07:32 GMT +316 Diciembre 2019
En directo
    Bandera de Francia

    Hackeo de las elecciones francesas: ¿una acción de falsa bandera para perjudicar a Rusia?

    © AP Photo / Morry Gash
    Política
    URL corto
    130
    Síguenos en

    El pasado 6 de mayo, tan solo un día antes de que se celebraran las elecciones presidenciales francesas, el equipo de campaña de Emmanuel Macron declaró haber sido víctima de un "hackeo masivo y coordinado". George Beebe analiza algunos detalles del ataque en un artículo para National Interest.

    A raíz de la filtración de numerosos correos electrónicos de los colaboradores del líder de En Marcha, "muchos análisis de los medios de comunicación que se produjeron inmediatamente después [del incidente] sugirieron que la operación era una más de las series de hackeos de alto perfil de Rusia que habían tenido como objetivo las campañas de EEUU y Europa", afirma Beebe, exjefe de análisis de Rusia en la CIA y asesor especial del exvicepresidente de EEUU Dick Cheney entre los años 2002 y 2004.

    Lea también: La fuerte respuesta de Rusia a Emmanuel Macron

    El autor cuestiona algunos de los indicios que se utilizaron entonces para acusar a Moscú de estar detrás del hackeo.

    "¿Por qué, por ejemplo, los hackers fueron tan poco cuidadosos que dejaron pistas sobre su identidad? Según un informe realizado por Wired, varios de los documentos filtrados incluían metadatos en caracteres cirílicos, sugiriendo que hubo ordenadores configurados en lengua rusa involucrados", recuerda.

    En un contexto "cercano a la histeria" contra Rusia a raíz de la supuesta 'injerencia' del país eslavo en las elecciones de EEUU, el autor se pregunta si sería muy inteligente por parte de Moscú lanzar un ataque "tan mal preparado", más aún cuando la filtración de los correos del equipo de Macron "es muy poco probable que afecte a los resultados electorales", dada la casi insuperable ventaja del candidato centrista en la víspera de los comicios —de un 20%— sobre su rival Marine Le Pen.

    En un momento en el que desde Moscú se lamenta el empeoramiento de las relaciones con las naciones occidentales a causa de las supuestas 'injerencias' en los procesos electores, no tiene sentido para el Kremlin lanzar un ataque "incapaz de influir en las elecciones y seguramente perjudicial para las relaciones con Occidente", señala el autor.

    Lea más: El presunto espionaje ruso, comodín de muchos para uso interno

    Beebe defiende en su artículo, además, la necesidad de realizar una investigación pormenorizada para esclarecer quién podría estar detrás del ataque, y asegura que no hay que precipitarse a la hora de buscar culpables.

    Según él, "hay terceros actores interesados en agudizar el conflicto entre Rusia y los países occidentales", a diferencia de Moscú, que no gana nada con el mantenimiento del clima de tensión. Para los especialistas en ciberoperaciones, imitar a otro país y presentarlo como el responsable de un determinado ataque no es una tarea difícil.

    "Los datos falsos refuerzan las creencias preexistentes y es más probable que tengan impacto en determinadas audiencias que la información válida que pone a prueba los prejuicios", añade.

    Por último, y atendiendo a "la sorprendente abundancia de pruebas que apuntan a Moscú, la escasez de motivos racionales que pudieran llevar a que Rusia patrocinara [los ataques] (…), invita a que se tenga en consideración la explicación de la falsa bandera", concluye.

    Además:

    Candidato a la presidencia de Francia vuelve a denunciar ciberataques
    Canciller francés: son inadmisibles los presuntos ciberataques a Macron
    Hollande insta a movilizar todos los medios para hacer frente a ciberataques
    Etiquetas:
    hackeo, Emmanuel Macron, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik