En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Menos de 24 horas después de que Ecuador acordara la reestructuración de su deuda, el vicepresidente Otto Sonnenholzner anunció su renuncia pero sin responder del todo la pregunta que la mayoría de los ecuatorianos se hacen: ¿será el próximo candidato a presidente por el oficialismo?

     Analistas creen que sí, y los rumores en los medios locales cada vez se hacen más frecuentes. Muchos especialistas señalan que el juego electoral había comenzado para Sonnenholzner mucho antes de su renuncia, desde el momento en que comenzó a tomar mayor notoriedad pública en el manejo de la lucha contra el COVID-19.

    Pero… ¿qué precipitó su renuncia? El préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI), por 640 millones de dólares, y el acuerdo de reestructuración de la deuda para los próximos 10 años parecen ser parte de la respuesta: el organismo de crédito ya tendría a un candidato de su preferencia en Ecuador.

    "El lunes, el Gobierno anunció que llegó a un acuerdo con los tenedores de deuda (…) Esa negociación tuvo el respaldo del FMI. Ecuador se comprometió a hacer reformas estructurales fuertes y a continuar con un plan de austeridad pública por diez años", dijo a Sputnik el sociólogo político ecuatoriano Franklin Ramírez.

    El profesor e investigador del Programa de Sociología Política de la de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) en Ecuador sostuvo que, "en este contexto, Otto pasa a ser el candidato de los tenedores".

    "La candidatura de Otto sería la continuidad de la política que ha implementado el Gobierno (de Lenín Moreno) con el respaldo del FMI", afirmó.

    El 6 de julio, Quito logró un acuerdo con un grupo de tenedores de bonos y consiguió reducir su deuda en 1.500 millones de dólares.

    El presidente Moreno aseguró que el acuerdo permitirá reducir la deuda en 1.500 millones de dólares, bajar el interés de 9,3 a 5,2%, ampliar el plazo por 10 años más y obtener 5 años de gracia para pago de capital.

    FMI en las urnas

    Ramírez advirtió que el FMI se podría "meter" en las elecciones ecuatorianas, previstas para febrero de 2021.

    "El acuerdo de la reestructuración busca alivianar el déficit circulante y las deudas que tiene el Estado con los gobiernos locales antes de las elecciones. Es el modo de aliviar la debilidad fiscal justo cuando empiezan a prenderse los motores de la campaña electoral. El FMI jugó el papel de garante frente a los tenedores. Es imaginable que de aquí hasta fin de año incremente su actuación, dando más recursos para el país", señaló.

    El ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez Alvarado, dijo a la radio Quito que gracias a la reestructuración de la deuda Ecuador tendrá un alivio fiscal de 3.000 millones de dólares entre 2020 y 2021.

    La renuncia

    Sonnenholzner dijo el martes 7 que renunciaba a su cargo para "luchar contra la corrupción y la pobreza" desde fuera del Poder Ejecutivo, sin mencionar si será candidato. Sin embargo, alimentó los rumores de esta posibilidad al criticar al Gobierno Rafael Correa (2007-2017), señalándolo como "despilfarrador" y "populista".

    "Como economista, tenía clara la situación en la que habían dejado el país. Así funciona el populismo, pan para hoy y hambre para mañana. Socavó a la sostenibilidad del Estado con el despilfarro (…) Vine a ayudar a corregir ese rumbo, predicando con el ejemplo y cuidando cada centavo, solo se sale adelante con austeridad y trabajo", dijo Sonnenholzner en cadena nacional.

    Correa le contestó en Twitter, augurándole ser el "candidato del peor Gobierno de la historia" de Ecuador.

    "Renuncia por estrategia, después de fracasar totalmente en el manejo de la crisis; debemos exigir que diga por qué no hizo nada para impedir la corrupción", afirmó el exmandatario.

    ​Otras razones

    Todos los aliados políticos de la gobernante Alianza PAIS (centro), como Jaime Nebot (Partido Social Cristiano, centroderecha) y Guillermo Lasso (Movimiento Creo, derecha), están ahora marcando distancia del Gobierno y pretenden situarse como fuerzas de oposición a pesar de que le han otorgado gobernabilidad y mayoría legislativa a Moreno, explicó Ramírez.

    El analista señaló que, en la misma sintonía que Lasso y Nebot, Sonnenholzner busca, con su renuncia, separarse de la "baja popularidad" que tiene el Gobierno ante la crisis sanitaria y económica.

    Según la firma encuestadora Cedatos, en junio, el 13,2% dijo creer en la palabra de Moreno y su aprobación llegó al 15,2%; mientras que el 42,3% le cree a Sonnenholzner y el 49,3% dijo que aprobaba su gestión.

    Etiquetas:
    Fondo Monetario Internacional (FMI), Ecuador, Otto Sonnenholzner
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook