En directo
    Un tejido de lana

    La creativa protesta contra los retrasos de trenes de una usuaria en Alemania (fotos)

    CC0 / Pixabay
    Increíble pero cierto
    URL corto
    0 20

    Cancelaciones, trenes que se suspenden en el medio de la vía por desperfectos técnicos, fallas mecánicas en el autobús... ¿qué usuario del transporte público no se vio alguna vez afectado por una de estas situaciones? En Alemania, una pasajera realizó una particular acción para manifestar su preocupación por los retrasos.

    En las grandes ciudades, el tiempo que se pasa en el transporte público suele ser mucho, particularmente para quienes viven en el extrarradio. Tanto, que muchas veces los pasajeros realizan todo tipo de tareas a bordo: comer, leer, jugar con sus celulares, trabajar o incluso tejer.

    Y fue precisamente munida de agujas y lana que una usuaria del sistema de transporte de Múnich expresó su preocupación por las veces en las que el tren no llega a la hora que debería. En una bufanda a rayas, la señora tradujo todas las veces que el servicio se vio perturbado.

    Más información: La insólita protesta de los trabajadores del transporte en Francia

    El mecanismo es simple: tejería dos carreras por día, una por tramo, pero el color de la lana cambiaría de acuerdo al comportamiento del tren para cada jornada. Si la formación llegaba en hora, entonces la tricota sería blanca. Para un retraso de menos de cinco minutos, el hilado sería gris. Entre cinco minutos y 30, rosado. Y más de media hora, o retraso tanto en la ida como en la vuelta, rojo.

    Así lo hizo durante un año, y las imágenes son sorprendentes, como lo demostró en un hilo de Twitter la usuaria Sara Weber, periodista e hija de la 'tejedora'. La bufanda resultante consta en una serie de franjas irregulares, con una gran cantidad de líneas grises. Luego, hay amplios sectores rosas. Y en verano, el color que predomina es el rojo. La publicación cosechó en pocos días más de 20.000 'me gusta'.

    En esa estación, los 40 minutos que le tomaría a la señora viajar a su trabajo en condiciones normales se transforman en dos horas, con un abono mensual de 175 euros, explicó Weber en Twitter. Al parecer, a lo largo de un año, apenas la mitad de los seis ovillos que usó fueron grises, lo que implicaría unas condiciones más o menos normales, y el resto rosa o rojo.

    ​Al parecer, esta acción no solo ha servido para alertar sobre los retrasos de los trenes y las posibles consecuencias. La usuaria aprovechó la visibilidad que adquirió para poner en subasta la bufanda por Ebay. Lo recaudado no irá a parar a sus bolsillos: lo donará a una organización benéfica eclesiástica que opera en estaciones de tren de Alemania.

    Te puede interesar: Unos 35 heridos tras colisionar dos trenes de metro en Alemania

    ¿Cómo sería una bufanda parecida, pero con el transporte público de tu ciudad? ¿Predominaría el gris, el rosado o el rojo? ¡Cuéntanoslo en la sección de comentarios!

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    protestas, demora, tejido, tren, Múnich, Alemania