00:15 GMT26 Septiembre 2020
En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 111
    Síguenos en

    Surcar los cielos es posible gracias a Flight Simulator 2020. Este videojuego permite sobrevolar el planeta y conocer los entresijos de la profesión de piloto. Pero, si por algo destaca, es por los gráficos dentro y fuera del avión.

    Entre los múltiples placeres que ha segado el coronavirus, hay uno que se encuentra entre los más ansiados y repetidos en cualquier conversación: viajar. El gusto de subir a un avión, un barco o un tren a cualquier rincón del mundo sin estar pendiente de virus, mascarillas o geles hidroalcohólicos. El deseo de conocer lugares nuevos y perderte más allá de las monótonas calles de todos los días.

    De momento, con la pandemia aflorando en muchos lugares y levantando las curvas en otros, la conciencia nos dice "quédate". Permanece en tu lugar de residencia y conténtate con los recuerdos de viajes pasados o la creación de planes futuros. Si necesitas algo más, puedes volar. No sentado en turista o primera, sino en la cabina del piloto. Y sin tener que ir al aeropuerto.

    El 18 de agosto, Microsoft lanzó la nueva entrega de Flight Simulator, un videojuego con el que aprender a controlar un avión. El jugador tiene la posibilidad de comandar una aeronave, tocar todos los botones y palancas de la cabina y dirigir el vuelo entre dos ciudades. El objetivo es convertirse en un piloto de primera.

    Esta franquicia nació en 1977 y tiene más de una decena de versiones a sus espaldas. Pero, si por algo destaca esta última es por su hiperrealismo. No solo dentro de la cabina del avión, sino fuera. Y es que, mediante las imágenes y datos de relieve de Bing, sistema de Microsoft parecido a Google Maps, Flight Simulator 2020 es capaz de recrear el planeta al completo. En la versión online, incluso, se simula la meteorología del lugar en tiempo real. Es decir, si llueve en Madrid, también lo hace en el Madrid virtual.

    Y, aunque no todas las regiones cuentan con la misma calidad gráfica, existen 341 ciudades del mundo recreadas de manera hiperrealista. En España, Alicante, Barcelona, Córdoba, Madrid, Marbella, Murcia, Pamplona, Sevilla, Valencia y Vigo han sido las ciudades seleccionadas. Así, con solo un mando se puede contemplar la Sagrada Familia o el Tibidabo al sobrevolar la capital catalana o rozar el madrileño distrito financiero de las Cuatro Torres.

    Más allá, el 'piloto' puede planear sobre ciudades como Roma, Bruselas, Berlín o Nueva York. Pasear al ras de los rascacielos de la Gran Manzana se convierte en una posibilidad en tiempos de pandemia.

    Y aunque no todas las ciudades del mundo se pueden recorrer de manera tan clara, tampoco se impide su visita. El jugador puede conocer metrópolis como Moscú e intuir lugares como la Universidad Estatal, la Catedral de Cristo Salvador o el Kremlin.

    También se puede viajar a Latinoamérica. A bordo de una aeronave, el espectador puede flotar sobre el barrio de Puerto Madero de Buenos Aires. También conocer el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México e incluso observar el césped del Estadio Azteca.

    La espectacularidad de los gráficos ha sido alabada por muchos usuarios de las redes sociales. Sin embargo, el punto fuerte del juego, también tiene algún que otro error. Un atento jugador se ha percatado que el palacio de Buckingham de Londres parece un bloque de pisos y no la residencia oficial de la reina Isabel II.

    Sin embargo, en estos meses en los que echamos de menos recorrer el planeta, es una alternativa al viajar. Un intento por calmar las ganas de sumar lugares a la retina en este año digno del guion de un videojuego.

    Etiquetas:
    simuladores, aviones, vuelos, videojuegos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook