En directo
    La bandera de Irán

    El plan sibilino forjado por Arabia Saudí e Israel contra Irán

    CC0 / Pixabay
    Oriente Medio
    URL corto
    428

    El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman Saud, ha pronunciado algunas palabras punzantes en relación a Irán durante su visita a EEUU. Allí ha reconocido por primera vez el derecho de Israel a tener su propia tierra. Descubre qué causas podría haber detrás de esta jugada de Salman.

    Durante su visita a EEUU, Mohamed bin Salman reiteró que el líder supremo de Irán, Alí Jamenei, es peor que el líder de la Alemania nazi, Adolf Hitler. Además, el príncipe heredero saudí contestó en una entrevista a la revista The Atlantic a la pregunta de si los judíos tienen el derecho de vivir al menos en una parte de su patria [Jerusalén].

    "Creo que cada pueblo en cualquier parte del mundo tiene el derecho de vivir en su propia tierra en paz. Creo que tanto los palestinos como los israelíes tienen derecho a una tierra propia. Tenemos que conseguir un acuerdo de paz para asegurar la estabilidad de todos y mantener buenas relaciones", aseveró Salman.

    Seyed Hadi Afghahi, politólogo y analista iraní, reveló en una entrevista a Sputnik por qué estas declaraciones aparecen precisamente ahora. 

    Medio siglo de relaciones clandestinas 

    Está claro que la causa del acercamiento entre Arabia Saudí e Israel radica en el hecho de que surgió un peligro tanto político como estratégico para el reino en la región de Oriente Medio, admite.

    Lea más: "Una guerra entre Irán y Arabia Saudí involucraría a toda Eurasia"

    "Supongo que, con el tiempo, Arabia Saudí querrá declarar oficialmente el establecimiento de las relaciones diplomáticas con Israel. El reconocimiento por parte de Arabia Saudí del derecho de Israel a existir es una parte del así llamado proyecto Acuerdo del Siglo, dirigido contra Irán y el Frente de Resistencia [alianza entre el país persa, Siria y el grupo Hizbulá]. Aquellos encuentros que el príncipe heredero mantiene con Israel a nivel más alto persiguen el objetivo de implementar este proyecto", enfatizó. 

    De acuerdo con Hadi Afghahi, Arabia Saudí ha mantenido contactos clandestinos con Israel durante 56 años y ha tratado de no airearlos, mientras que Israel ha intentado revelar estas relaciones.

    "Actualmente, Arabia Saudí ha pasado a una fase activa: salir de la sombra de encuentros y negociaciones clandestinas a nivel oficial. Ante los ojos de todos, reconoció el derecho de Israel a existir. De esta manera, Riad se ha quitado de encima la carga de la clandestinidad y confidencialidad", recalcó el analista. 

    Le podría interesar: Arabia Saudí e Irán rumbo a un conflicto: ¿quién es más fuerte?

    Las tres fases del plan sibilino

    Seyed Hadi Afghahi opina que el primer paso para implementar el Acuerdo del Siglo fue hecho cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, declaró que trasladaría la Embajada a Jerusalén. La segunda fase de la implementación del proyecto implica la normalización de las relaciones de Arabia Saudí con Israel, que necesitan aliarse contra Irán.

    "Otra fase de este plan malévolo es crear una ciudad industrial en el desierto en Sinaí, adonde ellos podrían trasladar a los palestinos. Finalmente, se plantea la pregunta de crear un frente unido EEUU-Arabia-Israel contra el Frente de Resistencia", declaró el politólogo iraní.

    ¿Será aprobado este plan a nivel internacional? Hadi Afghahi considera que la respuesta a esta pregunta es evidente. La comunidad internacional protestó contra el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel por parte de EEUU, de manera que este proyecto no gozará del apoyo internacional.

    ¿Para qué se hace todo eso?

    Seyed Hadi Afghahi recuerda que Arabia Saudí, en confrontación con Irán, cree que el país persa está interfiriendo en los asuntos internos de los Estados de Oriente Medio y trata de aumentar su influencia en la región. 

    Lea también: El príncipe heredero de Arabia Saudí augura una guerra con Irán dentro de 10 o 15 años

    "[Por su parte] Arabia Saudí realiza actividades semejantes e implementa tales aventuras que no encajan con las leyes internacionales y no implican beneficio alguno para la región. El ejemplo más claro de estas aventuras es el apoyo que los saudíes brindan a los grupos terroristas en Siria y Irak", mencionó el experto.

    De acuerdo con el interlocutor de Sputnik, las excelentes victorias del Frente de Resistencia junto con Rusia en Siria preocuparon tanto a Riad como a sus aliados y adversarios: Emiratos Árabes Unidos, Egipto, EEUU, la OTAN e Israel.

    "Israel ayudó a los terroristas a luchar contra Siria, a desestabilizar la situación en la región y a desencadenar una guerra allí. Es completamente lógico que, en esta situación, Arabia Saudi e Israel sientan el peligro que amenaza a sus posiciones, sus intereses y su futuro en el área", resumió Hadi Afghahi. 

    Etiquetas:
    plan, política, Irán, Arabia Saudí, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik