07:28 GMT +322 Septiembre 2017
En directo
    Presidente de China, Xi Jinping, la canciller de Alemania, Angela Merkel

    Alemania declara la guerra económica a China

    © REUTERS/ Wolfgang Rattay
    Economía
    URL corto
    129820838

    El Gobierno de Alemania impuso barreras contra las inversiones chinas tras reforzar el control de las autoridades en sectores estratégicos de su economía, informa el periódico El Confidencial.

    Berlín ha sido el primero en actuar. El Gobierno de Angela Merkel aprobó un decreto que refuerza el control de las inversiones procedentes de fuera de la UE en sectores estratégicos.

    Según la fuente, el primer país que se verá afectado por estas medidas será China, país al que acusan de manera indirecta de violar las condiciones de competencia al financiar con dinero público a sus empresas. Las restricciones fueron adoptadas a pesar de que China y Alemania forman parte de una alianza contra la política proteccionista de Donald Trump.

    Entre los sectores claves para Berlín se encuentran las redes eléctricas, las centrales nucleares, los suministros de agua, las redes de telecomunicaciones, los hospitales y aeropuertos.

    El objetivo que persigue el Gobierno alemán es ganar más tiempo —de dos a cuatro meses— para analizar las ofertas de compra de empresas localizadas fuera de la UE.

    Le puede interesar: Los planes del hombre "más peligroso" para la economía mundial

    Con la nueva norma, la compra de más del 25% del paquete accionario de una empresa alemana por parte de inversores extranjeros o de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por sus siglas en inglés) puede ser revisada por el Ministerio de Economía, que analizará si se pone en riesgo la seguridad del país.

    "Seguimos siendo una de las economías más abiertas del mundo, pero también velamos por que las condiciones de la competencia sigan siendo justas", dijo la ministra de Economía, Brigitte Zypries.

    Por su parte, Angela Merkel, la cual se reunió el 13 de julio con su par francés y el consejo de ministros franco-alemán en París, se mostró abierta a impulsar reformas en la política económica de su país hacia Europa; no obstante, es poco probable que pueda concretar algún cambio antes de las elecciones parlamentarias que se celebrarán en Alemania el próximo septiembre.

    Francia y Alemania son los países más preocupados por las compras de empresas locales, en particular por parte de compañías chinas.

    Lea más: París vs. Pekín: Francia se une a EEUU contra China

    "Soy favorable a que haya inversiones chinas, asiáticas, americanas, africanas (…), pero es legítimo tener mecanismos de control cuando estas inversiones se hacen en sectores que son estratégicos", apuntó por su parte el presidente galo, Emmanuel Macron.

    Además:

    El líder chino llama al G20 a fomentar la coordinación de la política macroeconómica
    Alemania, lista para responder a las 'acusaciones económicas' de Trump
    Guerra comercial: ¡todos contra todos!
    Líderes de China y del Reino Unido examinan vías de cooperación en la cumbre del G20
    Los objetivos de la primera base militar china en el extranjero
    Francia critica la creciente brecha entre Alemania y los países endeudados de la UE
    Etiquetas:
    economía, Angela Merkel, Alemania, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik