12:01 GMT +311 Diciembre 2018
En directo
    Elecciones en Brasil

    La hora de Brasil: análisis de las elecciones presidenciales

    © REUTERS / Adriano Machado
    Firmas
    URL corto
    José Negrón Valera
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (220)
    170

    Las elecciones presidenciales en Brasil son asunto de interés global. Además de ser una de las grandes economías y apalancar el bloque de países que disputan la hegemonía a Estados Unidos y Europa, los comicios podrían significar un nuevo resurgir del progresismo en Suramérica.

    El panorama

    Aprovecho la oportunidad para abrir un diálogo en exclusiva para Sputnik con los brasileños Matias Murilo periodista e investigador, y Gustavo Mano, psicólogo social de la Universidad Federal de Río Grande do Sul. Nos interesa la perspectiva interna y multidimensional.

    Una frase marcará el ritmo de la entrevista: "Esta es una elección completamente atípica", asegura Murilo y de inmediato pasa a argumentar.

    "El más importante liderazgo del país, Lula da Silva, se encuentra encarcelado sin una prueba. Hay una exacerbación de la censura que ha llevado a que un tribunal prohíba la difusión de una entrevista a Lula". Además, han ocurrido hechos poco usuales como el intento de asesinato de Bolsonaro. Circunstancias inéditas para el electorado brasileño.

    El panorama general de la elección es definida por Murilo como una "polarización entre dos candidatos, Jair Bolsonaro, por la extrema derecha y Fernando Haddad, representante del expresidente Lula, ubicado en la izquierda". Gustavo Mano señala que a pesar de que existan dos fuertes contendientes, deben considerarse otros liderazgos que podría ser importante tomar en cuenta. Habla en este caso de Ciro Gomes.

    No te lo pierdas: ¿Qué se juega Brasil este domingo en las elecciones?

    "Hay una gran tensión ante la posibilidad de que Bolsonaro gane las elecciones", afirma Mano. Una parte de la izquierda no cree que Haddad pueda vencer a Bolsonaro en la segunda vuelta y, con base en las encuestas de intención de voto, cree que votar a Haddad es un suicidio y que los votos deberían migrar a Ciro Gomes; sin embargo, cree "en la capacidad del PT de reinventarse, corregir los errores del pasado y reanudar las políticas interrumpidas con el golpe".

    Ambos analistas coinciden en que este domingo Haddad y Bolsonaro serán los candidatos que pasaran a segunda vuelta.

    El factor militar

    Pregunto sobre Bolsonaro, la respuesta no tarda en llegar. Murilo, lo presenta como un fenómeno surgido "del odio de las élites contra los representantes de la izquierda". No obstante, añade que más allá de su discurso "de mano fuerte contra la corrupción y la delincuencia", el dato al que hay que prestar atención es que introduce el factor militar en la elección, debido a que fue "capitán del Ejército y que además desestima las cruentas dictaduras militares que vivió dicho país durante las décadas de 60, 70 y 80". Su postura conservadora, puntualiza Murilo, se empeña en atacar a sectores de la sociedad como las mujeres, el colectivo LGBTI, indígenas y afrodescendiente. Lo cual nos da una idea bastante clara de que con Bolsonaro "se le abren las puertas al fascismo en Brasil", subraya Murilo.

    Te puede interesar: Estos son los candidatos presidenciales más fuertes de Brasil

    Aprovecho el antecedente que me brinda el periodista brasileño, para preguntarle a Gustavo Mano si opina que el Gobierno de Temer sería capaz de cometer fraude en las elecciones o incluso de que la Fuerza Armada se atreviera a dar un golpe en el caso de una victoria de Haddad.

    Pudiese pensarse que he ido lejos en las hipótesis; sin embargo, soporto mis sospechas en las declaraciones del Jefe del Ejército de Brasil, Eduardo Villas Boas, quien no pocas veces se ha mostrado hostil ante el liderazgo de Lula. Incluso declaró que la candidatura del expresidente sería "inaceptable" para los militares.

    "Las Fuerzas Armadas de modo general no simpatizan con rupturas democráticas, con excepción de una u otra figura que acaban invariablemente desautorizadas por las instituciones", afirma Mano.

    Murilo no se muestra tan optimista como Mano. Estima, con pesar, que al respecto de un golpe militar no "es posible asegurar que no ocurra". Define a su vez la situación actual de Brasil como la continuación de "un golpe político, mediático y jurídico" y cree que la única manera de conjurar esa posibilidad es el triunfo por quinta vez consecutiva del PT, en especial, porque este partido y sus aliados se encuentran dialogando con "sectores de centro y hasta con la derecha moderada en Brasil", con el fin de garantizar la gobernabilidad del país.

    El pronóstico

    Los analistas Matias Murilo y Gustavo Mano comparten la opinión de que este domingo el candidato Fernando Haddad ganará el derecho a disputar la segunda vuelta con el ultraderechista Jair Bolsonaro.

    También coinciden en que el futuro de Haddad se encuentra soportado "en el voto de la región del nordeste de Brasil, pero sobre todo de las mujeres".

    A pocas horas de que se abran las urnas electorales, la agrupación Mujeres contra el Fascismo, enarbolando la consigna #EleNao (#ÉlNo), movilizó más de un millón de personas en 260 ciudades de todos los estados de Brasil para mostrar su rechazo al candidato de la ultraderecha.

    Duda Salabert, candidata al Senado y una de las organizadoras de la actividad, declaró sobre Bolsonaro que:

    "Él encarna el discurso fascista, el discurso de odio, de derecha. Entonces, en Brasil estamos uniendo los movimientos sociales y la izquierda. Y esa victoria sobre Bolsonaro es una victoria sobre el avance del fascismo en América Latina. Con la crisis del capitalismo, la población más pobre se acercó a la derecha. Que es el camino más equivocado, que es el camino del odio. Y lo que estamos intentando en Brasil es traer a la población a la izquierda. Porque la crisis es sobre todo del capitalismo. Porque es el capitalismo en crisis el que hace avanzar el fascismo y el odio".

    ​Las palabras de Salabert irrumpen como una ola reflexiva en un ambiente polarizado y me permite dirigir la atención a una pregunta de cierre.

    ¿De cumplirse los pronósticos cómo se desarrollará la segunda vuelta?

    Para Gustavo Mano "una buena parte de los electores de Ciro Gomes, que hoy reúne algo entre el 10% y el 15% de las intenciones de voto, migraran a Haddad. Eso quizá no sea suficiente para derrotar a Bolsonaro. Todo dependerá de la posición de dos sectores cruciales: la derecha liberal, que por décadas ha fomentado el antipetismo y ahora se ve ante el riesgo de un horizonte manifiestamente fascista; y lo que hoy llamamos 'centrón' [conjunto de diversos partidos de poca expresividad alineados a la centro-derecha que, reunidos, suma un volumen parlamentario suficiente para influir decisivamente en cualquier votación]".

    El psicólogo social continúa "este 'centrón' tiene como base un electorado conservador, muchas veces vinculado a las iglesias neopentecostales y a pequeños feudos electorales, y una parte del 'centrón' ya agita con simpatía a Bolsonaro. No es improbable que la derecha liberal y una parte del 'centrón' declaren apoyo a Haddad, aunque sea para prevenir un mal mayor".

    ¿Y si este 'centrón' optara por abstenerse o apoyar a Bolsonaro?

    Mano concluye "pues entonces tendremos que entonar las mismas palabras de Belchior, un gran músico brasileño, 'Por eso, ten cuidado, cariño, hay peligros en la esquina / Ellos ganaron y el semáforo está en rojo para nosotros, que somos jóvenes'".


    LA OPINIÓN DEL AUTOR NO COINCIDE NECESARIAMENTE CON LA DE SPUTNIK

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    Elecciones presidenciales en Brasil (2018) (220)
    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, Brasil