En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    414514
    Síguenos en

    El jefe del centro de coordinación de las Fuerzas Armadas rusas en Siria, el general de división Yákov Rezántsev, dio detalles sobre el incidente en el que participaron soldados de EEUU y civiles sirios. Sin la mediación de Rusia, el número de víctimas hubiese sido mayor.

    El 12 de febrero por la mañana, un convoy militar estadounidense desviado de su ruta, mató a un chico de 14 años e hirió a un hombre al abrir fuego contra un grupo de civiles sirios que trataba de impedir el paso de la caravana en las afueras de la ciudad de Qamishli.

    Rezántsev relató a los periodistas que el incidente "se produjo a raíz de actos ilícitos de los militares de la coalición antiterrorista". Según el alto cargo ruso, el convoy estadounidense fue detenido en un puesto de control militar cerca de la aldea de Khirbet Ammo, territorio controlado por las fuerzas de Defensa Nacional siria.

    "No obstante, se desviaron de la ruta planeada por tres kilómetros y medio y violaron todos los acuerdos. Decidieron pasar por el poblado, con lo que fomentaron el descontento de la población local", dijo Rezántsev.

    Además, subrayó el desprecio con el que los estadounidenses trataron a los residentes.

    El general apuntó que a continuación se organizó una asamblea espontánea que reunió a alrededor de 1.000 personas. Principalmente se trataba de niños, mujeres y ancianos que no estaban armados. Fue allí cuando los soldados desesperados abrieron fuego contra la multitud y asesinaron al joven Faisal Khalid Muhammad de 14 años.

    Dadas las circunstancias, el grupo militar estadounidense se dirigió a los rusos que llegaron al lugar de acción y la situación se estabilizó. Rezántsev rescató que los estadounidenses se hayan detenido en la entrada a la aldea "porque sacarlos desde el poblado hubiera sido un problema".

    Los periodistas también lograron entrevistar a los parientes del adolescente que fueron testigos de su asesinato. Así, el tío de Faisal destacó que el conflicto empezó después de que "los norteamericanos pasaran a la fuerza por el puesto de control y los residentes que se encontraban allí les tiraran piedras".

    "Mi sobrino no portaba ningún arma, solo utilizó piedras, barro y trozos de varilla. Del lado del convoy estadounidense abrieron fuego indiscriminadamente contra la multitud y Faisal recibió tres balas. Lo llevaron a casa, pero no lograron salvarlo", contó el pariente.

    En 2014, Estados Unidos y sus aliados llegaron a Siria para combatir al grupo terrorista ISIS —autodenominado Estado Islámico, prohibido en Rusia y otros países—, sin autorización de Damasco.

    En diciembre de 2018, el presidente estadounidense, Donald Trump, proclamó la victoria sobre el grupo terrorista, al subrayar que la lucha contra esa organización era la única razón de EEUU para mantener su presencia en Siria.

    A finales de octubre pasado, Washington cambió su discurso y afirmó que mantendría sus tropas en el país árabe para "proteger" los campos petroleros sirios.

    Etiquetas:
    conflicto, víctimas civiles, Siria, NSA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook