En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 316
    Síguenos en

    DAMASCO (Sputnik) — Aumentó a dos el número de civiles sirios muertos por disparos de los militares estadounidenses en las inmediaciones de la ciudad de Qamishli, en el noreste de Siria, comunicó a Sputnik una fuente militar siria.

    "A las 10.00, una patrulla estadounidense de seis vehículos blindados Hummer ingresó deliberadamente en la zona controlada por las autoridades sirias", dijo la fuente al precisar que los vehículos se dirigieron a la aldea de Khirbet Ammo, cerca de Qamishli, donde se encuentra un puesto de control de las fuerzas de defensa nacional.

    Indicó que "los residentes de la aldea no le permitieron entrar a la patrulla y comenzaron a tirar piedras a los vehículos, los soldados estadounidenses abrieron fuego que mató a Juma Suleiman Barre, de diez años".

    La fuente añadió que también murió un adulto y otro más resultó herido.

    Además, según sus datos, un militar de EEUU sufrió lesiones graves y cuatro vehículos blindados fueron dañados durante los enfrentamientos posteriores.

    La fuente señaló que la aviación de EEUU bombardeó otra aldea siria después de su segunda patrulla también se encontrara con resistencia de las fuerzas de defensa nacional sirias, pero el ataque no provocó víctimas.

    Afirmó que las fuerzas rusas que apoyaban a las tropas de Damasco intervinieron, obligando a los estadounidenses a retirar sus fuerzas y equipos dañados.

    La cadena Al Ikhbaria informó antes que los militares estadounidenses mataron a un civil sirio al abrir fuego contra un grupo de residentes locales que trataba de impedir el paso de un convoy militar norteamericano en las afueras de la ciudad de Qamishli.

    La agencia SANA comunicó, por su parte, que, al responder al ataque, los vecinos locales dañaron cuatro automóviles estadounidenses.

    EEUU intervino en el conflicto de Siria en septiembre de 2014, al frente de una coalición internacional que empezó a bombardear las posiciones de grupos terroristas sin autorización de Damasco.

    El 19 de diciembre de 2018, el presidente Donald Trump afirmó que, tras la derrota de ISIS, grupo terrorista prohibido en Rusia y otros países, no había razones para mantener la presencia de militares estadounidenses en Siria.

    Más tarde, la Casa Blanca anunció el repliegue de las fuerzas de EEUU de Siria, sin embargo, precisó que ello no significa el fin de la coalición antiterrorista global liderada por Washington.

    Con respecto al contingente militar que EEUU todavía mantiene en el noreste de Siria, el jefe del Pentágono, Mark Esper, dijo a finales de octubre pasado que su objetivo principal es evitar que ISIS recupere el acceso al petróleo, una fuente importante de sus ingresos antes de 2017. 

    Etiquetas:
    ataque, EEUU, muerte, Siria
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook