En directo
    Coche de policía cerca de una mezquita en Berlín (archivo)

    Medios alemanes: "Riad financió a los terroristas en la UE"

    © AFP 2017/ Johannes Eisele
    Europa
    URL corto
    42660140

    Los medios germanos han difundido información filtrada por la inteligencia del país, según la cual Arabia Saudí, Kuwait y Catar proporcionaron apoyo financiero a los grupos extremistas en el territorio de Alemania, escribe Vesti.

    Süddeutsche Zeitung, NDR y WDR informaron sobre al aumento del número de adhesiones al salafismo radical en Alemania, advirtiendo que esta ideología ya tiene más de 10.000 seguidores en el país.

    El Servicio Federal de Inteligencia de Alemania —Bundesnachrichtendienst, abreviado BND— y la Oficina Federal para la Protección de la Constitución —Bundesamt für Verfassungsschutz, abreviado BfV— acusan a los países del golfo Pérsico de la financiación de mezquitas, escuelas religiosas y predicadores islámicos que propagan esta ideología.

    Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, insta a prohibir el burka en cualquier lugar del país "donde sea legalmente posible".

    Los movimientos misioneros eran parte de una "estrategia duradera para influir en Europa". Así, hay tres organizaciones que contribuyeron activamente en la difusión de la ideología radical en el país germano. Son la Liga Mundial Islámica, fundada en Arabia Saudí; la Asociación Benéfica del Jeque bin Muhammed Al Thani, de Catar; y la Sociedad Patrimonial del Resurgimiento Islámico kuwaití —todas proscritas en Rusia y otros países por su apoyo a los terroristas de Al Qaeda—.

    Deutsche Welle indicó que algunos miembros de estas organizaciones creen que la información filtrada podría poner presión para que el Gobierno germano ponga fin al suministro de armas a Arabia Saudí.

    No obstante, el embajador saudí en Alemania, Awwad al Awwad, rechazó las acusaciones de apoyo al salafismo y apuntó que el Gobierno de Arabia Saudí no había financiado la construcción de mezquitas ni exporta a los imanes. Asimismo, agregó que la Liga Mundial Islámica concluyó sus actividades en Alemania en 2013.

    El informe se produjo una semana después de que el Gobierno germano prohibiera el grupo misionero islámico Die Wahre Religion, vinculado con más de 140 extremistas de Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—.

    Die Wahre Religion (DWR), o la Religión Verdadera, inició su actividad en 2005, extendiendo el Islam "en su forma actual y con la ayuda de los nuevos medios de comunicación", tanto en Alemania como en el Reino Unido, Francia, Bahréin y Brasil.

    No obstante, según los funcionarios germanos, el objetivo principal de la DWR fue "aumentar el número de islamistas radicales en todo el país con el pretexto de predicar el Islam" mediante la difusión de la ideología del odio, respaldada por varias teorías conspirativas.

    El ministro del Interior de Alemania, Thomas de Maiziere, afirmó que la prohibición de la DWR debe parar "el abuso de la religión por parte de las personas que difunden las ideologías extremistas y apoyan a las organizaciones terroristas".

    El pasado noviembre fue eliminada una red terrorista dedicada a la radicalización de jóvenes musulmanes con el fin de enviarlos a luchar junto a Daesh en Siria. Además, después de un par de atentados en julio y una serie de amenazas de los terroristas sobre futuros ataques, las autoridades del país elevaron el nivel de seguridad.

    Según los datos publicados por las Fuerzas de Seguridad en mayo de 2016, más de 820 yihadistas se marcharon de Alemania a Siria e Irak. Un tercio de ellos regresó, 140 murieron y 420 siguen en el extranjero.

    Además:

    ¿Hasta cuándo seguirán los atentados terroristas en la UE?
    Eurodiputado: la mejor lucha contra el Daesh es "dejar de vender armas" a países de la zona
    Europol: Daesh trama ataques en toda Europa con nuevas tácticas
    Etiquetas:
    financiación, salafismo, islamismo, terrorismo, Kuwait, Catar, Arabia Saudí, Alemania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik