En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    43015
    Síguenos en

    TEL AVIV (Sputnik) — Los militares de Israel lanzaron ataques contra el sur del Líbano después de que varios misiles antitanques procedentes del país vecino impactaran en la zona fronteriza israelí, comunicó el servicio de prensa de las Fuerzas de Defensa de la nación hebrea (FDI).

    "Misiles antitanque lanzados desde Líbano cayeron sobre posiciones militares en el norte de Israel. Devolvimos fuego al lugar de donde vinieron los ataques en el sur de Líbano", indicaron las FDI en su cuenta de Twitter.

    ​Según los militares israelíes, los misiles antitanque procedentes del Líbano impactaron contra una base militar y los equipos de combate israelíes en el norte del país.

    Por su parte, el Ejército libanés denunció que Israel lanzó más de 40 misiles contra varias localidades del sur del Líbano.

    "El Ejército israelí abrió el fuego con la zona de las localidades Marun al Ras, Aitarun y Yarun lanzando más de 40 misiles, lo que provocó incendios en las localidades cercanas", dice el comunicado de los militares libaneses.

    Se señala que los bombardeos israelíes continuaron por varias horas.

    Asimismo el Ejército israelí confirmó que no hay víctimas en el ataque con misiles que lanzó Hizbulá en la frontera entre Israel y el Líbano.

    Según las fuerzas israelíes, el brazo armado de Hizbulá, Resistencia Armada, disparó "varios misiles antitanque" que alcanzaron una ambulancia militar y un puesto del ejército cercanos a la frontera, de acuerdo con un comunicado del portavoz militar Ronen Manelis.

    Hizbulá lanzó al menos tres misiles anti-tanque Kornet poco después de las 16.00 horas locales (13.00 GMT) sin causar víctimas, añadió el comunicado.

    Según Manelis, el Ejército israelí estaba preparado para que no hubiera víctimas en caso de que Hizbulá lanzara un ataque con misiles antitanque.

    Más tarde, el primer ministro del Líbano, Saad Hariri, en una conversación telefónica pidió al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y el asesor presidencial de Francia, Emmanuel Bonne, que los dos países intervengan en la situación en la frontera entre Líbano y Israel.

    "El primer ministro del Líbano, Saad Hariri, conversó con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, y el asesor presidencial de Francia Emmanuel Bonne, y exigió la intervención de EEUU, Francia y la comunidad internacional para contrarrestar a la escalada de tensiones en la frontera del sur", informó la oficina de prensa del jefe del Gobierno libanés.

    Asimismo los militares israelíes han dado por concluido "a nivel táctico" el intercambio de disparos con el grupo libanés Hizbulá ocurrido en la frontera entre los dos países.

    "A nivel táctico el incidente en la zona de [la localidad fronteriza de] Avivim parece estar agotado, sin embargo, a nivel estratégico la situación continúa desarrollándose", declaró a los medios el portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Jonathan Conricus.

    Concricus indicó, por su parte, que Hizbulá destruyó un vehículo de ambulancia militar a lo que las FDI respondieron lanzando un centenar de proyectiles de artillería.

    Señaló, además, que Israel empleó en sus contraataques los "helicópteros de combate, pero de una manera muy limitada".

    Las consecuencias

    En respuesta a los ataques de Israel, el movimiento chií libanés Hizbulá afirmó haber destruido un vehículo de patrullaje israelí en una carretera en la zona fronteriza.

    "A las 16.15 de este domingo [1 de septiembre] los combatientes (...) destruyeron un vehículo militar, hay heridos y muertos", señaló el servicio de prensa de Hizbulá.

    Hizbulá, respaldado por Irán, asumió la responsabilidad del ataque con misiles, que se produjo cerca de la comunidad de Avivim en la región de la Alta Galilea en el norte de Israel.

    El ataque se produjo después de que medios libaneses informaron que las FDI estaban bombardeando sitios cercanos a la ciudad fronteriza libanesa de Marun al Ras.

    No obstante, el Ejército israelí no había confirmado el bombardeo.

    ¿Cómo iniciaron los ataques?

    Este 1 de septiembre se habían producido explosiones en un bosque cercano a la zona llamada Granja de Bastra, después de que unos drones (aviones no tripulados) sobrevolaran la zona.

    Mientras el canal de televisión Al Manar, afín al movimiento chií libanés Hizbulá, señaló que el Ejército israelí había atacado con artillería una zona de la frontera, al sur del Líbano.

    Horas más tarde, el Ejército israelí reconoció que se iniciaron diversos incendios en el área de la Granja de Bastra, en la frontera entre Israel y el Líbano, a causa de sus acciones en la zona, pero no dio detalles de la naturaleza de las mismas.

    Este ataque se produce un día después de que el líder de Hizbulá, Hasán Nasralá, dijera que su grupo tomaría represalias contra Israel por los ataques con drones que lanzó la semana pasada en Beirut, que fueron atribuidos al Ejército israelí.

    Nasralá afirmó que Hizbulá podría atacar a Israel "en todos los lugares posibles a lo largo de la frontera".

    "Nuestra respuesta a los eventos de la semana pasada será [lanzada desde] dentro del Líbano contra objetivos israelíes”, aseguró Nasralá. Generalmente, Hizbulá ataca en el área de las Granjas de Sheba.

    El Ejército israelí reforzó sus posiciones en la frontera norte durante el fin de semana debido a la posibilidad de que Hizbulá llevara a cabo un ataque.

    Etiquetas:
    integridad territorial, crisis fronteriza, misiles antitanque, Líbano, Israel
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook