En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 02
    Síguenos en

    Meghan Markle ha sido un cuestionado personaje desde que ingresó a la realeza británica, tras casarse con el príncipe Harry en 2018. Más allá de los juicios mediáticos que ha enfrentado, lo cierto es que la actriz ha dejado su marca y logrado transmitir su mensaje en defensa de los derechos humanos.

    La llegada de la actriz estadounidense Meghan Markle a la familia real más conocida del mundo no ha sido nada sencilla. Mientras la realeza británica recibía a su nueva integrante ajena al modelo aristocrático tradicional —extranjera, afrodescendiente, feminista y con una carrera profesional—, la incompatibilidad se fue haciendo visible. En menos de dos años de convivencia, la pareja de duques anunció su decisión de apartarse de la corona

    Frente a tantos episodios de diferencias intrafamiliares en los tabloides ingleses, que recuerdan a la inolvidable princesa Diana, Markle logró ganarse el corazón del público, así como la propia madre de Harry. No fueron pocas las veces en las que la duquesa foránea alzó la voz y se posicionó en pro de los derechos humanos, especialmente respecto a las mujeres. 

    ¿Quién es Meghan Markle? 4 temas que la retratan

    • Antirracismo

    Antes de ser Duquesa, Markle ya había alcanzado la fama como actriz de la serie estadounidense Suits. En 2012, además, fue una de las caras de una campaña en contra del racismo, en la que compartió su experiencia personal.

    Como mujer birracial, de madre negra y padre blanco, la actriz se sinceró con el público. "Algunas de las calumnias que he escuchado, chistes y nombres realmente ofensivos me han golpeado de una manera muy fuerte", confiesa Meghan en la grabación. 

    Allí recuerda también cuando escuchó que alguien llamaba 'nigger' a su mamá (término despectivo para llamar a los negros en Estados Unidos), lo que le resultó doloroso y traumático, según dice. 

    "Espero que para cuando tenga hijos, la gente sea más abierta a cómo están cambiando las cosas y que [entiendan] que un mundo mixto es algo bueno. Estoy muy orgullosa de mi herencia por ambos lados. Estoy muy orgullosa de mi origen y de mi destino", concluye. 

    • Equidad de género

    A mitades de julio Markle fue una de las invitadas especiales de la Cumbre Girl Up (Mujer arriba traducido al español) para hablar acerca de la lucha por la equidad de género y la necesidad de generar un cambio social sobre esta problemática.

    Entre las invitadas del evento se encontraba la abogada y ex primera dama de EEUU Michelle Obama, con quien mantiene una estrecha relación.

    "¡El presente es femenino! Pero no te quedes solo con nuestra afirmación. ¡Escucha a Meghan Markle, consejera de Sussex para las líderes mundiales niñas cuando suba al escenario en la Cumbre de Liderazgo 2020 @GirlUp!", rezaba el evento. 

    ​Girl Up es una iniciativa que trabaja con 65,000 niñas a través de 3,500 clubes en casi 120 países, 50 en Estados Unidos, para inspirar a una generación de mujeres jóvenes a ser "una fuerza para la igualdad de género y el cambio social", según su sitio web .

    • Trabajo voluntario 

    Aunque la familia real borró de su página oficial grandes fragmentos de la biografía de Meghan Markle que hacían referencia a su labor voluntaria, la versión anterior contaba acerca de su trabajo en un comedor de beneficencia en el que trabajó de forma honoraria desde los 13 hasta los 17 años. 

    La biografía de antes ilustraba: "Desde una corta edad, la duquesa tuvo gran interés y conciencia acerca de las problemáticas sociales y participó activamente a través de trabajo comunitario".

    "A los 11 años, hizo una exitosa campaña para que un aviso publicitario de televisión cambiara su lenguaje sexista para vender detergente líquido. Además, fue voluntaria en un comedor en Skid Row, Los Angeles, desde los 13 a los 17 años". 

    • La discreción que sorprendió y molestó a la Realeza

    Markle y su esposo, el Príncipe Harry, decidieron en 2019 que ella no daría a luz a su bebé, Archie, en Ala Lindo, la zona privada del St Mary's Hospital en Londres, tradición de la realeza desde hace 40 años. En cambio, lo hizo en el hospital NHS Frimley Park, en Windsor, donde vivían entonces. 

    Aunque fue un golpe fuerte para la familia, el posterior bautismo de Archie los sorprendió aún más: una pequeña ceremonia de 5 invitados, sin revelar los nombres de los padrinos y con fotos escogidas para difundir por la prensa. Una vez más, Markle demostró que la ostentación y exposición pública no son de su interés. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook