08:05 GMT +320 Octubre 2018
En directo
    Espacio (imagen ilustrativa)

    Astrónomos registran una intensa luz infrarroja de origen desconocido

    CC0 / Pixabay
    Espacio
    URL corto
    0 61

    El telescopio espacial Hubble halló una desconocida fuente de luz infrarroja. La zona en que se emite la extraña radiación se encuentra cerca de una estrella de neutrones, situada a unos 800 años luz del Sol.

    Un grupo de investigadores de EEUU y Turquía indica que el fenómeno tiene que ver con uno de los cuerpos celestes que forma parte del conjunto de estrellas conocido como Los Siete Magníficos.

    Se trata de las siete estrellas de neutrones con fuertes campos magnéticos que son más calientes de lo que deberían ser según su edad.

    Fue alrededor de la estrella RX J0806.4-4123 dónde se detectó la radiación infrarroja. La extensión de dicha luz es de alrededor de 200 unidades astronómicas, lo que es más del dobl que la distancia entre el Sol y Plutón.

    Los científicos destacaron que la mencionada radiación es mucho más intensa de la que pueden generar las estrellas de neutrones y concluyeron que la intensidad de la luz se debe a algún fenómeno colateral.

    Te puede interesar: Un grupo de físicos detecta la aparición de antimateria durante una tormenta eléctrica

    En este contexto, los investigadores articularon dos explicaciones posibles.

    Según la primera hipótesis, la intensidad de le luz se debe a un disco de polvo que se formó tras la explosión de la supernova.

    "La interacción entre el disco y la estrella de neutrones puede calentar la última y parar su rotación. Si la presencia del disco se prueba, esto podrá cambiar nuestra percepción de cómo evolucionan las estrellas de neutrones", comentó una de las autoras del estudio, Bettina Posselt.

    Según este escenario, una vez explotada una supernova, una parte de la sustancia vuelve a la estrella de neutrones recién formada o se pone a girar alrededor de la estrella como un disco.

    Además: Astrónomos descubren los restos de nuestra 'galaxia gemela'

    Según la segunda hipótesis, el fenómeno está relacionado con la nebulosa de viento de púlsar, un resto de supernova que es alimentado por la energía de rotación de una estrella de neutrones que emite radiación.

    "Cuando una estrella de neutrones se desplaza por el espacio interestelar a velocidades supersónicas, (…) puede producirse una onda expansiva. Las partículas aceleradas reciben radiación sincrotrónica, tras lo cual se forma la radiación infrarroja que estamos observando", explicó Posselt.

    La misteriosa radiación no es lo único que se observa en el espacio sin que los investigadores puedan explicar su procedencia. Entre otros fenómenos de origen desconocido, se destacan las ráfagas rápidas de radio, fenómeno que causa controversias.

    Por muy inexplicables que parezcan las señales espaciales y por muy extraordinarias que sean las hipótesis al respecto, en mayo, investigadores chinos ofrecieron una explicación verosímil del fenómeno.

    Los astrofísicos de la Universidad de Nankín supusieron que la fuente de las señales enigmáticas no es nada más que las llamadas estrellas extrañas o estrellas de quarks. En este tipo de estrellas, la materia existe en forma de quarks —partículas subatómicas— inestables debido a la alta densidad.

    Más sobre el tema: Científicos chinos por fin descubren de dónde vienen las 'señales extraterrestres'

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    fenómenos astronómicos, supernova, estrellas, astronomía, Hubble (telescopio), Espacio