En directo
    Europa
    URL corto
    0 51
    Síguenos en

    MINSK (Sputnik) — Los ciudadanos rusos detenidos en Bielorrusia por supuestamente intentar desestabilizar la situación ante las elecciones presidenciales estaban de tránsito en territorio bielorruso, declaró el jefe de la misión diplomática rusa en el país, Dmitri Mézentsev.

    "Los rusos que llegaron al sanatorio Belorúsochka en las cercanías de Minsk tenían que hacerlo por haber perdido el vuelo desde el aeropuerto nacional de la capital de la república, mientras iban en tránsito a un tercer país", dijo el embajador ante la prensa.

    Explicó que los detenidos no tenían planes de permanecer en Minsk y tenían que haber salido de la capital el pasado 25 de julio para luego volver a Moscú de un tercer país sin hacer otras escalas en Bielorrusia.

    Asimismo, Mézentsev declaró que la misión diplomática rusa en Bielorrusia solicitó el acceso consular a los ciudadanos rusos detenidos.

    "En mi reunión con el ministro de Exteriores, Vladímir Makéi, subrayé que la Embajada está obligada y asegurará la protección de los derechos de los ciudadanos rusos detenidos provisionalmente por las fuerzas del orden. Hay que otorgarles de inmediato a funcionarios consulares el acceso a nuestros ciudadanos", dijo Mézentsev ante la prensa.

    Agregó que la Embajada de Rusia ya entregó la nota correspondiente al Ministerio de Asuntos Exteriores bielorruso. 

    El pasado 29 de julio, la agencia de noticias bielorrusa Belta informó de que al llegar a la capital la noche entre el 24 y 25 de julio, los ciudadanos rusos se alojaron en uno de los hoteles de Minsk y tenían que haberlo abandonado el 25 de julio, pero lo hicieron el 27 de julio y se trasladaron a uno de los sanatorios de las afueras de Minsk.

    Mézentsev precisó que el grupo de rusos llegó a Bielorrusia por un "contrato firmado con una de las empresas comerciales registrada aquí, en Bielorrusia, y cada uno de los rusos que llegaron tenía suscrito un contrato laboral individual con esa compañía".

    Supuso que es posible —aunque hace falta aclararlo— que los detenidos pueden ser empleados de una empresa de seguridad privada que se encarga de la "protección de infraestructura y recursos energéticos en el extranjero".

    Actualmente, Rusia espera el momento en el que las autoridades bielorrusas presenten la información que justifique la detención de los nacionales rusos, así como los cargos y el caso penal abierto en su contra, dijo el diplomático.

    Expresó su convicción de que la interpretación de varios medios de comunicación de lo sucedido como un "intento de interferir en los asuntos internos de la república" es infundada.

    "Solo ayuda a los enemigos de la Unión (de Rusia y Bielorrusia) a afectar las relaciones fraternas de nuestros países", recalcó Mézentsev.

    El embajador también comunicó que la misión diplomática rusa en Bielorrusia solicitó el acceso consular a los detenidos y que la nota correspondiente fue entregada al Ministerio de Asuntos Exteriores bielorruso.

    El 29 de julio, el secretario de Estado del Consejo de Seguridad de Bielorrusia, Andréi Ravkov, confirmó las informaciones de la agencia Belta de que las autoridades detuvieron a 32 miembros de la empresa militar privada Wagner en las afueras de Minsk, mientras una persona más fue localizada y detenida en el sur del país.

    Este 30 de julio, Ravkov señaló que en contra de los ciudadanos rusos detenidos fue abierto un caso penal.

    Además, según su información, en Bielorrusia se encuentran otros 200 paramilitares, que supuestamente preparan provocaciones durante la campaña electoral de Bielorrusia.

    Bielorrusia celebrará elecciones presidenciales el próximo 9 de agosto.

    La campaña electoral se ha visto enturbiada por la detención de políticos y activistas de la oposición y protestas ciudadanas en Minsk y otras ciudades.

    Etiquetas:
    elecciones, detención, Rusia, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook