En directo
    España
    URL corto
    Por
    0 83
    Síguenos en

    15.000 despidos realizará Airbus a partir de otoño en todo el mundo. España sale mal parada del tijeretazo con 900 despidos que afectarán sobre todo a Madrid y Andalucía. Los nuevos recortes en el área de aviación comercial se suman a los anunciados previamente en Defensa y Espacio, los sindicatos rechazan las cifras de la compañía.

    La empresa aeronáutica Airbus despedirá en el próximo año a unas 15.000 personas de su plantilla. El sector apenas se lamía las heridas de la anterior reducción de personal del gigante de los cielos, cuando a propósito de la pandemia, llegan nuevos recortes. Airbus es líder mundial en el sector aeroespacial, en 2019 generó ingresos por 70.000 millones de euros con una masa laboral que ronda las 135.000 personas. Pero el tijeretazo en sus efectivos vuelve con el inicio del verano, Francia y Alemania son los países más afectados. Por supuesto, la erosión de la industria de los altos vuelos tiene un impacto drástico en España y en concreto en Andalucía.

    Según Airbus, la reducción en toda España será de 900 personas, afectando según cálculos de los sindicatos sobre todo a las plantas andaluzas. Las tres plantas de San Pablo y Tablada en Sevilla y CBC El Puerto de Santa María (Cádiz) acapararían casi el 50% de esta reducción, afectando sobre todo a CBC con un quinto de despidos en la plantilla.

    No obstante, el baile de cifras es continuo y está, de hecho, en plena negociación. El 1 de julio concluye el tercer día de Comité Europeo y el jueves día 2 se celebran en Francia, Reino Unido, Alemania y España los comités nacionales de empresa en los que se dirime la letra chica de los recortes.

    "La crisis a la que se enfrenta nuestra industria será de tal duración y magnitud que exige medidas no ya de corto plazo, sino estructurales", alerta Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España.
    Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España
    © Foto : Cortesía de Airbus
    Alberto Gutiérrez, presidente de Airbus España

    Fuentes de la empresa calculan que, con todo el mundo confinado y los aviones pegados al suelo, la actividad en los vuelos comerciales se ha reducido en casi el 40% y se han perdido unas 600.000 horas productivas en las plantas. Y lo peor es que a pesar de la reapertura de fronteras de este primero de julio, los cálculos no son halagüeños: Airbus no espera que el tráfico aéreo vuelva a la normalidad entre 2023 y fines de 2025, comienza la travesía por el desierto. 

    En febrero, Airbus contaba con cerca de 12.600 empleados en España, de los que 7.560 trabajan en la división de Defensa y Espacio y 4.410 en aviones comerciales.

    Gutiérrez define el camino hacia la recuperación como lento y frágil para todo el sector, "por eso, no nos queda otra opción que la de anunciar una nueva etapa en nuestro proceso de adaptación a este entorno de mercado. Debemos actuar ahora, adaptando nuestra plantilla a la nueva situación de la aviación comercial para proteger nuestra empresa en el largo plazo".

    No obstante, este axioma lleno de pragmatismo no es validado por los trabajadores. Francisco San José Sánchez, presidente del Comité de Interempresas de Airbus rechaza las cifras que maneja la empresa en conversación telefónica con Sputnik.

    "Ellos aplican la reducción de la actividad de vuelos comerciales a la empresa, nosotros ahora estamos realizando un análisis con los representantes de los trabajadores para ver si su visión está fundamentada, si tenemos que ir por la vía de la destrucción de empleo o apostar por hibernar con medidas de flexibilidad temporal como los ERTES", nos cuenta inmerso en plena ronda de negociaciones con los comités europeos de empresa.

    La apertura con la llegada de julio de las fronteras europeas, solo para el primero de mes Aena ha cifrado en casi 1.500 los vuelos de pasajeros que vuelven a transitar los cielos españoles, no supone sin embargo un alivio en las presentes negociaciones.

    "Es positivo, pero no tenemos visibilidad del futuro cercano, no hay certezas respecto al espacio aéreo internacional en los viajes de larga distancia, necesitamos concretar si podrá abrirse de manera homogénea, porque la pandemia está actuando de muy diversas formas y ritmos, como vemos ahora en América y África", lamenta San José, que representa desde el Comité  Interempresa a todos los trabajadores nacionales que esperan un papel más activo del Gobierno central en esta negociación.

    La administración nacional es parte activa de Airbus, ya que cuenta con el 4,16% del accionariado, vía Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), no obstante, España es un pigmeo en influencia frente a accionistas privados o países como Alemania o Francia. "Nosotros reclamamos al Estado que intervenga y que se siente en una mesa de negociación con Airbus para revertir la situación, algo que a nuestro juicio es exagerado y desmedido".  

    España cuenta en plantas de operaciones con 3.200 trabajadores y casi 1.000 se verán afectados por este nuevo recorte, en comparación con otras naciones, proporcionalmente el golpe es mayor que los sufridos por Alemania y Francia, por ejemplo. Y esto, a la espera de las negociaciones de esta semana, se ceba especialmente con Andalucía, según fuentes sindicales. Llueve sobre mojado en la comunidad con más paro de España, con 969.087 personas desempleadas en los últimos datos de junio y un futuro incierto: según un cálculo de la Confederación de Empresarios de Andalucía junto a la Universidad Loyola, la economía andaluza alargará su caída con un 10,3% del PIB, a lo largo de este año.

    En el sur de España no son pocas las voces que señalan a la reconfiguración del tejido industrial. El propio consejero de Economía, Conocimiento, Empresas y Universidad, Rogelio Velasco, ya señaló en febrero la necesidad de "reducir la dependencia de Airbus" a través de la diversificación de clientes.

    Ante la inminente escabechina en el empleo andaluz, también Velasco apela a una intervención de Moncloa: "Exigimos al gobierno que convoque cuanto antes al sector y a las CCAA autónomas más implicadas [Madrid, Andalucía y Castilla la Mancha] para buscar soluciones".

    Andalucía es especialmente dependiente de este sector, el aeronáutico y sus industrias auxiliares son la principal palanca de cambio para liberarse de la economía de servicios y excesivamente turistificada y dependiente del nicho público de contratación. No en vano, el sector aeroespacial andaluz contaba en 2019 con 124 empresas que facturaron más de 2.6oo millones y empleaba a más de 15.000 personas, incluso en 2018 las exportaciones aeronáuticas llegaron a superar al aceite de oliva, pero ahora, el futuro de altos vuelos está en caída libre. 

    Desde la oposición política andaluza, la presidenta del grupo parlamentario Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, critica los despidos anunciados por "una empresa como Airbus que ha recibido todas las ayudas y atención posible por parte de la UE y sus países".

    ​Más allá de este ajuste —en plena negociación mientras se escriben estas letras— por culpa de la pandemia y su afección a los vuelos comerciales, solo tenemos que remontarnos a principios del pasado mes de febrero para encontrar otro varapalo al sector. Entonces, en plena guerra comercial de la europea Airbus con la estadounidenses Boeing, la compañía con sede en Toulouse (Francia) anunció recortes que afectaban a 2.362 empleos en Defensa y Espacio, es decir, a más de 700 trabajadores de España, debido a los balances negativos comerciales y problemas financieros de la división, "el futuro prometedor" que el presidente español Pedro Sánchez auguraba, se ve muy turbio.

    ​Las centrales andaluzas son el epicentro de la producción de la compañía en la rama de Defensa y Espacio en España, en el sur se ensamblan el modelo A400M y los aviones de transporte C295 y CN235. Cuando Airbus anunció el recorte en su sector militar, los sindicatos exigieron que se trasladara a Andalucía parte de la carga de la producción civil o comercial, no obstante, ahora denuncian que la compañía está realizando ajustes que no remodelan la productividad.

    San José denuncia que se están llevando "contratos a término y por otro lado, las sustituciones las cubren, no con personal contratado del exterior, sino con movilizaciones internas, con lo cual se están amortizando puestos de trabajo sin crear verdaderamente empleo". Los representantes sindicales alertan de que la compañía realiza renovaciones de contratos temporales donde no hay carga de trabajo a la par que acusa en exceso la movilidad interna de trabajadores sin "procesos externos ni contratos de relevo".

    La industria auxiliar andaluza, mientras tanto, apela a la unión y a la mediación del Estado para frenar la caída mientras ruega al cielo.

    Etiquetas:
    aerolínea, Airbus, Airbus, recortes, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook