En directo
    Soldados israelíes a bordo del tanque Merkava (archivo)

    Israel, el país que solo entiende el lenguaje de la fuerza

    © AFP 2019 / Thomas Coex
    Oriente Medio
    URL corto
    Denis Lukyanov
    12442

    Hace medio siglo, el 4 de febrero de 1969, el líder palestino Yasir Arafat se convirtió en el presidente de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). Esta coalición de distintos movimientos árabes proclamó como su meta la liberación de toda Palestina y empezó su lucha contra Israel. Sputnik analiza los pormenores del conflicto.

    La OLP, que había sido creada en 1964, proclamó como su deber erradicar la presencia sionista en Palestina y eligió como única medida la lucha armada contra Israel. En distintos períodos de su existencia, la OLP fue considerada un grupo terrorista por algunos países. Con el paso del tiempo, no obstante, llegó a participar en el proceso de paz.

    El organismo acabó siendo reconocido como el único representante legítimo del pueblo palestino. También adoptó una política de solución que involucrase el reconocimiento de dos Estados, que la parte israelí no considera viable.

    Los palestinos siguen sin controlar a día de hoy porciones grandes de su territorio, que actualmente se encuentra bajo el control de Israel y está siendo poblado por colonos hebreos. La organización sigue, paso a paso, empeñada en lograr su objetivo. Sputnik habló con el analista egipcio Taimour Dwidar para conocer la perspectiva árabe en cuanto a la confrontación entre la OLP e Israel.

    "La OLP es un grupo de resistencia de liberación nacional que no tiene nada que ver con los terroristas, sino más con los partisanos. Lo forman un grupo de personas que no olvidan que los privaron de sus casas y sus tierras. Tampoco olvidan que están siendo represaliados", declaró.

    Te puede interesar: La Cúpula de Hierro se desgasta: Israel intercepta menos de un tercio de misiles palestinos (vídeos)

    Hoy el territorio de la antigua Palestina se encuentra dividido entre Israel y la Autoridad Nacional Palestina, que ejerce su control sobre Cisjordania y la Franja de Gaza. Estas fronteras fueron trazadas en 1949 y existieron hasta 1967, cuando tuvo lugar la Guerra de los Seis Días. Precisamente este límite anterior a 1967 es aceptado universalmente como la frontera entre Israel y Palestina.

    Cisjordania está siendo poblada por colonos israelíes, quienes viven en sus propios asentamientos bien protegidos. De manera que se puede hablar de una verdadera colonización de este territorio.

    "Se trata de verdadera segregación: la gente vive como si hubiera un 'apartheid' en Sudáfrica. Los palestinos son un pueblo privado de sus viviendas donde ahora viven los judíos, que llegaron desde Europa o incluso África. Es un gran problema sin resolver, pero por ahora prevalece la ideología de los colonos sionistas", pronunció.

    En el pasado, estas tierras nunca experimentaron excesivos conflictos entre judíos locales y los árabes locales. Dwidar subrayó que en la actualidad se trata de un conflicto entre los árabes locales y los judíos que llegaron desde Europa y otras partes del planeta. De hecho, los judíos y los árabes son primos, son dos pueblos hermanos —genéticamente—, añadió.

    Más: Hundimiento del destructor israelí Eilat, el inicio de una nueva era en el combate naval

    "Además, entre los palestinos no solo hay musulmanes, sino también cristianos. Estos dos grupos religiosos sufren opresión, pero no pierden la esperanza de volver a vivir en su propia tierra. Es muy triste ver que en nuestra época existe la segregación por motivos étnicos", dijo.

    Camino a la libertad

    "La guerra todavía no está ganada. En la historia hubo intentos de hacer trizas a la organización y empezar a tomar decisiones por parte de los palestinos. Como consecuencia, surgieron disputas en el seno de la OLP. Pero, pese a todo, hasta hoy los palestinos tratan de alcanzar su meta", señaló.

    Algunos países consideraban que la OLP era una organización terrorista por haber asesinado a numerosos ciudadanos israelíes.

    Dwidar cree que el terrorismo no era más que "una etiqueta muy cómoda para justificar un ataque contra cualquier grupo y un país".

    La Carta Nacional de Palestina de 1968 mencionó la lucha armada como una herramienta para alcanzar la meta de la liberación de Palestina, pero los palestinos luego se negaron a usar la fuerza para alcanzar sus objetivos y participaron en negociaciones. Uno de los hitos fue la firma de los Acuerdos de Oslo entre Yasir Arafat e Isaac Rabin en 1993.

    No te lo pierdas: La Región Autónoma Hebrea, un paraíso 'sionista' en Siberia

    Fue entonces cuando la OLP renunció a los métodos terroristas en el marco de los preparativos de los Acuerdos de Oslo. Para el entrevistado, el lenguaje de la fuerza o, si se quiere, la amenaza del uso de la fuerza es una herramienta eficaz para hacer que Israel escuche.

    "El lenguaje de la fuerza funciona mejor en el caso de los israelíes que el diálogo diplomático largo y poco eficiente. Una vez surge una amenaza militar, los israelíes empiezan a escucharte: incluso pueden hacer ciertas concesiones", declaró.

    La llamada comunidad internacional apoya las acciones de Israel encaminadas a la ocupación de nuevos territorios y a la creación de colonias israelíes, añadió.

    "Los palestinos al parecer son un pueblo que está destinado al sufrimiento eterno, porque no cuenta con un apoyo necesario para regresar a sus tierras, a sus casas. El mundo simplemente apoya el fortalecimiento del estatus de Israel, que hasta el día de hoy tiene carácter de ocupación", concluyó Dwidar.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    OLP, Yasir Arafat, Israel, Palestina