14:05 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Un bombardero ruso lanza las bombas contra las posiciones de los terroristas en Siria

    Las Fuerzas Aéreas rusas destruyeron unas 122.000 instalaciones de terroristas en Siria

    © Sputnik / Ministerio de Defensa de Rusia
    Oriente Medio
    URL corto
    1180

    SINGAPUR (Sputnik) — Las Fuerzas Aéreas rusas destruyeron unas 122.000 instalaciones de terroristas en Siria, declaró el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

    "Desde el inicio de la operación [rusa] fueron eliminados más de 87.500 terroristas, fueron liberadas 1.411 localidades y más de un 95% del territorio de Siria", detalló.

    El ministro agregó que las fuerzas rusas destruyeron unas 122.000 instalaciones de terroristas en Siria.

    Según el titular de Defensa, los aviones rusos realizaron un total de 40.000 vuelos de combate en tres años.

    El regreso de los combatientes de Irak y Siria a la cuenca del Pacífico eleva la amenaza terrorista en la región, advirtió Shoigú.

    "El terrorismo se hace una amenaza cada vez más seria en los Estados de la cuenca del Pacífico, como resultado de la actividad de un número significativo de las organizaciones extremistas", dijo Shoigú.

    "Un problema agudo es el regreso a la cuenca del Pacífico de los terroristas, que obtuvieron una experiencia de combates en Siria e Irak; son un contingente, dispuesto a unirse a las células terroristas locales", apuntó.

    Shoigú también señaló que las células terroristas regionales reciben con más frecuencia el financiamiento.

    Frente a este panorama, el titular ruso llamó a la ASEAN y a sus socios a ampliar la cooperación.

    "Un trabajo coordinado de las Fuerzas Armadas permitirá defender a los países de la ASEAN y a sus socios de cualquier amenaza y garantizará la paz y la estabilidad en la región", enfatizó.

    Tema relacionado: Rusia aboga por el desarrollo colectivo global de la economía digital

    El ministro destacó el potencial de la cooperación en tales áreas como la lucha contra el terrorismo, la seguridad marítima, la asistencia humanitaria, la medicina militar, la seguridad informática, entre otras.

    En ese sentido, resaltó, la apertura del Centro de Medicina Militar de la ASEAN en Bangkok con la asistencia de Rusia.

    "Estos nos permitirá responder de forma inmediata a las epidemias de enfermedades infecciosas, contrarrestar el terrorismo bacteriológico y ayudar a la población en situaciones de emergencia en la región", señaló.

    Shoigú ofreció a los países de la ASEAN y a sus socios apoyo para fortalecer su capacidad militar para hacer frente a los distintos desafíos.

    Más: Putin: Rusia evitó el peor de los escenarios al lanzar la operación en Siria

    Asimismo, Serguéi Shoigú instó a los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático y sus socios a unirse a la operación humanitaria en Siria.

    "Juntos podremos no solo crear las condiciones favorables para el regreso de los refugiados a sus hogares y normalizar la situación en Siria, sino impedir el renacimiento de ISIS (proscrito en Rusia) en Oriente Próximo, es decir, impedir su expansión en la cuenca del Pacífico", expresó.

     

    Shoigú apuntó que Siria "necesita urgentemente la ayuda de la comunidad internacional".

    En concreto, la población siria, dijo Shoigú, requiere alimentos, artículos de primera necesidad, medicinas, materiales de construcción y maquinaria.

    Siria, agregó, urge la reconstrucción de sus instalaciones vitales y la eliminación de las minas sembradas por los terroristas.

    De hecho, remarcó, los militares rusos limpiaron de minas 6.500 hectáreas en el país árabe, 1.500 kilómetros de carreteras y más de 19.000 edificios residenciales y públicos.

    A día de hoy, subrayó, se han creado condiciones para el renacimiento de Siria como un Estado íntegro.

    "Para ello se requieren los esfuerzos no solamente de Rusia, sino también del resto de miembros de la comunidad internacional", insistió.

    Según estimaciones de la ONU, constató Shoigú, casi siete millones de sirios abandonaron su país debido a la guerra.

    "Hoy por hoy la situación ha cambiado y permite que vuelvan a sus hogares y Rusia ha hecho una gran aportación a este proceso", dijo el ministro.

    En particular, señaló, en Damasco funciona el Centro para la acogida, distribución y alojamiento de los refugiados y en Moscú se encuentra el organismo interdepartamental que coordina el retorno de los sirios a su país.

    Informó también que se abrieron los puestos fronterizos en los límites de Siria con el Líbano y Jordania.

    "Desde el 18 de julio más de 17.000 personas cruzaron la frontera", indicó.

    También: Moscú: EEUU intenta frenar el regreso de los refugiados a Siria

    En total, apuntó, desde el inicio de la operación más de 245.000 refugiados regresaron a Siria y otros dos millones quieren volver del extranjero.

    Shoigú hizo estas declaraciones durante un encuentro de los titulares de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) con sus homólogos del grupo de países socios, conocido como ASEAN Plus, en Singapur.

    La ASEAN está integrada por Tailandia, Malasia, Indonesia, Singapur, Brunéi, Laos, Camboya, Vietnam, Birmania y Filipinas, países que se turnan para presidir el bloque anualmente.

    Rusia, Australia, China, Corea del Sur, Estados Unidos, India, Japón y Nueva Zelanda son socios de diálogo que forman parte de la ASEAN+.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    terrorismo, ASEAN, Serguéi Shoigú, Siria, Rusia