17:52 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Una bolsa en China

    China y la guerra económica de EEUU, una lucha que tiene sentido solo para uno de los dos

    © AFP 2019 /
    Economía
    URL corto
    152
    Síguenos en

    El colaborador científico adjunto del Instituto de Estudios Financieros de Chongyang de la Universidad Remnin de China, Liu Dan, ha explicado por qué la guerra comercial con EEUU no afectará al desarrollo económico de China, y ha ofrecido un análisis de la situación económica actual.

    Desde que empezó la crisis económica mundial en 2008, muchos analistas pronosticaron el colapso de la economía china. A pesar de ello, hasta el momento no hubo tal colapso, y de hecho el producto interno bruto sigue creciendo. No obstante, ahora ha aparecido una nueva amenaza para la economía china: la guerra comercial contra EEUU. Algunos analistas económicos anuncian que esta vez la economía china sí se verá gravemente afectada, pero Liu Dan ha explicado a Sputnik por qué esto no va a ser así.

    Según cuenta el experto chino, el argumento principal de dichos analistas es que la guerra comercial con EEUU puede privar a China de una considerable parte de sus ingresos de exportación. Como prueba de ello mencionan la declaración del presidente de la República Popular China, Xi Jinping, sobre la necesidad de aumentar la demanda interior frente a la incertidumbre política y económica exterior.

    Sin embargo, Liu Dan ha declarado que "no se debe sobrevalorar el impacto de las discrepancias comerciales entre China y EEUU. Todos los ajustes económicos que se están llevando a cabo en China tienen por objetivo erradicar los desequilibrios estructurales, puntos débiles que son característicos de la economía china. China está luchando contra sus problemas internos… el conflicto comercial con EEUU es tan solo un catalizador de estos cambios, y de todos modos, China los llevaría a cabo incluso si tal conflicto no tuviera lugar".

    Lea también: "La guerra comercial entre EEUU y China socava la confianza mutua"

    Es cierto que las discusiones sobre la necesidad de aumentar la calidad del crecimiento económico de China tuvieron lugar mucho antes del inicio del conflicto comercial con EEUU. Esta necesidad proviene de los tres problemas principales de la economía china: una excesiva masa fiduciaria, contaminación ambiental y la brecha entre los ricos y los pobres.

    El camino que el Gobierno chino planea tomar para solucionar estos problemas es promocionar un crecimiento saludable y tecnológico.

    China entiende que la base de la competitividad contemporánea es la posesión de tecnologías innovadoras. Casi nadie podrá negarse a la colaboración con un país líder en el ámbito de las innovaciones, a pesar de posibles conflictos. Así que es necesario actuar con decisión en cuanto a las innovaciones, subrayó el experto.

    El plan parece simple, pero hay una serie de retos que el Gobierno chino tendrá que superar para llevarlo a cabo con éxito. Hay que abandonar el modelo de crecimiento económico basado en la exportación e inversiones masivas, pues ya superó sus límites. Por ello, hay que centrarse en un desarrollo económico cualitativo y no cuantitativo. Es un paso lógico para empezar a alejarse de la exportación como medio de ingresos principal, pero hay que mantener un determinado balance. Liu Dan ha explicado que "la desaceleración del ritmo de crecimiento no debe ser demasiado brusca, ya que podría provocar una subida en los niveles de desempleo y disminuir los ingresos per cápita".

    También te puede interesar: China resiste el envite de la batalla comercial

    Tal y como cuenta el experto, la fuente principal de innovación será el consumo interno, no la exportación. Por suerte, las tendencias actuales están ayudando mucho en este aspecto. La generación de los llamados 'millennials' — jóvenes nacidos en las últimas dos décadas del siglo XX—, tiene unos valores distintos que están más orientados al consumo, y menos a los ahorros. Junto con los 'millennials', son tres factores los que contribuirán al crecimiento económico desde esta perspectiva: créditos, creación de nuevos puestos de trabajo y superación de la pobreza.

    A pesar del hecho de que en los últimos años el volumen total de préstamos de consumo en China ha estado creciendo a un ritmo trepidante, según los datos de la compañía Haitong Securities, dicho volumen sigue estando por debajo de tales países desarrollados, como EEUU, el Reino Unido, los países de la eurozona y Japón. Además, apunta el experto, "las autoridades han tomado la situación bajo control, y en 2017 éste índice ha empezado a bajar". En cuanto a los demás factores, en los últimos cinco años se han creado anualmente una media de 13 millones de puestos de trabajo, y 68 millones de personas han superado la línea de la pobreza.

    Como resultado de todo ello, Liu Dan asegura que dos tercios de la economía china se han dedicado al consumo interno. Por lo cual, las relaciones comerciales con EEUU no afectarán a la economía china, y el país contará con sus propias fuerzas para seguir desarrollándose.

    Además:

    Conflicto comercial entre China y EEUU: empieza la "gran batalla por la influencia global"
    Guerra comercial: Trump deja ver la debilidad de EEUU
    Japón y América Latina pueden convertirse en socios de China en la guerra comercial contra EEUU
    EEUU quiere castigar a China por hacerse un hueco en el mercado estadounidense
    La Comisión Europea, alarmada por la guerra comercial de EEUU y China
    Etiquetas:
    guerra comercial, guerra económica, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik