En directo
    Europa
    URL corto
    120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — La compañía rusa Kaspersky Lab, especializada en seguridad informática, declaró que está decepcionada por la decisión de las autoridades de Lituania de prohibir el uso de los productos de esta empresa en los organismos públicos del país.

    "Estamos decepcionados con esta decisión del Gobierno lituano", dijo a Sputnik un portavoz de Kaspersky Lab.

    Según afirmó, la prohibición tiene que ver exclusivamente con la "tensión geopolítica" porque las medidas restrictivas no fueron acompañadas con la publicación de materiales que desacrediten a la compañía rusa.

    Logo de Kaspersky Lab
    © Sputnik / Vladimir Fedorenko
    El portavoz comentó que Kaspersky Lab seguirá prestando sus servicios a particulares y a empresas privadas en Lituania.

    "Continuaremos nuestra labor en este país y prestaremos servicios a nuestros clientes –a usuarios y empresas privadas–, que no tienen por qué inquietarse", aseguró.

    Anteriormente, el Gobierno de Lituania obligó a las empresas y organismos públicos del país a renunciar a los productos de Kaspersky Lab y sustituirlos por los de otras empresas.

    En opinión de las autoridades lituanas, los productos de Kaspersky Lab representan una amenaza potencial para la seguridad nacional del país.

    Lea también: Kaspersky tilda de paranoia la campaña desatada en Occidente contra su empresa

    Kaspersky Lab es una empresa especializada en antivirus y software de seguridad, con sede central en Moscú y con presencia en 200 países.

    Además:

    Kaspersky Lab recurrirá la prohibición de usar sus productos por las autoridades de EEUU
    El empresario Kaspersky rechaza todas las acusaciones de EEUU contra su compañía
    Kaspersky Lab debate con Londres mecanismo que confirme carácter seguro de sus programas
    Rusia califica de absurdas las acusaciones sobre el uso de Kaspersky Lab para espiar
    Etiquetas:
    prohibición, Kaspersky Lab, Lituania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik