En directo
    Deporte
    URL corto
    Por
    0 40
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El torneo de tenis de Roland Garros ya es una realidad, incluso con público en las tribunas, sin embargo su desarrollo en este momento del año, con frío en París, cambia las condiciones de juego y genera polémica, tanto como el uso de las nuevas pelotas Wilson que estrena la lid.

    El segundo Grand Slam del año se juega siempre entre finales de mayo y principios de junio, cuando el clima de París es delicioso y solo algún aguacero interrumpe las acciones. Pero la aparición en Europa del nuevo coronavirus obligó a posponer su realización para los finales de septiembre y los primeros días de octubre.

    Para entonces, ya en pleno otoño, el clima ha cambiado mucho en la llamada Ciudad luz. La humedad y el frío generan una reacción diferente en la superficie de arcilla sobre la cual se desarrolla la lid, una situación que criticaron algunos de los jugadores, pero que elogiaron otros.

    Encima, la organización opta por primera vez por unas pelotas Wilson, a las cuales algún jugador catalogó como pesadas piedras.

    Nadal lo ve todo difícil

    El jugador que más aval ha sacado de las pistas de Roland Garros y su máximo ganador histórico, el español Rafael Nadal, declaró la semana anterior que será muy complicado jugar en París, por las condiciones extremas de frío y humedad, además de por las nuevas pelotas introducidas por los organizadores.

    El declaraciones al diario español AS, el campeón defensor, que debuta este 28 de septiembre ante el bielorruso Egor Gerasimov, lamenta las condiciones de juego, las cuales cambian mucho de una época a otra del año, aunque sabe que son iguales para todos los jugadores.

    Después de caer ante en el Master 1000 de Roma ante el argentino Diego Schwartzman, el número dos del mundo continuó su preparación para el segundo Grand Slam del año, que esta vez será tercero, y de pronto se apareció con unas declaraciones en las cuales deja entrever que el camino a su décimotercer título luce más que complicado.

    El español adujo que el frío y la humedad conspirarán contra su juego, muy diferente a lo acontecido en Roma, donde el clima era perfecto, aunque advirtió que intentará superar los obstáculos cada día e intentar competir a su mejor nivel, por un grupo donde se encontrará con varios de los mejores jugadores del momento camino a una hipotética final.

    ​La pelotas no escaparon a las críticas del actual campeón: "Practiqué con estas bolas en Manacor, con calor iban lentas. Para mí no es la bola correcta para jugar en tierra. Las condiciones van a ser peores, acepto el reto, pero la organización tiene que revisar esto, porque las bolas pueden ser peligrosas para los codos y los hombros. Deben tomar nota. Necesito tener el mejor feeling posible, con la ambición y la motivación correctas".

    Pese a todo, advirtió que no estaría en el torneo si cree que no tienen chances de pelear por llegar a la final y ganarla, lo cual, de ocurrir, le permitiría igualar al suizo Roger Federer, ausente esta vez, como los máximos ganadores de Gand Slam con 20 títulos cada uno.

    Medvédev con ventajas

    El ruso Daniil Medvédev no es de los que cree que las pelotas y el tiempo lo vayan a perjudicar en las pistas de Roland Garros. Tal vez lo dice porque la edición de 2020 no puede ser peor para él que las tres ediciones anteriores en las cuales participó sin conseguir ganar un partido.

    Tres veces se presentó el moscovita en la capital francesa y en cada una de ellas se fue después del primer partido, sin embargo esta vez espera que sea diferente, y contrario a lo que piensan muchos, espera sacar ventaja de la humedad y el frío.

    Si la pelota no bota mucho, por el frío y por el peso que algunos le achacan, eso beneficiará mi juego plano, que puede ser más efectivo y me permitirá llegar más lejos, dijo el cuarto cabeza de serie poco antes de arrancar la competición y después de haber tenido una buena actuación en el torneo de Hamburgo.

    "A mí esta bola me gusta mucho, siento que se adapta perfectamente a mi tenis, puede reforzar mucho mi estilo de juego. Es difícil decir algo así antes de haber jugado un partido oficial, no sé, quizá mi sensación cambie, pero desde luego, por lo que he podido entrenar, esta bola me satisface enormemente", dijo en conferencia de prensa antes de presentarse al torneo, en el cual debuta ante el húngaro Marton Fucsovics.

    Otras polémicas

    Las primeras fechas de la lid dejaron otras polémicas, entre ellas una generada por la bielorrusa Victoria Azarenka, quien se quejó repetidamente ante la juez por el frío que hacía en la pista durante su partido ante la montenegrina Danka Kovinic.

    • Victoria Azarenka, tenista bielorrusa en el torneo de tenis de Roland Garros
      Victoria Azarenka, tenista bielorrusa en el torneo de tenis de Roland Garros
      © REUTERS / Christian Hartmann
    • Victoria Azarenka, tenista bielorrusa en el torneo de tenis de Roland Garros
      Victoria Azarenka, tenista bielorrusa en el torneo de tenis de Roland Garros
      © REUTERS / Christian Hartmann
    1 / 2
    © REUTERS / Christian Hartmann
    Victoria Azarenka, tenista bielorrusa en el torneo de tenis de Roland Garros

    Vengo de Florida —en referencia al lugar de Estados Unidos donde vive— y no puedo permanecer en este lugar con este frío, reclamó la finalista del US Open, quien al final se marchó a los camerinos, pese a lo cual regresó a la cancha y ganó el partido para avanzar a la siguiente ronda.

    La lid, además, estuvo marcada por la polémica desde antes del inicio, porque los organizadores dejaron fuera tanto a los jugadores con coronavirus, como a otros que dieron positivo los entrenadores.

    Uno de los apartados del cuadro fue el español Fernando Verdasco, quien dio positivo, pese a habérsele detectado el COVID-19 unos meses antes. El jugador pidió una segunda prueba y le negaron el derecho y le ratificaron su exclusión del torneo.

    Poco después se realizó dos nuevos exámenes por su cuenta, los cuales dieron negativo, y pese a que los organizadores habían dado marcha atrás con algunos casos, a Verdasco no se le permitió ingresar al cuadro de competidores, lo cual generó malestar en su entorno y críticas en las redes sociales y los medios.

    Pese a todo, ya el torneo es una realidad y la presencia de público en las tribunas, aunque no como en ocasiones anteriores, constituye un aliciente para los seguidores del tenis.

    Etiquetas:
    pelota, tenis, Roland Garros, Rafael Nadal, Daniil Medvédev
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook