En directo
    España
    URL corto
    Por
    España avanza en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (12)
    0 02
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — Después de tres años de prórrogas de las cuentas públicas, los Presupuestos Generales del Estado del Gobierno de Pedro Sánchez para 2021 iniciaron su tramitación en el Congreso de los Diputados de España.

    El anteproyecto de ley llegó a la sede parlamentaria para ser debatido y aprobado en un plazo de tres meses, en un proceso que se augura complicado a nivel político, pero que es clave para España en plena crisis por la pandemia del COVID-19.

    Las mismas cuentas vienen marcadas por la situación sanitaria, ya que el Gobierno español prevé el mayor desembolso de fondos públicos de la historia para combatir los efectos de meses de confinamientos y restricciones a la actividad económica.

    Más de 239.000 millones de euros de inversión pública, récord en una apuesta por "dejar atrás" los "recortes y la austeridad" y priorizar el gasto para "salir hacia adelante con energía", resumió el presidente Sánchez en una comparecencia para presentar el proyecto.

    No obstante, estas cuentas deberán ser validadas por los grupos políticos de la Cámara Baja más fragmentada de la democracia española, un reto que ocupará los esfuerzos del Ejecutivo en las próximas semanas.

    El objetivo es evitar una nueva prórroga de los presupuestos que sacó adelante en 2018 el Gobierno conservador de Mariano Rajoy y que todavía siguen vigentes después de tres años.

    Las claves de unos presupuestos expansivos

    Según expone el Gobierno en el Boletín Oficial del Estado (BOE), las cuentas para 2021 están diseñadas para "el momento excepcional" que vive España tras la crisis del COVID-19.

    Las prioridades pasan por paliar los efectos inmediatos de la crisis y definir las bases de una "reconstrucción social y económica" del país, a la vez que se consolida "un modelo de crecimiento económico equilibrado, inclusivo y sostenible".

    "No se escatimarán esfuerzos", promete el Ejecutivo en un momento en que España afronta una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 18,5% en el segundo trimestre del año y una tasa de paro superior al 16%.

    Con un 10,3% más de inversión que los anteriores y un adelanto de 27.000 millones del fondo de la UE, los más de 239.000 millones de inversión pública servirán para reforzar áreas críticas como la educación (+70%) y la sanidad pública (+151%).

    También crecerá la inversión en infraestructuras (+114%) y digitalización (+80), a la vez que se incrementa el apoyos a los sectores más afectados por la crisis del coronavirus, como el turismo, la hostelería y las pequeñas y medianas empresas (+150%).

    Una de las medidas destacadas del plan es la ayuda a las personas mayores, con una alza del 0,9% de las pensiones de más de 9,7 millones de personas, así como la subida del salario de los empleados públicos.

    "Salir con ímpetu hacia adelante y salir además juntos, sin dejar a nadie atrás, reduciendo las diferencias sociales, garantizando la cohesión social y luchando por una mayor igualdad entre hombres y mujeres, efectiva y real", resumió el presidente Sánchez.

    Más impuestos para compensar el gasto

    Para compensar esta expansiva propuesta de cuentas, que incluye una vertiginosa subida del techo de gasto del 53%, el Ejecutivo de Sánchez plantea una importante alza de impuestos que servirán para recaudar cerca de 7.000 millones de euros adicionales en 2021.

    Para ello, el Gobierno prevé una profunda reforma con el fin de adecuar el sistema tributario actual al de los países europeos del entorno español, que pone el foco en las grandes empresas y las rentas altas del país.

    Esta decisión se topó con las críticas de los empresarios españoles, que no ven adecuado subir impuestos en un momento en que el resto de países europeos los están bajando.

    El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, calificó los presupuestos de "poco realistas" y consideró que "se está castigando" a las empresas con las nuevas normas impositivas.

    Estos incluyen una subida del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para rentas de más de 300.000 euros y del Impuesto de Patrimonio para las grandes fortuna de más de 10 millones de euros.

    También contempla nuevos gravámenes sobre las bebidas azucaradas y los envases de plástico, además de un impulso a la denominada "fiscalidad verde".

    En total, la propuesta que el Gobierno español trasladó a Bruselas promete elevar en 33.500 millones de euros los ingresos con respecto a 2020 en un ejercicio de "responsabilidad fiscal" ante la UE.

    Otras medidas estrella

    Además de estos elementos clave, el proyecto de presupuestos incluyó dos acuerdos alcanzados entre los integrantes del Gobierno de coalición, el Partido Socialista Obrero (PSOE) de Sánchez y Unidas Podemos del vicepresidente Pablo Iglesias.

    El primero es una ley para regular los precios del alquiler y "contribuir a hacer efectivo el derecho a la vivienda que recoge la Constitución", según destacó Iglesias en rueda de prensa.

    Era una de las condiciones que Unidas Podemos puso sobre la mesa para pactar las cuentas, junto con la mejora de la gestión y la cobertura del recién creado Ingreso Mínimo Vital, tras constatar que "muchas personas quedan fuera" de la ayuda.

    "Inauguramos una nueva época que deja atrás la etapa neoliberal de la austeridad y los recortes y pone a nuestra patria en la senda que marca el acuerdo alcanzado en Europa, con la recuperación de derechos laborales y sociales y el refuerzo de lo público", celebró el vicepresidente segundo de España.

    Con el consenso de los socios de Gobierno, el contador está en marcha y Sánchez afronta el reto de conseguir que las nuevas cuentas públicas estén vigentes en enero de 2021 con el apoyo de las fuerzas parlamentarias.

    El presidente Sánchez confía recabar los votos necesarios para que el proyecto salga adelante con los grupos que facilitaron su investidura en enero de 2021.

    Así se lo propone el líder del Ejecutivo español, quien calificó estos nuevos presupuestos de "inaplazables, indispensables para la recuperación y la modernización" de España.

    "Son progresistas y los que nuestro país necesita", zanjó Sánchez en el acto de presentación.

    Tema:
    España avanza en la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (12)
    Etiquetas:
    Gobierno de España, presupuesto, Pedro Sánchez, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook