Widgets Magazine
En directo
    Astronauta estadounidense en la Luna

    Apolo 11: el papel trascendental de España en la conquista de la Luna

    CC0 / Pixabay
    España
    URL corto
    Alexandra Bondarenko
    50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna (12)
    5111

    "Un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la humanidad": Sputnik entrevista al exjefe de operaciones y subdirector de la estación espacial de la NASA en España, quien asistió en la misión Apolo 11 y quien fue el primero en escuchar esas famosas palabras de Neil Armstrong desde la Luna.

    Armstrong, quien el 21 de julio de 1969 se convirtió en el primer hombre quien pisó la Luna, dijo:

    "Sin las vitales comunicaciones mantenidas entre el Apolo 11 y la Estación Apolo en Madrid, podemos afirmar que nuestro aterrizaje en la Luna no hubiera sido posible".

    • La NASA empezó su colaboración con España muchos años antes de la misión, con sus antenas en la base madrileña de Robledo.
    • Especialmente para la compleja misión tripulada del Apolo, la NASA amplía la base en Robledo de Chavela y añade una estación más en el pueblo español de Fresnedillas de la Oliva.
    • Carlos González Pintado fue el primer técnico español contratado por la NASA en Fresnedillas. Resultó ser el primero en recibir la señal del Apolo 11 y transmitirla a EEUU.

    "La red del Espacio Profundo, que hacía el seguimiento de todas las misiones al espacio, lo componían tres estaciones: California (Estados Unidos), Madrid (España) y Canberra (Australia). El plan de vuelo dictaba cuándo se establecía conexión con cada estación y coincidió que el seguimiento lo tenía Madrid", explica González Pintado.

    Año 1968. Estación de seguimiento espacial de Fresnedillas. Carlos González sentado en primer lugar
    © Foto : Carlos González
    Año 1968. Estación de seguimiento espacial de Fresnedillas

    En las bases de Fresnedillas y Robledo de Chavela, los ingenieros españoles controlaban la recepción de las señales entre EEUU y el Apolo 11, transmitían las órdenes y manejaban los ordenadores que apuntaban las antenas al vehículo espacial.

    "En el momento del aterrizaje del Apolo 11, Australia no tenía visión de la Luna y la situación geográfica de Madrid le beneficiaba frente a la de EEUU, así que las estaciones españolas fueron las primeras en escuchar las palabras de Armstrong", detalla González Pintado.

    Y solo después, la NASA lo anunció a la tripulación del Apolo 11: "Aquí Houston, Madrid acaba de recibir su señal".

    Alarmas, falta de combustible y otros riesgos de la misión

    La propia misión corría el riesgo de ser cancelada por problemas de conexión, pero unas horas antes del despegue Telefónica y la NASA encontraron la solución. La nave espacial despega y González Pintado revive.

    "El día transcurrió con tranquilidad hasta que llegó la hora de iniciar el descenso", indica el español.

    Y eso se explica porque el Apolo 11 no aterrizaría donde pensaban, sino a unos seis u ocho kilómetros del lugar previsto.

    Astronautas del Apolo 11 en la Luna
    Astronautas del Apolo 11 en la Luna

    De repente, "apareció la alarma 1202 que indicaba que el ordenador tenía un exceso de información y que no podía procesarla toda en tiempo real". Y esta se repitió un par de veces más, cuenta el español.

    "Posteriormente, apareció la alarma 1201. Esta indicaba que algunas de las subrutinas se quedaban sin ejecutar", agrega. Eso, según González, suponía solo dos alternativas: la primera, abortar la misión; la segunda, tomar el mando manual y bajar a la Luna.

    Después de unos 400.000 km de viaje, estar cerca del suelo de la Luna y no bajar... Armstrong apostó por la segunda opción, cuenta González. La misión se complicó dado que el mar de la Tranquilidad solo parecía plano en las cámaras, cuando en realidad tenía muchas rocas.

    "Mientras Neil maniobraba recibió el primer aviso: '60 segundos', que era el tiempo que le quedaba de combustible. Después encontró una zona rocosa y recibió el segundo aviso: '30 segundos'. Por fin, encontró una zona que le gustó y aterrizó cuando le quedaban 17 segundos de combustible", relata.

    "Todos respiramos aliviados aquella noche cuando Armstrong informó que el Águila había aterrizado en el mar de la Tranquilidad", agrega.

    20 de julio de 1969. Estación de Robledo de Chavela. Celebración por el éxito del aterrizaje del Apolo 11
    © Foto : Carlos González
    Estación de Robledo de Chavela. Celebración por el éxito del aterrizaje del Apolo 11

    Armstrong y una bolsa con... ¿excrementos?

    La primera fotografía hecha por Armstrong tras pisar el mar de la Tranquilidad mostró una gran bolsa de 30 kilos con residuos y excrementos que acaba de abandonar la tripulación del Apolo 11. Carlos González explica:

    "Sí, hay que tener en cuenta que era la primera vez que se iba a realizar el despegue del módulo desde la superficie lunar. En Tierra se habían realizado seis intentos, de los cuales tres habían fallado. Las probabilidades de éxito eran de un 50%, así que, con el objeto de aliviar el peso lo máximo posible, se quedaron en la Luna las botas, los guantes, la escafandra, el traje y las cámaras".

    Expansión a otros planetas... o ¿extinción?

    En el año 1975, Carlos González Pintado pasa a ser supervisor de operaciones; en el año 1985 fue nombrado jefe de operaciones de la antena de 26 m; en el año 2001, jefe de Operaciones del Complejo de Robledo. Finalmente, en el año 2007 fue designado director adjunto y jefe de operaciones del Complejo.

    "Pero por encima de cargos y títulos, siempre me quedará la satisfacción de haber participado en la odisea espacial que dio comienzo en los años 60, pero que no tiene fin", reconoce. González Pintado además refleja que tarde o temprano, llegará un momento en la historia del ser humano en que se encontrará con una encrucijada vital: expansión hacia otros planetas habitables de nuestra galaxia o extinción.

    "Me gusta pensar que por encima de nuestras rencillas e imperfecciones, nuestra raza pervivirá unida a lo largo de miles de millones de años gracias a la exploración del espacio que dio comienzo en 1957 con el lanzamiento del satélite Sputnik en un momento histórico extraordinariamente importante para todos", concluye.

    España y el espacio exterior

    Los primeros contactos de la NASA con España se remotan al año 1951. A lo largo de décadas, España acumuló un historial de logros desde el inicio de la era espacial y desempeñó un papel fundamental ya en un sinnúmero de misiones. Esas son solo algunas:

    Fecha Lugar Nombre Misiones
    13 de septiembre de 1961 Maspalomas, Gran Canaria Centro Espacial de Canarias

    Soporte de las misiones Mercury 4; Apolo;Apolo-Soyuz; Cluster; Misiones para ESA, EUMETSAT y la agencia japonesa JAXA

    29 de enero de 1964 Madrid Robledo de Chavela

    Primera misión tripulada en llegar a la Luna; Resto de las misiones Apolo; La sonda Mars Express de la ESA; La sonda Venus Express de la ESA; Las dos naves Voyager

    14 de octubre de 1966 Provincia de Huelva Centro de Experimentación de El Arenosillo

    Campo de pruebas instrumentado para experimentación de vehículos aeroespaciales; Hasta 1994 se han lanzado desde esta base un total de 557 cohetes, principalmente del tipo Skua y Skylark (cohetes sondas) en colaboración con otros países

    27 de diciembre 1966 Localidad de Cebreros Estación de Seguimiento de Satélites de Espacio Profundo de Cebreros

    Sonda espacial Rosetta; Misión Venus Express; Apoyo a Mars Express

    27 de diciembre 1966 Fresnedillas Fresnedillas de la Oliva

    Programa Apolo; Skylab; Apolo-Soyuz; Misiones del programa STS

    1983, 1984 Zaragoza, Sevilla Base aérea en Zaragoza y la base aérea en Morón Tienen listo el operativo de seguridad para un hipotético aterrizaje de emergencia del transbordador de la NASA

     

    Tema:
    50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna (12)
    Etiquetas:
    Apolo 11, Luna, Buzz Aldrin, Neil Armstrong, NASA, espacio
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik