00:24 GMT +325 Septiembre 2018
En directo
    Situación en Alepo, Siria (Archivo)

    ¿Desata Irán una guerra de inversiones?

    © REUTERS / Omar Sanadiki
    Oriente Medio
    URL corto
    Kommersant
    5121

    Irán pretende jugar un papel clave en la recuperación de Siria. Mientras la guerra contra los grupos extremistas aparentemente llega a su final, poco a poco comienzan los 'combates' por quien desempeñará el papel principal en la restauración de la economía siria y Teherán no pretende ceder posiciones.

    Según comunica la agencia iraní IRNA, los próximos días en Damasco tendrá lugar el encuentro bilateral entre el primer ministro sirio, Imad Khamis, y el vicepresidente Iraní, Eshaq Yahanguirí. La principal tarea de la delegación iraní es acordar los últimos detalles para un acuerdo estratégico entre ambas naciones, basado en los tratados previamente pactados.

    Se trata principalmente de cooperar en el sector bancario y aduanero, industrial, tecnológico, informático, en la creación de pequeñas empresas, redes de suministro de agua y líneas de transmisión de energía, así como inversiones en todos los sectores de la economía siria, principalmente aquellos que requieren restauración. En palabras del ministro de Economía y Comercio Exterior de Siria, Samer Khalil, entre las dos naciones ya existe una plenitud de acuerdos que después de la guerra "requieren una revisión, desarrollo y activación".

    La guerra cambió por completo los lazos económicos de Siria, subraya la arabista Marianna Belenkaya de Kommersant. Con la llegada de Bashar Asad al poder y hasta el año 2010, el país era el centro de inversiones de la región, provenientes sobre todo desde los reinos del Golfo y Turquía. En particular, en 2008 Ankara destinó 6,3 millones de dólares para el desarrollo de 42 proyectos en el marco del programa de cooperación interregional. Ya para 2010, el comercio bilateral entre Siria y Turquía superaba los 2.400 millones de dólares, contra los cerca de 500 millones de Irán.

    Temas relacionados: "El problema de EEUU en Medio Oriente no es Siria, sino el éxito de la política de Rusia e Irán"

    No obstante, con el inicio del conflicto interno en Siria, Teherán fue el único socio internacional que no cerró su cooperación con Damasco. Es en gran parte gracias a los créditos otorgados por la República Islámica que el Gobierno de Damasco ha podido mantenerse a flote durante tantos años. Los grandes préstamos otorgados por Irán, un país que también sufría de escases de recursos y que estaba bajo sanciones internacionales, hizo a muchos preguntarse dentro del país qué tan factible sería recuperarlos.

    Ahora, las autoridades iraníes quieren demostrar que sus inversiones en Siria no han sido en vano, estima Belenkaya.

    En palabras del economista sirio Samir Seyfan, por ahora Siria no tiene mucho que ofrecer a cambio de los 400.000 millones de dólares que, según los cálculos, se necesitarán para restaurar el país de las ruinas.

    Asuntos relacionados: Autoridades de Siria elaboran un plan de recuperación económica en la posguerra

    Los medios iraníes destacan que el Gobierno de Damasco le ha otorgado a Teherán el derecho de operar en el sistema de telefonía móvil sirio, de construir una terminal petrolífera en un área de 5.000 hectáreas y de arrendar terreno para la cosecha de producto agrícolas. Además, se le había prometido el acceso a la extracción de fosfatos en las minas cercanas a Palmira, pero al final fueron las empresas rusas las que ganaron la licitación.

    Ante la ausencia de grandes jugadores como EEUU y la UE, son precisamente los principales socios de Irán en el proceso de pacificación sirio —Turquía y Rusia— sus más férreos competidores comerciales.

    "En lo que respecta a la reconstrucción de Siria, entre los miembros del proceso de Astaná podrían aparecer diferencias. En Irán ven cómo Rusia, Turquía, Alemania y Francia se están involucrando en el proceso de reconstrucción en Siria y Teherán está intensificando sus esfuerzos para no quedar al margen", explicó a Kommersant el profesor de la Universidad Shahid Beheshti de Teherán, Hamidreza Azizi.

    A finales de julio, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, anunció que el próximo 7 de septiembre en Estambul tendrá lugar un encuentro sobre Siria en el que se espera la llegad de representantes de Rusia, Alemania y Francia. En Irán, escucharon con cautela las palabras del mandatario turco, dice Azizi. "Irán está preparado para cualquier desenlace posible, incluso aquel, en el que otros jugadores, inclusive Rusia, intenten hacerlo a un lado", resumió.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Irán: el ataque de Occidente contra Siria socava la resolución posible de la crisis
    ¿Intenta EEUU aislar a Irán de Siria con la nueva misión de la OTAN?
    Desde Siria aseguran que no tienen bases iraníes
    Lo que ganará Rusia con su participación en el restablecimiento de la economía siria
    Etiquetas:
    inversiones, Siria, Irán