En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 14
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El Ejército israelí demolió la casa de un palestino acusado de matar a un soldado israelí, según informó el digital israelí Ynet, aunque el ejército no lo confirmó.

    Las fuerzas israelíes volaron el piso del edificio habitado por la familia de Islam Yusef Abu Hamid en el campo de refugiados de Al Amari, junto a Ramala.

    Al Amari está densamente poblado y los militares tuvieron que acordonar una gran área para que se llevara a cabo la demolición.

    Según las noticias del Canal 10 de la televisión israelí, estallaron disturbios cuando las fuerzas israelíes entraron en el campo para cumplir la orden, pero no se informó de que se hubieran producido heridos.

    Hamid mató al sargento Ronen Lubarsky, miembro de la unidad de élite Duvdevan, cuando le lanzó presuntamente una losa de mármol en la parte superior de su cabeza desde una casa vecina durante una redada del Ejército israelí el pasado mayo en Al Amari, según los cargos que le imputa un tribunal militar.

    Además: Militares israelíes detienen a 40 sospechosos de terrorismo tras ataques en Cisjordania

    A principios de este mes, el Tribunal Superior de Justicia confirmó la decisión de las fuerzas israelís de demoler la casa de la familia tras rechazar una petición de la familia contra una orden de demolición emitida en septiembre.

    El tribunal dictaminó que todo el edificio se podía destruir, no solo los pisos donde vivía el supuesto agresor.

    La familia Hamid solicitó a la corte que anulara la orden de demolición porque su hijo aún no había sido condenado por matar a Lubarsky, al tiempo que argumentaba que demoler todo el edificio causaría un daño desproporcionado a los demás ocupantes que no participaron en el ataque.

    La familia también argumentó que el Ejército israelí solo se movió para demoler todo el edificio a instancias de la familia Lubarsky.

    Sin embargo, el juez Yael Wilner rechazó la petición de la familia palestina y dijo que los tribunales militares israelíes no están obligados legalmente a esperar una condena antes de emitir órdenes de demolición.

    En la decisión unánime, Wilner reconoció que arrasar todo el edificio perjudicaría injustamente a algunos residentes, pero señaló que las consideraciones de seguridad de Israel y la necesidad de establecer la disuasión contra futuros ataques "no justifican la reducción del alcance de la orden de demolición".

    Etiquetas:
    soldado, asesinato, casa, demolición, ejército, Israel, Palestina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook