En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    BEIRUT (Sputnik) — El Tribunal de Beirut examinará el caso del expresidente de Nissan-Renault, Carlos Ghosn, dentro de su margen legal, afirmó a Sputnik el diputado libanés Alain Aoun.

    Ghosn, que escapó de Japón a Beirut después de enfrentar acusaciones de varios delitos financieros, fue citado este 9 de enero para interrogación en Beirut.

    "Esperamos la información de la parte japonesa, vamos a examinar [las acusaciones] y su legitimidad en nuestro marco legal y actuar de acuerdo con la legislación de nuestro país", dijo Aoun.

    Añadió que Ghosn tiene un pasaporte auténtico y cruzó la frontera de manera legal.

    Otro diputado libanés, Bilal Abdala, en declaraciones a Sputnik afirmó que el Líbano tiene derecho a defender a Ghosn como su ciudadano si este no es culpable, pero "si es culpable debe ser condenado".

    Prohibición de viaje

    La Justicia del Líbano impuso una prohibición de viajar a Carlos Ghosn, comunicó el canal televisivo libanés MTV.

    "La Justicia libanesa impuso una prohibición de viaje al empresario Carlos Ghosn tras una investigación relacionada con la notificación roja de la oficina japonesa de la Interpol, recibida hace tres días por el Líbano, que presenta cargos contra Ghosn por evasión de impuestos y casos de corrupción", informó el medio.

    Por su parte, Carlos Abou Jaoude, abogado de Ghosn, dijo ante la prensa que su cliente "está satisfecho con la audiencia judicial en el Líbano".

    Según las informaciones a disposición de Sputnik, un grupo de abogados ya acudió a la Fiscalía con una solicitud de examinar la visita de Ghosn a Israel en 2008, donde sostuvo reuniones con unos altos funcionarios.

    Los letrados expresaron su convicción de que de esa manera el empresario violó la legislación libanesa que prohíbe a los ciudadanos visitar lo que el Líbano considera territorios ocupados de Palestina.

    El fiscal Hassan Bazzi dijo a Sputnik que busca remitir este caso a la Fiscalía Militar.

    "Ghosn afirmó que estuvo de visita en Israel una sola vez; los documentos en nuestra disposición indican que el contrato de Renault [que forma parte de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi] y la parte israelí fue firmado en 2016", explicó el letrado.

    El 10 de enero por la mañana el fiscal tiene previsto solicitar a la empresa los datos necesarios relacionados con el caso, "que confirmen la violación de la ley", y presentarlos ante la Fiscalía Militar.

    Sin embargo, existe una opinión contraria de otro grupo de abogados que están convencidos de que que la visita de Ghosn a Israel no puede ser motivo directo de su enjuiciamiento.

    Ghosn fue arrestado el 19 de noviembre de 2018 en Japón por ocultar parte de sus ingresos, pero desde abril de 2019 se encontraba en libertad bajo fianza, cuyas condiciones violó al escapar de Japón a finales de diciembre pasado.

    El empresario, que insiste en su inocencia, ya se enfrenta a cuatro cargos.

    De los primeros tres, dos están relacionados con la ocultación de ingresos por valor de miles de millones de yenes y uno, por el supuesto intento de trasladar a las cuentas de Nissan sus pérdidas de inversión personales.

    Además, en abril de 2019 la Fiscalía de Tokio presentó una nueva acusación contra Ghosn, por haber desviado en beneficio propio unos fondos de Nissan, a través de un concesionario en Omán, a una empresa fantasma suya en el Líbano, causando al fabricante japonés unas pérdidas de unos cinco millones de dólares.

    El pasado 2 de enero, el Líbano informó haber recibido una notificación roja, o petición de arresto de Ghosn, por parte de la Interpol.

    Etiquetas:
    Carlos Ghosn, tribunal, Nissan, Líbano
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik