20:21 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Un letrero para las instalaciones mineras de niobio y fosfato que pertenecen a China Molybdenum Co Ltd (CMOC) en Catalao, estado de Goiás, Brasil

    Quién saldría ganando si Brasil estropea las relaciones con China, su socio principal

    © REUTERS / Jake Spring
    Política
    URL corto
    10182

    El gigante asiático es el principal socio comercial de Brasil desde 2009. ¿Será posible que la situación cambie con la llegada del nuevo presidente?

    El anterior presidente de Brasil, Michel Temer, realizó su primera visita al extranjero precisamente a China. Jair Bolsonaro, el recién elegido presidente, evita a su vez hablar de las inversiones chinas en empresas estatales brasileñas. Mientras tanto, en una entrevista de radio, dijo que Brasil "no puede permitir que China, ni ningún otro país, venga y compre Brasil, en lugar de comprar productos en Brasil".

    Más: China felicita a Bolsonaro por su éxito en las elecciones presidenciales de Brasil

    Tal vez imitando al mandatario de Estados Unidos, Bolsonaro estaba siendo astuto al tratar de atribuir a China el deseo de tomar posiciones clave en la economía brasileña. Las estadísticas, más bien, sugieren lo contrario: la importancia del mercado chino para Brasil. El gigante asiático representa el 50% de las exportaciones brasileñas de soja y alrededor del 18-20% del total de las exportaciones brasileñas. Además, Brasil tiene un balance positivo en el comercio con China. En los últimos años, Pekín se ha convertido en el mayor socio comercial de Brasil y la facturación bilateral del año pasado ascendió a 75.000 millones de dólares.

    Estados Unidos ha influido en la campaña electoral brasileña, opina Alexandr Jarlámenko, analista del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias de Rusia, en una entrevista a Sputnik. A su juicio, intentaba "sacar al país más grande de la región del dinámico desarrollo político y económico de las relaciones con China que ha tenido lugar en los últimos años".

    También: Se acerca la batalla entre China y EEUU por América Latina

    El experto no descartó el posible impacto negativo de la llegada de las fuerzas de derecha al poder en Brasil en el desarrollo de las relaciones comerciales con China: "Bolsonaro expresó una admiración constante por Trump, creo que seguirá su ejemplo. Es decir, podría aplicar algunas sanciones bajo el pretexto de que el gigante asiático está tratando de 'comprar' Brasil".

    Durante la campaña electoral, Bolsonaro se comprometió a privatizar varias empresas estatales, lo que fue evaluado de manera muy negativa por el analista.

    "Socavará la base sobre la cual se desarrolla la cooperación bilateral. La asociación de la República Popular de China con Brasil, así como con otros países, se basa principalmente en un sector público fuerte. Estos son países en los que el estado desempeña un papel importante en la economía. Si se destruye este pilar, ese factor podría afectar negativamente a las relaciones económicas de China con Brasil", cree Jarlámenko.

    Un hombre vende camisetas de Jair Bolsonaro en Brasil
    © REUTERS / Paulo Whitaker
    Por su parte, el director del Centro Latinoamericano de la Universidad de Anhui, Fan Hesheng, señaló en una entrevista a Sputnik que a la economía brasileña le interesa reactivar la cooperación con Pekín, independientemente de lo que Bolsonaro declarase antes de ser elegido.

    "Para ganar el apoyo de los votantes durante las elecciones, el candidato derechista Bolsonaro dio rienda suelta realmente a declaraciones duras al comentar las relaciones con China. Sin embargo, sus declaraciones antes de las elecciones y las acciones como presidente en el futuro son cosas diferentes. Bolsonaro como presidente debe preocuparse ante todo por los intereses nacionales de Brasil. De lo contrario, perderá el apoyo de los votantes", afirmó el experto.

    Además: Afirman que Bolsonaro realineará a Brasil con los intereses de EEUU

    A juzgar por las actuales relaciones chino-brasileñas, su desarrollo está en los intereses nacionales de Brasil, asegura Fan Hesheng. Con respecto a los intercambios económicos y comerciales bilaterales, el país latinoamericano es un socio dinámico que no puede ignorar el enorme mercado chino.

    "La tendencia actual en Brasil es depender políticamente de EEUU y, económicamente, de la cooperación con China. Si el mercado chino se pierde, el proceso de reactivación de la economía del país será muy difícil. Al mismo tiempo, no vale la pena pintar el futuro de las relaciones chino-brasileñas demasiado pesimista", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    política, relaciones bilaterales, comercio, Michel Temer, Jair Bolsonaro, China, Brasil