En directo
    Europa
    URL corto
    6618
    Síguenos en

    La posibilidad de que se desencadene una guerra entre Armenia y Azerbaiyán por Nagorno Karabaj es muy alta, declaró el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en una entrevista con los medios rusos.

    La posibilidad de que se desencadene una guerra entre Armenia y Azerbaiyán por Nagorno Karabaj es muy alta, declaró el primer ministro armenio, Nikol Pashinián, en una entrevista con los medios rusos.

    "Actualmente la situación es muy tensa en nuestra región. Me referí en mi rueda de prensa —que había sido celebrada previamente— al hecho de que Azerbaiyán aplica una política agresiva. Hay una gran probabilidad de que se desencadene una guerra. Dije que tenemos que estar listos para esta guerra", señaló Pashinián. 

    Según el primer ministro armenio, él y todos los ciudadanos de Armenia están seguros de que Rusia tiene todos los medios para prevenir una nueva escalada en la región y disuadir a Azerbaiyán de atacar Armenia y Nagorno Karabaj.

    También: Tierra de discordia: los petrodólares de Azerbaiyán echan leña al mayor fuego del Cáucaso

    "Yo no puedo creer que Rusia no utilizará estas posibilidades para prevenir una guerra. (…) No puedo creer, de ninguna manera, que nuestro socio estratégico, nuestro hermano y amigo de muchos siglos, admitiera que se desencadenara un conflicto", enfatizó el político. 

    Además, Pashinián reconoció que conversó con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, acerca del suministro de armas por parte de Moscú a Azerbaiyán, pero no citó los detalles de esta conversación. No obstante, el primer ministro armenio señaló que el embargo al suministro de armas no es la herramienta que Moscú podría utilizar para prevenir una guerra.

    "Me referí [en la rueda de prensa] a la influencia política, geopolítica y económica que ejerce Rusia sobre nuestra región", recalcó. 

    Además, Pashinián confirmó la información de que su propio hijo hace el servicio militar en Nagorno Karabaj.

    "Muchas personas interpretan este hecho como un gesto agresivo. Al contrario, es un gesto que tiene como objetivo conseguir la paz porque pienso que todos nosotros entendemos que si envío a mi hijo a Karabaj es lógico que no quiero que se inicie una guerra. (…) Al mismo tiempo esto no significa que vaya a escatimar en nada para defender a mi propio país. Nosotros no queremos la guerra pero vamos a luchar si Azerbaiyán la inicia", aseveró el político.

    Armenia y Azerbaiyán se disputan Nagorno Karabaj, un enclave de población mayoritariamente armenia que decidió independizarse en 1988 de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

    Bakú perdió el control sobre Karabaj y siete distritos adyacentes tras la escalada de las hostilidades entre 1992 y 1994.

    Mientras Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, Armenia defiende los intereses de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj —habitada mayoritariamente por armenios pero situada dentro de las fronteras azerbaiyanas—, que no participa en las negociaciones.

    Más: Todo lo que tienes que saber sobre el conflicto en Nagorno Karabaj

    Además:

    Azerbaiyán admite la posibilidad de una autonomía para Nagorno Karabaj
    Nagorno Karabaj: La guerra de cuatro días
    Armenia responderá con "un golpe más fuerte" si Azerbaiyán ataca en Karabaj
    Etiquetas:
    guerra, Nikol Pashinián, Nagorno Karabaj, Azerbaiyán, Armenia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook