En directo
    Política
    URL corto
    11111
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, cuestionó a Estados Unidos por armar al grupo kurdo Unidades de Protección Popular (YPG) pese a las protestas de Turquía.

    El Ejército turco lanzó el 20 de enero una operación militar en Afrín, noroeste de Siria, para neutralizar a las milicias de las YPG y otras facciones yihadistas.

    "Toda esta historia con la operación vuelve a remarcar la torpeza, miopía e incluso diría la malicia de Estados Unidos", dijo Lavrov en una entrevista al canal Euronews.

    Los estadounidenses, sostuvo, "desde el inicio de sus operaciones en Siria apostaron por los kurdos e ignoraron el descontento de Ankara".

    El ministro ruso recordó que la coalición liderada por Washington y las fuerzas de élite estadounidenses actúan de forma ilegal en territorio sirio al no contar con una invitación del Gobierno legítimo de Damasco o un mandato del Consejo de Seguridad de la ONU.

    La posición de Turquía respecto a las facciones kurdas nunca ha sido un secreto para nadie, subrayó Lavrov.

    Ankara, indicó el jefe de la diplomacia rusa, considera que algunas formaciones kurdas que actúan en Siria están vinculadas al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), catalogado como terrorista en Turquía y otros países.

    Lea también: La autonomía kurda, el ancla de EEUU para perpetuarse en Siria

    Los turcos, constató Lavrov, advirtieron en reiteradas ocasiones que impedirían a los kurdos tomar el control de la frontera entre Siria y Turquía.

    "Sin embargo, los estadounidenses todo este tiempo armaban a las facciones kurdas desdeñando la posición turca", puntualizó.

    Las discrepancias entre Turquía y Estados Unidos se incrementaron después de que a medidos de enero trascendiera que la coalición liderada por los estadounidenses pretendía crear una fuerza de 30.000 combatientes kurdo-árabes para supuestamente proteger la frontera turco-siria.

    Ankara cuestionó esos planes y criticó que Washington continúe cooperando con las YPG, brazo armado del Partido de la Unión Democrática (PYD), movimiento que forma parte de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

    Turquía desafió a Estados Unidos y lanzó el 20 de enero su operación Rama de Olivo contra las milicias kurdas en Afrín.

    A finales de ese mismo mes, el Pentágono admitió que había entregado armas a las FDS.

    El 1 de febrero, las FDS afirmaron que habían matado a casi 480 militares turcos en Afrín en una semana.

    El canciller ruso también estimóque Estados Unidos mantiene su plan de crear fuerzas de seguridad en la frontera entre Siria y Turquía.

    El canciller recordó que "hace un mes o un mes y medio, (los estadounidenses) anunciaron de repente que crean una fuerza de 30.000 efectivos, en su mayoría kurdos, para garantizar la seguridad en la frontera entre Siria y Turquía".

    "Después hicieron un intento torpe de desdecirse, pero los hechos, que son evidentes para todos, hablan de que sus intenciones no han cambiado", indicó en una entrevista con la cadena Euronews.

    Como consecuencia, Turquía anunció su operación militar Rama de Olivo en Afrín, recordó Lavrov.

    "Para mí no fue una gran sorpresa lo sucedido, ya que las numerosas advertencias de Ankara a Washington fueron desoídas", recalcó.

    Además, advirtió que el coqueteo de Estados Unidos con el problema kurdo es muy peligroso.

    "Coquetear con la cuestión kurda buscando utilizarla para sus fines geopolíticos solo en una parte de esta región, tal y como lo está haciendo ahora EEUU, es muy peligroso", dijo Lavrov en una entrevista a la cadena de televisión Euronews.

    Lea también: 'Amazonas' kurdas destruyen un blindado turco ACV-15 en Siria (vídeo)

    El ministro ruso alertó que el comportamiento de EEUU podría entrañar consecuencias graves para otros países donde existe el problema kurdo.

    "Se debe pensar en cómo garantizar los derechos iguales de los kurdos dentro de las fronteras actuales de los países donde se encuentran ahora, en vez de avivar la tensión en esa región, de lo que se ocuparon nuestros socios occidentales durante el último siglo", subrayó.

    El tema kurdo en un escollo en las relaciones entre EEUU y Turquía.

    Derrota de Daesh

    Lavrov denunció que EEUU falta a lo pactado cuando pretende quedarse en Siria después de la derrota de Daesh (Estado Islámico proscrito en Rusia y otros países).

    "Porque, en detrimento de lo que me decía el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, declaran que permanecerán en Siria no solo hasta la eliminación o la expulsión del último combatiente de Daesh sino hasta que se logre un estable proceso político que desemboque en una transición —un eufemismo para el cambio de régimen— que dé resultados que sean de agrado de los estadounidenses", señaló a Euronews.

    Lavrov subrayó que se trata "de un nuevo incumplimiento de los pactos que ya habíamos observado varias veces en los últimos dos decenios por parte de EEUU y sus socios occidentales".

    "Sin embargo, el diálogo con los estadounidenses sobre Siria se desarrolla de manera bastante pragmática, intentamos hacerles comprender que deben mantener sus anteriores promesas juradas de que se encuentran en Siria solamente para luchar contra Daesh", aseguró.

    EEUU mantiene una base militar en Al Tanaf donde adiestra y equipa a formaciones de la oposición armada siria.

    El 17 de enero el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, afirmó anunciando la política norteamericana para Siria, que EEUU mantendrá fuerzas militares en ese país para asegurarse de que Daesh no vuelva (autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países).

    El funcionario destacó que una retirada de EEUU de Siria favorecería al presidente de ese país, Bashar Asad, y daría a Irán la oportunidad de fortalecer su papel en la región de Medio Oriente.

    Ademas, dijo, Washington y sus aliados están trabajando en un plan para expulsar a los terroristas de Al Qaeda (también prohibido en Rusia) que intentan establecer una base de operaciones en la ciudad siria de Idlib (noroeste).

    Moscú había afirmado varias veces que EEUU no tiene motivos "de iure ni de facto" para mantener su presencia en Siria —no autorizada por Damasco ni por la ONU— tras la derrota de Daesh.

    Declaró que Estados Unidos debe cerrar la zona de prevención de conflictos en la localidad siria de Al Tanaf que fue creada unilateralmente y que alberga un campamento de refugiados que se usa para entrenamientos militares.

    En una entrevista con Euronews recordó que la cooperación de Rusia, EEUU y Jordania permitió crear en Siria la zona de distensión sur "que funciona bien" sin embargo subrayó que "es importante cumplir con los acuerdos pactados a la hora de establecer esa zona sobre la retirada de todas las fuerzas no sirias de esa región".

    "Para nosotros es importante que los estadounidenses también hagan su trabajo, en particular cierren la zona de prevención de conflictos de un diámetro de 55 kilómetros declarada unilateralmente en la localidad de Al Tanaf que alberga el campamento de refugiados de Rukban, que, según numerosos datos, se utiliza para equipar, entrenar y hacer descansar a combatientes", declaró.

    Israel

    Subrayó que en la zona permanecen combatientes "que no permiten lograr una estabilidad duradera en los Altos del Golán que es tan importante para Israel".

    "Justo de eso se trató durante la visita del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu y creo que conseguimos un entendimiento", indicó.

    Lavrov insistió en que el enfoque de Rusia es pragmático y trabajará "con cualquier gobierno, cualquier presidente" de EEUU.

    Presencia militar en Irak

    Serguéi Lavrov señaló que EEUU incrementará su presencia en Irak pese a las declaraciones que hizo previamente sobre la retirada de todas sus fuerzas del país árabe.

    "Durante la presidencia de Barack Obama EEUU declaró que se retiraría por completo de Irak, ahora su presencia se reanudó y seguirá aumentando", dijo en una entrevista con Euronews.

    Militares de la OTAN
    © Sputnik / Denis Aslanov
    Lavrov denunció que la presencia militar de EEUU está creciendo por todo el mundo, en particular en Siria y Afganistán.

    "Preocupa a nosotros, a nuestros socios de Asia Central, debería preocupar a Europa porque las drogas llegan allí también y los terroristas se propagan por el mundo haciendo caso omiso de las fronteras", recalcó.

    Irak que combatió a los terroristas con el apoyo de la coalición encabezada por EEUU anunció la derrota del grupo Daesh (Estado Islámico proscrito en Rusia y otros países) en diciembre pasado.

    Lea también: "Siria tiene que cerrar su espacio aéreo a la aviación de Turquía"

    El proyecto de presupuesto federal de EEUU para el año financiero 2019 presupone la asignación de 1.400 millones de dólares para apoyar a la oposición siria y las fuerzas de seguridad nacional de Irak.

    Además:

    Moscú, dispuesta a cooperar con EEUU para destruir la amenaza terrorista en Siria
    Pentágono: EEUU no está buscando un conflicto con el Gobierno de Siria
    ¿Qué intereses reales tiene ahora EEUU en Siria?
    Lavrov: EEUU tiene planes de dividir Siria
    Etiquetas:
    Daesh, Unidades de Protección Popular (YPG), Serguéi Lavrov, EEUU, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook