En directo
    España
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    BARCELONA (Sputnik) — El expresidente de Cataluña Carles Puigdemont se situó como uno de los interlocutores en la mesa de diálogo que arrancará el Ejecutivo de Pedro Sánchez con el Gobierno de Cataluña.

    "Es evidente que yo soy uno de los interlocutores válidos. Fui votado por más de un millón de personas en las elecciones europeas. Si quieren actuar con realismo político, no pueden ignorar lo que represento", aseguró el líder independentista en una entrevista con el diario español El País.

    Carles Puigdemont reside desde 2017 en Bélgica para evitar ser juzgado por los tribunales españoles, que lo reclaman por su papel en la organización del referéndum unilateral del 1 de octubre y la posterior declaración de independencia.

    El político catalán fue recientemente reconocido como diputado del Parlamento Europeo, una situación que ve como una "oportunidad" para el independentismo, que mantiene entre sus principales objetivos la internacionalización de la situación política en Cataluña.

    Ante la voluntad del nuevo Gobierno español de arrancar una nueva etapa de negociaciones con los dirigentes catalanes con el fin de abordar la crisis política, Puigdemont mantiene que la condición del independentismo será siempre un referéndum.

    "El diálogo tiene que poder responder a los problemas. Si no, es una tertulia. Tenemos un problema desde hace tiempo: una parte muy importante de la sociedad catalana quiere votar sobre su futuro", sostuvo el político catalán.

    La formación liderada por Puigdemont y que actualmente encabeza el Ejecutivo catalán, Junts per Catalunya, mostró en varias ocasiones la falta de optimismo sobre esta mesa bilateral pactada entre los socialistas de Sánchez y el partido independentista Esquerra Republicana (ERC).

    Puigdemont coincide con esta percepción, y considera que la mesa entre gobiernos solo puede resolver "una pequeña parte del problema", aunque mantiene que su formación estará presente en las negociaciones y que él formará parte de la comisión bilateral.

    "Todos los espacios que sean útiles tenemos que recorrerlos. ¿En qué condiciones? En las que creamos nosotros también. De acompañantes no iremos", afirmó el dirigente independentista.

    Puigdemont desestimó además los rumores de bache en el proceso independentista catalán, y aseguró que "la gente sigue movilizada y las mayorías políticas siguen existiendo".

    "El movimiento se mantiene", zanjó el expresidente catalán, que desde el extranjero contribuye al frente que el independentismo catalán mantiene en Europa, tanto en los tribunales como en las instituciones comunitarias.

    Etiquetas:
    diálogo, Cataluña, Carles Puigdemont
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook