01:22 GMT +314 Noviembre 2018
En directo
    Pierre Le Corf

    De Alepo a Idlib: un activista humanitario echa por tierra los mitos sobre la guerra en Siria

    © Sputnik /
    Entrevistas
    URL corto
    2300

    Un punto clave para el fin del conflicto sirio sería la liberación de Idlib, el último gran bastión insurgente en Siria controlado por los insurgentes. El fundador de la ONG WeAreSuperheroes comentó a Sputnik las dificultades a las que se enfrenta su liberación basándose en la experiencia que vivió en Alepo.

    "Mantengo la esperanza de que Idlib corra el mismo destino que Alepo. En Alepo fueron abiertos corredores humanitarios que le brindaban a la población la oportunidad de abandonar la ciudad, a pesar de que los terroristas los mantenían bajo sus miras y se lo prohibían a las personas bajo amenaza de muerte. Espero que en Idlib sean organizados corredores humanitarios más protegidos".

    Pierre Le Corf es un activista humanitario francés, fundador de la ONG WeAreSuperheroes, que hoy día vive y trabaja en Alepo. Hace tan solo dos años, la mayor parte de esa localidad siria se encontraba bajo control de diferentes bandos armados.

    Le Corf atestiguó la alegría que se vivió en Alepo al ser liberada después de cuatro años de lucha y espera que Idlib pronto experimente el mismo alivio.

    Liberación de Alepo

    Según recuerda, "en Alepo se abrieron corredores humanitarios. Las personas que querían salir podían hacerlo siempre y cuando no fuesen asesinados por los grupos terroristas, porque los corredores humanitarios fueron los primeros en ser atacados". Durante la ocupación del este de Alepo, los radicales tenían prohibido a los residentes abandonar la localidad. Habían anunciado una fetua —decreto islámico— que decía que todo el que pasase a las zonas controladas por el Gobierno merecía ser asesinado.

    Más: "He estado en medio del tiroteo y jamás vi prensa occidental en las zonas de conflicto en Siria"

    Alepo aún está pasando por muchas dificultades causadas por los cuatro años de ocupación. Definitivamente liberada el 22 de diciembre del 2016, aún no ha tenido tiempo para recuperarse. Durante las festividades organizadas por el primer aniversario de su liberación, la localidad fue atacada por extremistas. "La muerte… ya es algo banal, cotidiano y, lo más terrible, no nos causa ningún sentimiento", dice el activista francés.

    La vida en Alepo poco a poco va retomando su curso normal, pero la imagen que ha quedado plasmada en la memoria colectiva de la población occidental es la de muerte y destrucción. Si bien esto era una realidad palpable hace tan solo un año, la explicación de la mayoría de los medios 'mainstream' reflejaban durante los combates era muy diferente a lo que en realidad sucedía, dice Le Corf.

    "La liberación de Alepo le dio libertad a la gente, era una corriente de aire fresco. Muchas personas han dicho cosas terribles sobre su liberación, pero yo estaba trabajando en uno de los corredores humanitarios, veía las familias que llegaban del otro lado. Ahora la gente ha regresado a sus hogares, viven en sus casas, viven libres, los niños han regresado a las escuelas, la gente está tratando de reconstruir sus vidas", resume, sonriendo.

    La reconstrucción de Alepo será un proceso largo. La Gran Mezquita de Alepo, uno de los símbolos de la ciudad, erigida a principios del siglo VIII, ha quedado devastada por la guerra. El edificio principal del conocido Hospital Kindi, uno de los centros más grandes para el tratamiento del cáncer en Oriente Medio, permanece parcialmente derruido. Esto, por no mencionar muchos otros locales y zonas residenciales antes vibrantes que ahora se encuentran en ruinas.

    • La Gran Mezquita de Alepo, del siglo VIII, destruida durante la guerra civil en Siria
      La Gran Mezquita de Alepo, del siglo VIII, destruida durante la guerra civil en Siria
      © Sputnik / Ekaterina Yanson
    • Una de las calles de Alepo
      Una de las calles de Alepo
      © Sputnik / Flora Moussa
    • La Ciudadela de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      La Ciudadela de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      © Sputnik / Flora Moussa
    • Escolares sirios en la antigua Ciudadela de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      Escolares sirios en la antigua Ciudadela de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      © Sputnik / Flora Moussa
    • Tráfico en las calles de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      Tráfico en las calles de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      © Sputnik / Flora Moussa
    • Zona de Alepo devastada por la guerra
      Zona de Alepo devastada por la guerra
      © Sputnik / Ekaterina Yanson
    • Campus de la Universidad de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      Campus de la Universidad de Alepo, después de la liberación de la ciudad
      © Sputnik / Flora Moussa
    • Escolares en Alepo, después de la liberación de la ciudad
      Escolares en Alepo, después de la liberación de la ciudad
      © Sputnik / Flora Moussa
    1 / 8
    © Sputnik / Ekaterina Yanson
    La Gran Mezquita de Alepo, del siglo VIII, destruida durante la guerra civil en Siria

    Destino de Idlib

    "La liberación de Idlib será muy difícil porque todas las fuerzas de la coalición [liderada por EEUU] y los Gobiernos que han estado involucrados en la guerra hasta ahora rechazan la idea de su liberación. Porque el día que se libere Idlib será el fin de la guerra y le seguirá la liberación de zonas que están ilegalmente ocupadas al norte. Para mí, hoy ningún Gobierno, sea Francia, Estados Unidos, Reino Unido, etc., quiere que Idlib sea liberado", se lamenta Le Corf.

    El activista sostiene que las fuerzas externas mantienen como rehenes a la población de la gobernación para evitar que el Gobierno sirio recupere el control sobre ese territorio. Durante su trabajo en Alepo, Pierre Le Corf ha estado ayudando a los habitantes afectados por traumas psicológicos y, a veces, hasta físicamente, para que puedan volver a su vida normal. Ahora, teme que un conflicto por Idlib cause más daño a su pueblo.

    Controlada por terroristas del Frente al Nusra desde 2015, la gobernación de Idlib ha evitado un conflicto de mayor escala gracias al acuerdo de distensión de fuerzas pactado entre Rusia y Turquía. El documento prevé el establecimiento de una zona desmilitarizada de entre 15 y 20 kilómetros a lo largo de la línea de contacto entre las fuerzas progubernamentales y los grupos armados para el 15 de octubre, así como la eliminación de armas pesadas por parte de los insurgentes.

    Fotos: Así es Damasco en tiempos de paz

    La situación en Idlib será uno de los temas que centrará la cumbre entre los mandatarios de Rusia, Alemania, Francia y Turquía el próximo 27 de octubre en Estambul. El presidente ruso, Vladímir Putin, ha destacado al respecto que en caso de un conflicto armado por la zona, existe un peligro real de que los extremistas se expandan por los países vecinos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    terrorismo, Pierre Le Corf, Idlib, Alepo, Siria