03:09 GMT +318 Noviembre 2018
En directo
    Grafiti de la bandera de Brasil

    Estos son los candidatos presidenciales más fuertes de Brasil

    CC BY 2.0 / AK Rockefeller / Brazil Flag
    Política
    URL corto
    0 40

    En octubre se llevarán a cabo las elecciones más inciertas de la historia de Brasil: Lula tras las rejas, un Tribunal Electoral que casi con certeza impugnará su candidatura, la izquierda dividida y casos de corrupción que afectan a gran parte del espectro político. Sputnik te cuenta quiénes son los candidatos que mejor ranquean.

    Luiz Inácio Lula da Silva. Partido de los Trabajadores (PT). 72 años, obrero metalúrgico. Intención de voto, 37%, según el sondeo realizado por CNT/MDA y publicado en Folha de São Paulo.

    Tras las rejas desde abril en Curitiba, cumple una condena de 12 años y un mes de cárcel por presuntos delitos de corrupción y lavado de dinero, pero sigue siendo el político más popular del país, y es que bajo su mandato millones de ciudadanos salieron de la pobreza.

    Encabezó huelgas contra la dictadura (1964-1985) como líder sindicalista. Sus acciones contribuyeron a la caída del régimen militar. Fundó el PT en 1980. Se lanzó a presidente tres veces sin éxito (1989, 1994 y 1998). Su turno llegaría en su cuarto intento, en 2002. Fue reelecto en 2006.

    Además: "En Brasil se está preparando un golpe militar por la vía pasiva"

    En sus ocho años al frente del Gobierno, realizó reformas que transformaron la realidad social y económica de Brasil. Su Administración logró triplicar el PIB per cápita y ubicó a su nación dentro del selecto grupo de potencias mundiales.​ A fuerza de cambios estructurales y programas sociales unos 30 millones de brasileños salieron de la pobreza en menos de una década.

    El expresidente fue acusado y condenado por corrupción y lavado de dinero. Por eso su candidatura depende de lo que exprese el Tribunal Superior Electoral (TSE) en cuanto a su situación, que lo convierte en el primer candidato en la historia de Brasil en presentarse a elecciones estando tras las rejas.

    Jair Bolsonaro. Partido Social Liberal (PSL). 63 años, militar. Intención de voto, 18%.

    Alejado de la ortodoxia política, sus discursos políticamente incorrectos van dirigidos contra el establishment. Su carrera política comenzó en 1988 y en 1991 se convirtió en legislador, cargo en el que lleva siete mandatos.

    Los casos de corrupción en la izquierda brasileña sembraron el terreno para que este polémico personaje capitalice apoyo electoral. Se presenta a sí mismo como la única salvación posible, como el mesías que necesita el país.

    Utiliza las redes sociales para invocar la mano dura, defender a la la dictadura (llegó a afirmar que "el error de la dictadura fue torturar y no matar") y disparar comentarios raciales, misóginos y homófobos.

    También: Presidente venezolano respalda la candidatura de Lula en Brasil

    Afirmó, entre otras cosas, que las mujeres "deben ganar menos porque se quedan embarazadas", que "los artistas deben ser fusilados", que "los negros no sirven ni para reproducirse" y que "sería incapaz de amar a un hijo homosexual".

    En un país con elevados índices de violencia, este exmilitar apoya la venta libre de armas y la tortura de delincuentes. Además, de ganar las elecciones, prometió sacar a Brasil de la ONU, una institución que a su entender "no sirve para nada" y es un "lugar de reunión de comunistas".

    Marina Silva. Red Sustentabilidad (Red). 60 años, historiadora. Intención de voto, 6%.

    De orígenes humildes, la tercera candidata más votada en las últimas dos elecciones presidenciales de Brasil, nació en el seno de una familia amazónica. Sus padres, Pedro Augusto y María Augusta, tuvieron 11 hijos, de los cuales fallecieron tres, dos de ellos a causa de la malaria.

    Durante su infancia, la actual candidata a presidenta trabajó en la recolección de caucho, y no aprendió a leer y escribir hasta su adolescencia, pues en la zona donde vivía no había escuelas.

    Su desempeño como sindicalista y activista pro medio ambiente le dio notoriedad durante su juventud. Su trayectoria institucional es amplia, fue diputada, senadora y ministra de Medio Ambiente durante la Administración de Lula. En 2010 y 2014 se candidateó para presidenta pero no logró la victoria, aunque obtuvo cerca del 20% de los votos en ambas. En 2015 fundó Red, su propia fuerza política.

    Geraldo Alckmin. Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). 60 años, abogado. Intención de voto, 5%.

    El candidato predilecto del establishment brasileño inició su carrera política en el Movimiento Democrático Brasileño. En 1976 fue electo alcalde de su ciudad natal, Pindamonhangaba, y luego como miembro del PSDB consiguió una banca como diputado. Gobernó el estado de San Pablo en cuatro períodos, y lanzó su candidatura presidencial en 2006. Hoy es presidente del PSDB.

    Mira: Brasil comienza su campaña electoral con 13 candidatos a la Presidencia

    Alckmin es un personaje sin mucho carisma, de hecho su apodo es "picolé de chuchu", que en español significa "helado insípido". Sin embargo supo contrabalancear esa carencia rodeandose de aliados clave: los promotores del libre mercado y muchos de los medios.

    Este anestesiólogo, quien, como muchos otros políticos de su país, se ha visto envuelto en sospechas de corrupción por el Caso Odebrecht, es acusado por sus oponentes de estar "blindado" por los medios de comunicación.

    Además su candidatura fue respaldada por al menos ocho partidos políticos, lo que le garantiza mayor tiempo de exposición televisiva y quizás pueda servirle para mejorar en las encuestas. Actualmente Alckmin tiene 48% del tiempo destinado a la propaganda electoral en la televisión (5 minutos y 32 segundos, del total de 12 minutos y 30 segundos diarios para todos los partidos).

    Ciro Gomes. Partido Demócrata Laborista (PDL). 60 años, abogado. Intención de voto, 4%.

    Sus orígenes políticos se remontan a su época de estudiante durante la dictadura. Con poco más de 30 años fue alcalde de Fortaleza entre 1989 y 1990, y luego gobernador del estado de Ceará, 1991-1994.

    Más aquí: Comité de DDHH de la ONU pide que Lula pueda hacer campaña desde prisión

    Participó del Gobierno de Itamar Franco como ministro de Economía y luego al frente del ministerio de Integración Nacional en la administración de Lula (2003-2006). Se lanzó a presidente con anterioridad, en 1998 y 2002.

    En la actualidad se presentó como candidato presidencial para el Partido Democrático Trabalhista (PDT), y prometió que si llega al poder exigirá un "sacrificio" a los más ricos y eliminará todo tipo de privilegios.

    Se presenta como una especie de heredero de Lula, del que fue ministro, y confía en poder capitalizar los votos de la izquierda en caso de que al expresidente encarcelado no lo dejen competir. Si bien lo apoyan algunas figuras ilustres como Caetano Veloso, Gomes no es visto con buenos ojos por todo el espectro socialista, y muchos de los votantes de Lula no se inclinan por este candidato.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Opinión: "Brasil sigue la agenda de Washington para la región"
    Pentágono sugiere a Brasil depender menos de China
    Por qué EEUU quiere a toda costa controlar la base militar de Alcántara en Brasil
    Etiquetas:
    voto, presidente, democracia, elecciones, Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil