hija de 33 años.

    Skripal fue reclutado por la agencia británica MI6 cuando servía en el Ejército ruso en los años 90. En 2006 una corte rusa lo condenó a 13 años de cárcel por espiar a favor de un Estado extranjero.

    Cuatro años después fue canjeado junto con otros dos individuos condenados por espionaje por 10 personas detenidas en Estados Unidos.

    En el mismo condado donde fueron envenenadas las dos personas se ubica uno de los laboratorios más secretos de Reino Unido en el que se desarrollaron agentes tóxicos durante la Guerra Fría.

    Tema:
    El caso del exespía ruso Skripal, intoxicado en Salisbury (171)

    Además:

    Lavrov tilda de propaganda los informes sobre implicación de Moscú en el caso Skripal
    El Ejercito británico aporta apoyo logístico en el caso Skripal
    Encuentran en un restaurante trazas de la sustancia con la que fue intoxicado Skripal
    Periodistas rusos en Londres reciben amenazas por el caso Skripal
    EEUU confía en la conclusión británica sobre responsabilidad rusa de ataque a Skripal
    Etiquetas:
    envenenamiento, acusaciones, Serguéi Skripal, Serguéi Lavrov, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik